Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 23, 2020
donativo

«Los palestinos no son víctimas de la ocupación, son víctimas de su propio liderazgo»


En exclusiva para CIJnews

Traducido para porisrael.org por José Blumenfeld

Bassem Eid, nacido en la Ciudad Vieja de Jerusalén ocupada por Jordania, que actualmente reside en Jericó, es el fundador y director ejecutivo del Grupo de Vigilancia de los Derechos Humanos Palestinos, establecido en 1996 durante el proceso de Oslo para controlar violaciones de derechos humanos cometidos por la Autoridad palestina contra sus ciudadanos palestinos.

Bassem es un duro crítico de la Autoridad Palestina y una destacada voz en contra del boicot, desinversión y sanciones (BDS) contra Israel, que no teme decir la verdad sobre Israel o los conflictos en Medio Oriente. Por su negativa a culpar a Israel como la única fuente del conflicto palestino-israelí, ha sido llamado «traidor», se han interrumpido sus charlas, y su más reciente conferencia en la Universidad de Chicago no pudo realizarse por una turba de activistas contra Israel, obligándolo a ser escoltado por la policía por su propia seguridad.

Bassem habló en Toronto el 11 de marzo de 2016.

Comenzó la charla diciendo que, contrariamente a la opinión popular, el mayor conflicto no es entre Israel y los palestinos, sino entre dos facciones palestinas – Fatah en la Margen Occidental y Hamas en Gaza. Desde que los palestinos se dividieron en 2007, cuando Hamas se hizo cargo de la Franja de Gaza, han sido incapaces de llegar a algún tipo de unidad, a pesar de varios intentos anteriores. A diferencia de Israel, que está interesado en la reconstrucción de Gaza después de la guerra de 2014, explicó que ni la Autoridad Palestina en Ramallah ni Egipto están dispuestos a hacerlo.

• «Cuando se mira el Medio Oriente hoy en día, se da cuenta de que el conflicto palestino-israelí es el conflicto menos significativo de Medio Oriente. Como palestino, no quiero vivir en Siria, Irak, Libia o Yemen. Es mucho mejor para mí y para mis hijos vivir bajo los israelíes. Es el lugar más seguro de Medio Oriente«.

El gobierno egipcio y la Autoridad Palestina no están interesados en la reconstrucción de Gaza debido a Hamas. Durante los últimos años Hamas – que en 2015 fue designado por el gobierno egipcio como una organización terrorista – ha estado llevando a cabo una campaña de terrorismo en la península de Sinaí. Hamas también les ofrece una especie de refugio dentro de la Franja de Gaza a terroristas de otros grupos que están luchando en el Sinaí. Como resultado, Egipto ha estado aplicando presión sobre los gazatíes para que se deshagan de Hamas, incluyendo inundación de túneles de terrorismo, arrasando barrios con el fin de ampliar la zona de amortiguación entre Gaza y Egipto, construyendo una barrera subterránea para evitar la construcción de túneles por los contrabandistas de Gaza y manteniendo cerrado el paso fronterizo de Rafah la mayor parte del tiempo, manteniendo a los habitantes de Gaza atrapados en el enclave. La Autoridad Palestina no está interesada en la reconstrucción de Gaza porque Mahmoud Abbas cree que ejerciendo presión sobre Gaza allanará el camino para que la facción Fatah de Abbas recupere el control de la Franja de Gaza que perdió después de la toma por parte de Hamas en 2007.

Israel, según Bassem, quiere ayudar a los esfuerzos de reconstrucción de Gaza, pero está muy preocupado que el dinero y los materiales de construcción sean utilizados para la infraestructura terrorista en lugar de infraestructuras civiles, que fueron dañadas durante la guerra defensiva de Israel contra Hamas en el verano de 2014.

Según Bassem, Gaza controlada por Hamas, es uno de los principales obstáculos para la paz entre los palestinos e Israel.

Su crítica más dura está reservada para el liderazgo palestino en Ramallah. «Creo que Abbas sólo representa a sus dos hijos y a su esposa. Nadie cree que Abbas va a construir algún futuro estado palestino. Si se pregunta a los palestinos qué es lo más importante para ellos hoy en día, la mayoría de ellos dirá puestos de trabajo. Asegurar el sistema de educación y el futuro de mis hijos. Nadie habla de los asentamientos, la guerra o fundación de los palestinos, lo que significa que la mayoría de la gente en estos días quiere prosperidad económica, no un estado», dijo.

Bassem está seguro de que sólo la prosperidad económica puede conducir a la solución del conflicto entre Israel y Palestina. Desde que se firmó el Acuerdo de Oslo, los palestinos recibieron miles de millones de dólares en ayuda». ¿Estos miles de millones crearon siquiera un solo empleo para los palestinos? La Autoridad Palestina no se preocupa por la economía. Los únicos que se preocupan por la economía palestina son los israelíes». Además de los 92.000 permisos de trabajo existentes que permiten a los palestinos trabajar en Israel, en febrero el gabinete de seguridad israelí aprobó un nuevo plan que hará que 30.000 trabajadores palestinos adicionales sean empleados en la construcción, la infraestructura, la industria manufacturera, la agricultura y otras áreas.

