Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 4, 2019
donativo

Deber de conciencia


idf-mujer

Me llamo Ragda Geraisy, soy una cristiana de 18 años de Nazaret Illit. Campeona israelí en lanzamiento de jabalina, martillo y disco, que aun sueña con llegar algún día a las olimpíadas. Mientras tanto voy a concretar otro sueño, no menos importante: alistarme en el Ejército para la Defensa de Israel (EDI).

El miércoles próximo me enrolaré en la oficina de administración, y como parte de mis funciones seré responsable del alistamiento de los jóvenes provenientes de las comunidades cristianas. Habrá quienes se sorprendan, pero para mí es algo sumamente natural. Vengo de una casa en la cual todos sirvieron en el ejército, y cuando en mi infancia veía a mi padre regresar a casa con el uniforme, durante su servicio como oficial en la división Golani, sabía que así sería también mi futuro. De mi padre aprendí lo que significa lealtad al estado y voluntad de servicio.

Para la Miembro de la Knesset (MK) Janin Zuabi, mi alistamiento y el de mis amigos pareciera ser un paño rojo. Hace algunas semanas ella le envió una carta a nuestro patriarca, el Padre Gabriel Nadaf, en la cual decía en líneas generales: “tienes prohibido incentivar a los cristianos a alistarse en el EDI. Te quitaremos la sotana.” Cuando vi la carta, me puse furiosa e iracunda. Para mí, en el momento que ella decidió enfrentar a nuestro sacerdote, ella traspasó una línea roja. Está claro que no se hubiese atrevido a escribir algo similar a otra congregación, como por ejemplo a los beduinos o a los drusos, ¿entonces por qué justamente a los cristianos? No tiene ningún derecho a hablar en nuestro nombre.

He decidido utilizar la voz de la democracia y escribirle a la MK Zuabi una réplica mordaz, para que no hable en nuestro nombre y no nos defina como palestinos. Nosotros somos cristianos de habla árabe. No soy árabe, sino israelí: una cristiana israelí orgullosa. Así como los drusos no son árabes sino israelíes – igualmente nosotros.

Zuabi se representa sólo a sí misma. Ella no puede hablar en nuestro nombre, así como no puede hacerlo en nombre de los beduinos y drusos de Israel. Hay entre nosotros un abismo ideológico: yo soy de derecha, y ella es de izquierda. Por lo tanto el único factor en cuyo nombre puede hablar, es de ella misma.

No somos palestinos y ellos no nos interesan; somos cristianos israelíes cubiertos de azul y blanco (colores de la bandera de Israel – N. del T.) en el alma y el corazón. Si Zuabi se opone a que los cristianos se alisten en el EDI, entonces que quede muy claro: ni ella ni ninguno de los MK árabes construirán aquí nuestro futuro, ni nos darán derechos como lo hace nuestro estado, el Estado de Israel. Los cristianos en Israel viven como en cualquier otro país, incluso si algunas veces sufren persecuciones de grupos radicales – tantos judíos como árabes.

Casi toda mi familia sirvió en el EDI, a pesar que no tenían obligación de hacerlo, y también los de mi generación se alistarán en los próximos días a las fuerzas de combate. El alistamiento al EDI está en nuestra sangre. Estamos obligados a servir a nuestro país. Sí, NUESTRO. En los últimos días, desde que escribí la carta, recibí un gran apoyo. En primer lugar, por parte de los miembros del foro pro alistamiento de los jóvenes cristianos, que me llamaron y me apoyaron diciendo que todos se enorgullecen de mí. Pero también he recibido apoyo de personas ajenas al foro y de judíos que me expresaron su orgullo y me felicitaron por lo que escribí. Yo también estoy orgullosa de ellos. Yo sé que mi padre está muy orgulloso de mí, y también mi madre, aunque ella se muestra un poco preocupada, como toda buena madre cuyo hijo se alista. Zuabi, en cambio, no respondió.

Por otra parte, tengo muchos amigos musulmanes que se alistaron en el EDI que me apoyan y se enorgullecen de mí. Entiendan una cosa, quienes alborotan y se manifiestan contra el estado de Israel son los políticos árabes extremistas, como Janin Zuabi. Ellos dicen ser palestinos. Y yo digo: ¡Excelente!, ¿Uds. son palestinos? Váyanse a Gaza, seguramente allí los recibirán con alegría. Si Uds. viven en esta tierra, en el estado de Israel, entonces deben ser israelíes y servir en el EDI. Así como yo soy israelí, al igual que mi familiares y amigos, que esperan que me aliste para que los aliste también a ellos o para que los acompañe a la Oficina de Enrolamiento y los ayude, como lo hice muchas veces en el pasado.

