Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo octubre 13, 2019
donativo

Un secuestrado y mil delincuentes


Bien por la liberación del joven soldado Guilad Shalit. Mal por el dudoso ejemplo que representa pactar el fin del secuestro de un hombre joven que solo ha cometido el «delito» de servir a su país en el ejército, a cambio de mil convictos de delitos, algunos de sangre. Y conste que no es fácil tomar semejante decisión, seamos justos.

No obstante, cualquier análisis sobre el final del secuestro conduce al pesimismo por cuanto los delincuentes palestinos liberados y sus seguidores y secuaces lo van a recibir como un éxito, esta chusma ya sabemos cómo entiende estas cosas, seguro que no de forma normal, no son normales. Y la familia Shalit se merece tener en su casa y volver a ver y abrazar a su hijo, en particular la madre que seguro es la que más ha sufrido esta irregular situación. Y de paso la sociedad israelí que padece como propia esta aberrante situación que duraba más de cinco años

Sin embargo todavía quedan flecos por descubrir en todo este asunto, porque donde hay luces, suele haber sombras.

Occidente recibe con alborozo y esperanza de futuros acuerdos de paz semejante transacción. Como si se abriese un portillo por donde ir metiendo una manera de entender la paz que ignora la parcela que más miman sus sociedades: Los derechos humanos. No cuenta hoy si al transgredirlos se rompe la baraja y el juego «democrático» normal.

Aquí se han conculcado todos los criterios éticos que dan cimiento a los estados que respetan los derechos humanos. Algunos argumentan que se han violado por ambas partes. Falso de toda falsedad. Aquí solo hay mil delincuentes palestinos, algunos de ellos con graves delitos de sangre a sus espaldas, que regresan a sus casas gracias a la retención ilegal de un solo soldado vulnerando todo el derecho internacional al respecto.

Aquí se ha mantenido por cinco años una situación que en cualquier sociedad occidental se habría rechazado por inmoral. Pero como el escenario es el conflicto israelo-palestino, cualquier anomalía es recibida como «parte-de-un-conflicto-de-largo-recorrido», toda una declaración que justifica la perversión que supone aceptar un chantaje y recibirlo como legítimo.

Aquí se excarcelan mil malhechores que con total garantía buscarán derramar sangre inocente a la menor ocasión que se les presente, algo que siempre han hecho porque no otra cosa saben hacer. Mientras el soldado Shalit, regresará a su familia, casa, amigos, para retomar una vida que le ha sido arrebatada en los últimos cinco años, alejándose de las armas y tratando de restañar las heridas psicológicas de tan largo cautiverio.

Aquí se valora «positivamente» la necesidad de «descargar» las prisiones israelíes – llenas de este tipo de gentuza – de «milicianos» palestinos «injustamente detenidos», lo cual es un paradigma inmoral en sí mismo porque se rebaja la categoría que representa luchar con métodos terroristas para sacar provecho ilegítimo. Hablamos del secuestro del soldado: Un hecho indecente e inmoral. Cualquier otra valoración es degradar la verdad de lo que se ha vivido durante cinco años.

Como se dice en España, «bien vale quedarme tuerto si mi enemigo queda ciego» o, «hemos hecho un pan con tortas». Bueno por una parte, malo, pernicioso por otra, grave dilema para el Gobierno, el pueblo, la nación de Israel. Veremos pronto las consecuencias de todo esto, porque estos, los delincuentes palestinos de Hamás, Brigadas, etc y sus acólitos, festejan cualquier éxito por indecente que sea. Comen basura, segregan basura, son basura.

 
Comentarios
Ana Raquel Nuta

Ya he dado mi opinión en diferentes medios que dieron esta noticia y para quienes me conocen saben que, mi opinión nunca fué favorable a este canje de Shalit por 1000 delincuantes, algunos condenados a cadena perpetua…Pero comprendo la situación de este joven y de su familia, quines tienes derecho a disfrutar de ese hijo, amigo, hermano,…
Simplemente dejo sentada mi opinión que, el precio es muy caro, por el mensaje que deja a los llamados palestinos….

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.