Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes diciembre 9, 2022

La realidad virtual de Obama


La visión idealista del Presidente ignora la tradición árabe de tiranía y violencia política

Yoram Ettinger

Ynetnews

21.05.11 / Israel Opinion

obamaaipacEl 2 de noviembre de 2010, el electorado de EE.UU. decidió que el Presidente Obama estaba separado de la realidad nacional y, por lo tanto, le asestó al Partido Demócrata una devastadora derrota en las legislaturas federal y estatales, así como también en las elecciones a gobernador. En su discurso del 19 de mayo de 2011 sobre Medio Oriente, el Presidente demostró estar también separado de la realidad de Medio Oriente.

El Presidente Obama está decidido a introducir la democracia en los países árabes, a pesar de sus 1.400 años de sistématica trayectoria de tiranía, terrorismo, violencia política, incertidumbre, volatilidad y traición. Prefiere la realidad virtual de la «Primavera Árabe», en lugar de lidiar con la realidad de Medio Oriente del «Tormentoso Invierno Árabe». Por lo tanto, ve los sísmicos eventos que se balancean en la región como «una historia de libre determinación» y está convencido de que «la represión no va a funcionar más».

La realidad virtual de Obama lo lleva a comparar la violencia de la Calle Árabe con «el desafío de los patriotas de Boston que se negaron a pagar impuestos a un rey, o con la dignidad de Rosa Parks cuando se sentó valientemente en su asiento. «¿¿¿Los dos millones de egipcios que se reunieron en la plaza Tahrir de El Cairo, aclamando a Kardawi Sheikh, un alto líder de la Hermandad Musulmana, están siguiendo los pasos de Patrick Henry y Martin Luther King???

El presidente Obama ofrece aliviar a «una sociedad democrática egipcia» de hasta $1 mil millones de la deuda y canalizar miles de millones de dólares a Egipto y Túnez, «la vanguardia de esta ola democrática…, (que) puede establecer un poderoso ejemplo a través de elecciones libres y justas, una sociedad civil dinámica, responsables y eficaces instituciones democráticas y un liderazgo regional responsable». Espera el flujo de ayuda para generar comercio, espíritu empresarial y economía de libre mercado. Sin embargo, resta importancia a la ausencia de una infraestructura adecuada de valores y educación en el Medio Oriente árabe, que es un requisito previo para la democracia y una economía de libre mercado.

En su discurso, Obama ha optado por ignorar las claras y actuales amenazas para los intereses económicos y de seguridad nacional de EE.UU. – como la nuclearización de Irán y el terrorismo islámico – mientras que los «Árabes de la Montaña Rusa» corren incontrolables y Rusia y China profundizan su penetración en Medio Oriente. Además, EE.UU. está a punto de retirarse de Irak y Afganistán, lo que podría ser aprovechado por regímenes criminales, exacerbando la violencia, inestabilidad e incertidumbre regionales.

En febrero de 2010, el presidente Obama nombró a un nuevo embajador en Damasco – tras cuatro años de ausencia diplomática – «porque Assad podría desempeñar un papel constructivo en Medio Oriente». En cuanto al realismo en Medio Oriente…

Como venado encandilado

 

Los líderes del Golfo Pérsico están traumatizados por la amenaza iraní, por la agitación interna y por un potencial «terremoto» iraquí, después de la retirada de EE.UU., independientemente de la cuestión palestina. Otros líderes árabes están temblorosos frente a la letal turbulencia nacional, que es totalmente ajena a la cuestión palestina, al conflicto árabe-israelí o a la existencia de Israel. Sin embargo, Obama está convencido de que «el conflicto entre israelíes y árabes ha arrojado una sombra sobre la región».

Al igual que un venado encandilado, el presidente estadounidense está pegado al «protector de pantalla» palestino. Está convencido de que el conflicto árabe-israelí y la cuestión palestina son la principal causa de la turbulencia de Medio Oriente, la joya de la corona de la formulación de políticas árabes y una de las causas centrales del terrorismo islámico contra EE.UU.

Por lo tanto, no tiene en cuenta la amplia popularidad de Bin Laden y Saddam Hussein en la calle palestina, la presencia de terroristas palestinos en Irak y Afganistán, los antecedentes de Abbas en la subversión y el terrorismo íntra árabes y la educación para el odio antisemita, anti-Israel y anti-EE.UU. en la educación, los medios de comunicación y el clero, controlados por Abbas,

Obama también hace caso omiso del terrorismo palestino sin precedentes, disparado por el Acuerdo de Oslo, por la iniciativa israelí de establecer la Autoridad Palestina y por la retirada israelí de toda la Franja de Gaza y del 40% de Judea y Samaria.

 

Obama presiona al estado judío para la partición de Jerusalem y para retirarse a los 15-25 kilómetros de ancho de las líneas anteriores a 1967, haciendo caso omiso de los precedentes que documentan que el conflicto palestino-israelí nunca ha sido sobre el tamaño – sino sobre la existencia – del Estado Judío. Por lo tanto, Obama radicaliza las expectativas y demandas palestinas, alejándolas de – y sustituyéndolas en – la mesa de negociación, y les señala a los palestinos que el terrorismo es recompensado. Al hacerlo, pierde el papel de un intermediario honesto.

La posición del presidente Obama está en desacuerdo con la mayoría del pueblo estadounidense y la mayoría de los Demócratas. Está desfasado de la mayoría de los senadores y representantes, quienes están facultados para iniciar, bloquear, suspender, modificar y dar vuelta la política. Por lo tanto, el plan de Obama no se implementará, a menos que el Estado Judío pierda su importante base de apoyo estadounidense, sometiéndose a la presión de un presidente relativamente débil, que está perdiendo rápidamente la «bonificación Bin Laden», y que cada vez requiere de la cooperación del Congreso con el objeto de ser reelegido.

De hecho, fue la presión de los Demócratas del Congreso lo que obligó a Obama – en contra de su visión del mundo – a declarar en su discurso que “acciones simbólicas para aislar a Israel en la ONU en septiembre, no van a crear un estado independiente». En otras palabras, EE.UU. no tolerará un tsunami palestino en la ONU en septiembre.

http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4071786,00.html

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

DifusionÑ www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.