Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
6 Kislev 5778 | viernes noviembre 24, 2017
donativo

La importancia histórica de la Declaración Balfour


 

Traducido para PorIsrael.org por Yetty Blum

El propósito declarado de la Declaración de Balfour del 2 de noviembre de 1917 y las circunstancias bajo las cuales se publicó son, por lo general, conocidos .

La explicación más común fue que Gran Bretaña y las Potencias Aliadas se conmovieron por el idealismo y sus intereses. En un punto crítico en la Primera Guerra Mundial, el gabinete británico necesitaba asegurar el apoyo judío mundial para la causa aliada y esperaba al mismo tiempo mantener a los Estados Unidos y Rusia de su lado. Con el tiempo, sin embargo, la comprensión mundial de la Declaración se ha convertido en objeto de una amarga controversia e interpretación revisionista. De hecho, la Autoridad Palestina de hoy fue tan lejos como para llamarlo un “crimen”.

Es digno de mención que la declaración fue mucho más que un acto unilateral del gobierno de Su Majestad. El 4 de junio de 1917, el Ministro de Relaciones Exteriores francés, Jules Cambon, escribió a Nahum Sokolow que el gobierno francés sentía simpatía por su causa, que Cambon definió como “el renacimiento de la nacionalidad judía en esa tierra desde la cual se exilió al pueblo de Israel tantos siglos atrás “.

Además, antes de publicar la Declaración, la diplomacia británica primero obtuvo el apoyo del presidente Woodrow Wilson y del gobierno estadounidense. Habiendo hecho esto, los británicos comenzaron a construir una base más amplia de apoyo internacional para la idea del Hogar Nacional Judío. El 24 de julio de 1922, la promesa británica de ayudar a construir el Hogar Nacional Judío se incorporó explícitamente en el texto del Mandato de la Liga de las Naciones, que pedía “poner en práctica” sus términos. Por lo tanto, la Declaración Balfour se transformó en una obligación vinculante en virtud del derecho internacional. Además, fue aprobado por unanimidad por el Consejo de la Sociedad de las Naciones, formado por cincuenta y un estados miembros. Este consenso ampliado de apoyo internacional en última instancia incluiría a Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Grecia, Italia, Japón, Siam, Suecia y El Vaticano.

Martin Kramer observó que “a la vista de ello, la declaración era una carta de intenciones británica unilateral. En verdad, al expresar un amplio consenso de los Aliados, incluso podría verse como algo comparable a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU hoy “.

Por separado, se ha vuelto evidente que la idea del Hogar Nacional Judío desarrolló su propio impulso. Recientemente, Wolfgang Schwanitz informó un descubrimiento notable. Reveló un manuscrito inédito, “The Ottoman Balfour Declaration”, que el 12 de agosto de 1918, dos meses y medio antes que terminara la guerra, Talaat Pasha, el Gran Visir del Imperio Otomano, emitió la siguiente declaración,

“… Nosotros hemos decidido eliminar todas las medidas restrictivas y  abolir, definitivamente, las regulaciones restrictivas con respecto a la inmigración y el asentamiento de judíos en Palestina. Le aseguro mi simpatía por la creación de un centro religioso judío en Palestina a través de la inmigración y la colonización bien organizadas. Es mi deseo colocar este trabajo bajo la protección del gobierno turco “.

La declaración fue sorprendente dada la hostilidad de los otomanos hacia las minorías, en particular su población armenia.

La Declaración Balfour es importante porque reconoce el vínculo histórico del pueblo judío con Tierra Santa, un vínculo que existía mucho antes de la declaración. Lo que fue significativo fue su reconocimiento público y formal y su incorporación al derecho internacional. En su testimonio ante la Comisión Peel del 7 de enero de 1937, David Ben Gurion estableció la distinción entre la precedencia de los hechos históricos y su reconocimiento moderno:

  • Digo en nombre de los judíos que la Biblia es nuestro Mandato, la Biblia que fue escrita por nosotros, en nuestro propio idioma, en hebreo en este mismo país. Ese es nuestro Mandato. Solo el reconocimiento de este derecho fue expresado en la Declaración de Balfour.

La Declaración Balfour es un documento tremendamente importante porque contiene el reconocimiento mundial de los derechos históricos del pueblo judío a un hogar nacional. En el documento del Mandato, se afirma:

“Considerando que se ha otorgado reconocimiento a la conexión histórica del pueblo judío con Palestina y a los motivos para reconstituir su hogar nacional en ese país”. Así, el Mandato y la Declaración Balfour, sobre aquello en que estaba basada, no creó derechos históricos judíos, sino que reconoció un derecho preexistente.