Los árabes que viven en Israel y que se ven a sí mismos como palestinos quieren conquistar el Estado de Israel. Ellos pretenden incluir a los cristianos entre ellos para que EEUU y los demás países del mundo lo vean como un acto de discriminación, pero la realidad es diferente. No somos débiles, nosotros vamos a defender lo nuestro y hablaremos en voz alta para decir nuestra verdad: estamos orgullosos de servir en el EDI.

Yo no tengo ninguna duda de que cada ciudadano de Israel debe aportar al estado, ya sea a través del servicio en el EDI o a través del servicio civil nacional. También los árabes y los ortodoxos judíos deben alistarse a mi entender. No se puede recibir derechos sin aportar. A quien no quiere alistarse, yo le digo: el ejército los defiende. Si el EDI no existiese, no habría estado, y Uds. son habitantes del estado y por eso deben aportarle, así como él (estado) les aporta y los defiende.

Yo estoy orgullosa del Padre Gabriel Nadaf, que incentiva a los jóvenes de la congregación a alistarse. Estoy orgullosa de sus actos y de su camino, y espero y deseo que siga por la misma senda. Al igual que él, yo también activo en el foro de la comunidad cristiana en Israel, y frases como la de Zuabi sirven para alentarme y hacer todo lo posible para alistar a los miembros de mi congregación.

En Israel no esperan que nos alistemos. Estamos exentos de ello, y para servir en el EDI debemos pedir un permiso especial. A pesar de ello, yo no tenía ningún tipo de dudas al respecto. Y tal como yo, hay 650 jóvenes cristianos que se alistan en el EDI o en el servicio civil cada año.

Hace ya varios años, me dirigí a la oficina de alistamiento y pedí enrolarme, y hace como un año me llego el primer llamado. Hay muchísimos cristianos que se alistan en el EDI, pero temen por sus familias y por ellos mismos. En Nazaret, por ejemplo, la mayoría de los soldados regresan (de las bases militares N del T) vestidos de civil y no con uniforme, porque temen de los opositores. Nosotros, todos los alistados y los futuros reclutas, queremos cambiar esta situación. Nosotros queremos que los ciudadanos de Israel –árabes, cristianos o judíos, pueden entrar en su ciudad o aldea con sus uniformes y orgullosamente. Nosotros no nos avergonzamos de servir a nuestro país, por el contrario: estamos orgullosos de ello. Este es nuestro país, somos sus habitantes, es lo más natural.

No pretendo convertirme en la vocera de la congregación, pero estoy orgullosa de este lugar porque me siento parte del estado, completamente israelí. Dios mediante, después que me case, alistaré también a todos mis hijos, y como madre continuaré alentando a los cristianos a alistarse en el EDI. Este es mi país, que me apoya, y lo que más amo de él es la democracia, que no hace diferencias entre árabe, cristiano o judío. Todos somos iguales, excepto los extremistas.

Yo no entiendo a los extremistas que reciben todo del estado, e igualmente lo traicionan. Afortunadamente, en Nazaret Illit, no hay extremistas. Es un lugar donde todos juntos –árabes, cristianos y judíos- son una familia que van de la mano.

Tengo también amigos árabes israelíes a quienes quiero. Y ellos me alientan continuamente y se enorgullecen de mí, y todos publicaron en facebook mi alistamiento, que fue publicado en “Yediot Ajaronot”. Hay también beduinos que me apoyan y dicen que están de mi lado en cada paso.

En los últimos días mi publicidad ha tenido gran repercusión, tanto en los medios árabes como entre mis amigos. Y a pesar que ha habido algunos comentarios negativos, no temí en ningún momento. Si hubiese tenido miedo, no habría hablado. No le temo a nadie. Este es un estado democrático, y así como Janin Zuabi utiliza la democracia para agitar y azuzar, yo también puedo utilizar la democracia para responderle y para ayudar a mis amigos a enrolarse.

Yo y mis amigos amamos el azul y blanco y como cristianos que somos nos enrolaremos en el EDI y serviremos al estado por muy mal que le pese a Zuabi.

Publicado el día 06/07/2013 en el suplemento “24 horas” del periódico “Yediot Ajaronot” pág 6 y 8.
Del hebreo: Ariel Seiferheld

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.