«Egipto y Jordania nos ocuparon durante 19 años y nunca nos ofrecieron un estado. ¿Por qué Israel debería ofrecernos un estado? «

El conflicto entre Israel y Palestina ya no es una prioridad para la comunidad internacional, que está tratando de manejar el creciente terrorismo islamista en Medio Oriente y su derrame en Europa. Como resultado, crece el enojo de la Autoridad Palestina, y para aumentar la conciencia de la comunidad internacional, recurre al terrorismo. Bassem cree que el catalizador de la más reciente ola de terrorismo palestino fue el discurso de Abbas en la ONU en septiembre pasado. Poco después del discurso, los palestinos desataron la aún en curso denominada Intifada Cuchillo durante la cual hubo decenas de israelíes asesinados y cientos de heridos. «La violencia atrae los ojos de la comunidad internacional que, a su vez, empuja para que se reanuden las negociaciones. La única que se beneficia de la tormenta de violencia es la Autoridad Palestina».

Abbas mantiene en funcionamiento el ciclo de terrorismo honrando a los terroristas como «mártires» y reuniéndose con las familias de los terroristas y pagándoles de $2.000 a $3.000.

«Cuando se tiene un Presidente que está tratando de sacrificar a su pueblo, no creo que la gente debe tener alguna expectativa de que esta persona resolverá nuestros problemas. Los palestinos comunes están hartos, no sólo de la comunidad internacional o la ONU, están hartos principalmente de los líderes palestinos. Aunque la gente pierde confianza en su liderazgo, no creo que deberíamos tener algún tipo de expectativa de una resolución del conflicto en el futuro cercano».

«¿Cuándo se despertarán los palestinos? ¿Cuándo se despertará la comunidad internacional? ¿Cuándo comenzarán a reconocer los palestinos que no son víctimas de la ocupación, sino víctimas de su propio liderazgo?»

• «La comunidad internacional quiere ejercer cada vez más presión sobre Israel e ignorar el conflicto interno entre los palestinos. Mi mensaje de hoy es señalar la enfermedad de la sociedad palestina. Debemos comenzar a darnos cuenta de que somos una parte del conflicto, que somos responsables de nuestra vida cotidiana y no sólo culpar a Israel».

La violencia actual que tiene lugar en este momento podría parecer como que la mayoría de los palestinos la apoyan porque están en silencio. No es así. Tienen miedo de hablar, levantarse, criticar y protestar contra el llamado establishment. Los apuñalamientos nunca traerán ninguna independencia y no resolverán nuestros problemas.

Bassem también criticó a la comunidad internacional por amenazar con reconocer el estado palestino. «¿Qué estado van a reconocer? ¿Cómo pueden reconocer un estado cuando no hay ninguna infraestructura, ninguna economía, cuando más del 52% de la gente está viviendo en campos de refugiados? Muéstrenme un país árabe cuyos políticos van a reconocer el estado palestino. Dudo incluso que en este momento haya un país árabe que esté interesado en ese estado».

Entre 1948 y 1967 Gaza fue gobernada por Egipto y la Margen Occidental fue gobernada por Jordania, ninguno de los cuales quiere los territorios de vuelta. Resulta hipócrita que los egipcios y los jordanos le pidan a Israel que reconozca al estado palestino. «Egipto y Jordania nos ocuparon durante 19 años y nunca nos ofrecieron un estado. ¿Por qué Israel nos ofrecería un estado? «

Bassem ofrece una solución creativa para el conflicto israelí-palestino., dividiendo la Margen Occidental y la Franja entre tribus palestinas. «Tenemos tribus famosas en Nablus, Hebrón y Gaza. Pueden gobernar diferentes ciudades y sus propias áreas y sus propias personas. Esto es lo que va a pasar en Siria, Irak y Yemen, que serán divididas entre tribus. Los palestinos, que son árabes de naciones árabes, también pueden basarse en tribus. Tengamos esta solución – dividir los territorios entre tribus. Esta es probablemente la única solución al conflicto».

http://en.cijnews.com/?p=29851

 
Comentarios

otra persona directa y honesta que habla sin tapujos!!!1

Si la comunidad internacional fueran imparcial y vieran la reallidad del grupo terroriste de Hamas de daria cuenta que de esta manera no funciona. Abbas no le intresa los palestinos a el le gusta entretenerlos con terror para tenerlos ocupados y no los deja pensar porque de esta manera si reaccionaran de forma nornal

tratarian de vivir mejor y poder usar el dinero que reciben para construir viviendas y escuelas. Pero lamentablemente ese dinero lo vuelcan para hacer tuneles con el fin de hacer maldades. La comunidad internacional asi como la ONU se tendrian que dar cuenta (creo que lo saben muy bien) pero no actuan que de esa forma habria paz y trabajo para los palestinos que viven marginalmente

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.