Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes octubre 22, 2019
donativo

Hamas Se Prepara para la Guerra mientras Abbas Habla de Paz


hamas1

El acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamas no ha tenido ningún efecto moderador sobre el movimiento islamista. Por el contrario, Hamas parece dirigirse hacia un mayor extremismo, y sus recientes acciones y declaraciones muestran que se está preparando para la guerra contra Israel, pese a las garantías de Abbas de que el nuevo gobierno rechazaría la violencia.

El ex primer ministro de Hamas, Ismail Haniyeh, anunció esta semana que, en la Margen Occidental, la Intifada contra Israel ya ha comenzado.

Como en años anteriores, los campamentos de verano se están utilizando para entrenar a los escolares palestinos en la guerra de guerrillas.

Hasta ahora Abbas no ha condenado a sus socios de Hamas por amenazar con disparar cohetes contra Israel. Al igual que muchos en la comunidad internacional, Abbas sigue enterrando su cabeza en la arena, al negarse a ver lo que sus socios de Hamas están tramando.

Mientras el Presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, sigue hablando acerca de su compromiso con el proceso de paz y la coordinación de seguridad con Israel, sus nuevos socios en el «gobierno de consenso nacional», Hamas, parecen estar preparándose para la guerra contra el «enemigo sionista».

Por primera vez, Hamas ha optado por no evitar que otros grupos palestinos lancen cohetes contra Israel desde la Franja de Gaza. Hasta hace poco, Hamas se había movido para impedir que la Jihad Islámica y otros grupos terroristas lancen cohetes contra Israel, para evitar una represalia israelí.

Hamas no lo hacía porque cree en el proceso de paz con Israel o se opone a dañar a civiles inocentes. La única razón por la que Hamas hacía un esfuerzo para detener los ataques con cohetes era su deseo de permanecer en el poder y mantener con vida a sus líderes.

Pero después de que firmó el acuerdo de reconciliación con Fatah, dando lugar a la formación del «gobierno de consenso nacional», la estrategia de Hamas parece haber cambiado.

Los líderes de Hamas parecen creer que, puesto que se han convertido en parte del gobierno de la Autoridad Palestina [AP] respaldado por occidente, el acuerdo con Fatah les dará algún tipo de inmunidad contra la represalia israelí.

Hamas parece estar esperanzado en que el acuerdo de reconciliación, firmado en la Franja de Gaza en abril, legitimará al movimiento islamista a los ojos de la comunidad internacional. Incluso el propio Abbas contribuyó a la legitimación de Hamas, asegurando repetidamente a EE.UU. y a muchos países de la UE que el nuevo gobierno palestino reconocería a Israel y renunciaría a la violencia.

Hoy, sin embargo, se ha hecho evidente que el acuerdo de reconciliación entre Hamas y la facción Fatah de Abbas no ha tenido ningún efecto moderador sobre el movimiento islamista. Por el contrario, Hamas parece dirigirse hacia un mayor extremismo y sus desafiantes líderes ahora están hablando acerca de preparativos para una nueva intifada contra Israel.

El ex Primer Ministro de Hamas, Ismail Haniyeh, anunció esta semana que la intifada contra Israel ha comenzado realmente en la Margen Occidental. «Las amenazas israelíes no nos asustan», declaró.

Otro líder de Hamas, Mahmoud Zahar, anunció que su movimiento ahora era capaz de disparar cohetes contra cualquier ciudad dentro de Israel. «Hoy nuestros cohetes pueden llegar a cualquier ciudad dentro de la Palestina ocupada, cuando queramos», dijo. «Tenemos el derecho a defendernos y liberar nuestras tierras y lugares sagrados, independientemente del precio y aunque sabemos que esto nos costaría las vidas de nuestros hijos y nuestros hogares».

Hasta ahora Abbas no ha condenado a sus socios de Hamas por amenazar con disparar cohetes contra Israel.

Aunque Abbas está ahora formalmente a cargo de la Franja de Gaza, no le ha exigido a Hamas que desmantele su grupo armado, las Brigadas Ezzedeen Al-Qassam, y a otras ramas de la seguridad que pertenecen al movimiento islamista. Tampoco ha exigido el regreso de las fuerzas de seguridad de la AP a la Franja de Gaza.

De hecho, el acuerdo de reconciliación no ha cambiado la realidad en el terreno, en particular en la Franja de Gaza, que permanece bajo el control de Hamas. Es cierto que Hamas disolvió su gobierno, pero sigue controlando toda la Franja de Gaza, en exclusiva, incluso después de la formación del «gobierno de consenso nacional».

Las acciones y declaraciones de Hamas de los últimos días muestran que el movimiento sigue preparándose para la guerra contra Israel pese a las garantías de Abbas de que el nuevo gobierno rechazaría la violencia.

Este mes Hamas ha estado llevando a cabo «ejercicios militares» en varias partes de la Franja de Gaza, aparentemente preparándose para una guerra contra Israel. Y Hamas no está haciendo ningún secreto de sus planes.

[Hombres armados enmascarados de Hamas durante ejercicios militares, este mes, en Gaza.]

Los ejercicios militares coinciden con el inicio de los campamentos de verano dirigidos por Hamas para niños palestinos en toda la Franja de Gaza. Como en años anteriores, estos campamentos de verano se están utilizando para entrenar a los escolares en la guerra de guerrillas.

Hamas dice que estos campamentos se llevan a cabo con un «sabor a resistencia» con el fin de educar a nuevas generaciones de palestinos en la jihad.

Hamas parece haber llegado a la conclusión de que el pacto de reconciliación con Abbas no le hará ningún bien. Como un portavoz de Hamas dijo, «Hemos descubierto que Abbas es el mismo Abbas. Afirma que quiere la reconciliación con nosotros, pero al mismo tiempo está ayudando al enemigo sionista en su guerra contra Hamas en la Margen Occidental».

La negativa de Abbas a pagar salarios a más de 50.000 empleados de Hamas en la Franja de Gaza desde la formación del nuevo gobierno, sólo ha reforzado la convicción del movimiento islamista de que el acuerdo de reconciliación con Fatah fue un mal negocio.

Hamas, aparentemente, se siente traicionado tanto por Abbas como por su facción Fatah. Todo esto ocurre mientras Abbas sigue hablando de la «unidad» palestina y su compromiso con el proceso de paz con Israel.

Al igual que muchos en la comunidad internacional, Abbas sigue enterrando su cabeza en la arena, al negarse a ver lo que sus socios de Hamas están tramando.

El «gobierno de consenso nacional» tendrá ahora que decidir si se dirige hacia la paz con Israel o hacia la guerra.

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld
http://www.gatestoneinstitute.org/4378/hamas-abbas-war-peace

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.