El reclamo Judío sobre la Tierra Santa está basado en hechos y podemos entenderlo por el lenguaje de Chaim Weizmann y su elección de las palabras cuando explicó que fue un evento histórico importante. Llamó a la Declaración de Balfour un “acto de restitución” y lo describió enfáticamente como un “acto único de la conciencia moral mundial”. Expresando su profunda conciencia ante la continuidad histórica durante milenios, lo llamó “la rectificación de un error histórico” y un “acto de justicia”.

En la década de 1960, Sir Isaiah Berlin afirmó que “su nombre [Weizmann] se vinculó indisolublemente con esta [la Declaración de Balfour], el evento más grande en la historia judía desde la destrucción de Judea” .

Más aún, Jacob, el cuarto Lord Rothschild, ahora de 80 años, y cabeza de la dinastía bancaria de la familia, le dijo al ex embajador israelí del Reino Unido, Daniel Taub, que la declaración de apoyo a una patria judía en Palestina “fue el mayor evento en la vida judía durante miles de años, un milagro …. ”

El significado práctico de la Declaración de Balfour es que en nuestros tiempos es la base moderna de la legitimidad del Hogar Nacional Judío y el Estado de Israel. Obtener la Declaración de Balfour fue un gran logro histórico, y en consecuencia los enemigos de la causa nacional judía se han enfocado en la Declaración y se han esforzado en negarla, principalmente a través de una campaña de falsificación de la historia.

Efraim Karsh escribió que …

  • Los esfuerzos para socavar el reclamo judío de la Tierra de Israel data de mucho antes de 1967, hasta la década de 1920. La gente afirmaba, entre otras cosas, que los judíos de hoy no eran los verdaderos descendientes del pueblo judío, sino los descendientes de los jázarim [jázaros]. Del mismo modo, la comparación de los sionistas con los nazis se remonta a la Segunda Guerra Mundial. En el momento en que los nazis estaban ocupados exterminando a los judíos de Europa, los funcionarios británicos comparaban a los sionistas con los nazis.

El histórico apego judío a la Tierra de Israel es el verdadero reclamo de la condición de Estado. La tendencia a justificar el sionismo sobre la base del Holocausto es totalmente errónea. El sionismo no solo fue un movimiento próspero y exitoso antes de esta tragedia, sino que el Holocausto destruyó su mayor reservorio humano y lo retrasó severamente. Además, los árabes siempre lo han tergiversado como las verdaderas víctimas del Holocausto supuestamente obligados a pagar la factura de esta tragedia. También, intentan socavar el reclamo de Israel volviendo a 1948 y describiéndolo como un estado “nacido en pecado”. Los árabes y sus defensores argumentan que el sionismo aspiró desde sus inicios a destruir al pueblo palestino, a desposeerlo de su patrimonio, y aprovechó la oportunidad que ofrecían la partición y la guerra que la acompañaba.

La guerra contra la Declaración Balfour incluyó continuos ataques a su legalidad y al vínculo histórico que reconoció. Este asalto a la legitimidad de Israel ha incluido la negación de la historia judía en organismos internacionales como la ONU. Recientemente, ha incluido el lanzamiento por parte de la Autoridad Palestina de un año de protesta contra este “crimen” y exigen una disculpa del gobierno británico. El ataque de hoy de los árabes palestinos contra la Declaración Balfour no es nuevo.

Tiene un precedente vergonzoso. En el vigésimo sexto aniversario de la Declaración de Balfour, el 2 de noviembre de 1943, Hajj Amin-al Husseini, ex Mufti de Jerusalén y Jefe del Instituto Musulmán de Berlín, se dirigió al mundo desde la Sala Luftwaffe. Allí, prometió su apoyo incondicional a los alemanes, “que definitivamente han resuelto el problema judío” .

En esta ocasión festiva, el Ministro de Relaciones Exteriores von Ribbentrop y el Líder del S.S., Heinrich Himmler, enviaron telegramas de apoyo. Himmler escribió:

  • El Partido Nacional Socialista ha escrito en su bandera “el exterminio de los judíos del mundo.” Nuestro partido simpatiza con la lucha de los árabes, especialmente los árabes de Palestina, contra el judío extranjero. Hoy, en este día conmemorativo de la Declaración Balfour, envío mis saludos y deseos de éxito en su lucha.

La población judía del Mandato de Palestina contribuyó con un gran número de voluntarios y comprometió su mano de obra, agricultura, fabricación y experiencia con la causa Aliada. Desafortunadamente, esta contribución fue olvidada pronto. Cuando el Estado de Israel nació en 1948, fue invadido por una coalición de ejércitos árabes que recibieron su entrenamiento y armas de las principales potencias coloniales en el Medio Oriente en ese momento: Gran Bretaña y Francia. Irónicamente, el ascenso de Israel fue un desarrollo anticolonial que aceleró la desaparición de los imperios coloniales europeos y el surgimiento de estados independientes. Nuestra comprensión de la Declaración de Balfour hoy puede verse como parte de una guerra política para preservar la integridad del registro histórico.

En el gran cálculo histórico que aún debe tener lugar, ciertos hechos históricos deben ser entendidos.

Estos incluirían:

1) la importancia de la Declaración Balfour y su reputación como un compromiso garantizado por el derecho internacional;

2) La participación del Yishuv durante la Segunda Guerra Mundial al lado de los Poderes Aliados;

3) Retiro deshonroso de Gran Bretaña de las obligaciones de la Declaración Balfour y su fracaso para recompensar a su fiel aliado.

Durante el centenario de la Declaración Balfour, nuestra discusión ha sido contaminada por los esfuerzos de los enemigos de Israel para tergiversar y falsificar los hechos históricos. Intentan representar al Israel moderno como un producto del colonialismo europeo, simple y llanamente, sin raíces en la tierra y sin derechos históricos. No es posible aceptar los mitos y las falsedades de una llamada “narrativa”, que supuestamente puede superar los hechos históricos. En un lenguaje simple, el Israel moderno es el heredero y sucesor del antiguo Israel. La Declaración Balfour reconoció este vínculo y al hacerlo mostró al mundo “un acto único de conciencia moral mundial”

 

* El Embajador Dore Gold es el editor invitado de este número especial de la Jewish Political Studies Review.

 

Notas

1 El 28 de febrero de este año, el Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer convocó una conferencia para conmemorar y reevaluar el significado de la Declaración de Balfour, cuyo centenario se acercaba pronto. El Centro invitó a académicos prominentes a examinar la Declaración desde diferentes puntos de vista y compartir sus hallazgos.

2 “Palestinos se preparan para marcar 100 años para la Declaración Balfour”, 24 de octubre de 2016, WAFA http://english.wafa.ps/page.aspx?id=G8NFN5a50719869123aG8NFN5

3 Martin Kramer, “La verdad olvidada sobre la Declaración Balfour” , Mosaic , 5 de junio de 2017, https://mosaicmagazine.com/essay/2017/06/the-forgotten-truth-about-the-balfour-declaration/ .

4 Ibid.

5 Wolfgang G. Schwanitz, “The Ottoman Balfour Declaration” (2015) manuscrito inédito, citado con el permiso del autor.

6 Conor Cruise O’Brien, The Seige (Nueva York: Simon & Schuster, 1986), 225.

7 Chaim Weizmann, Prueba y error (Londres: Hamish Hamilton, 1949), 252. Parte de esta información se parafraseó de un ensayo de Joel Fishman, con su consentimiento.

8 Sir Isaiah Berlin, “The Biographical Facts”, en Meyer W. Weisgal y Joel Carmichael, eds. Chaim Weizmann; Una biografía de varias manos (Londres: Weidenfeld y Nicolson, 1962), 36.

9 Entrevista del Embajador Daniel Taub, “Lord Rothschild discute el papel crucial del primo en la ‘milagrosa’ Declaración Balfour,” Times of Israel , 8 de febrero de 2017, http://jewishnews.timesofisrael.com/rothschild/ . La siguiente información de fondo fue publicada por los archivos de Rothschild, “A partir de 1916, los británicos esperaban que a cambio de su apoyo al sionismo, ‘los judíos’ayudaría a financiar los gastos crecientes de la Primera Guerra Mundial, que cada vez era más oneroso. Más importante aún, los legisladores del Ministerio de Asuntos Exteriores creían que se podía convencer a los judíos para que persuadieran a los Estados Unidos de unirse a la guerra. En este momento, muchos de los sentimientos pro sionistas de muchos de la elite política y el establishment eran muy fuertes. Muchos de los líderes británicos, incluido el primer ministro David Lloyd George y el propio Balfour, sentían por los judíos y su historia. Estos hombres eran profundamente cristianos religiosos sionistas. Habían crecido en la Biblia; Tierra Santa era su hogar espiritual. Creían que el sionismo moderno cumpliría una promesa divina y redistribuiría a los judíos en la tierra de sus antiguos padres. “” Walter Rothschild y la Declaración Balfour, “El Archivo Rothschild,https://www.rothschildarchive.org/contact/faqs/walter_rothschild_and_the_balfour_declaration .

10 Comunicación personal entre el Prof. Efraim Karsh y Joel Fishman, 22 de julio de 2011.

11 Ibid.

12 Maurice Pearlman, Mufti de Jerusalén: La historia de Haj Amin el Husseini (Londres: Gollancz, 1947), 49 citado por Joel Fishman, “El reciente descubrimiento del telegrama de Heinrich Himmler del 2 de noviembre de 1943, el aniversario de la Declaración Balfour , a Amin al Husseini. Mufti de Jerusalén “.

Jewish Political Studies Review , vol. 27, Nos. 3-4 (otoño de 2016): 77-87.

13 Pearlman, 50.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.