Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 26, 2020
donativo

De cara a las elecciones en Egipto: El régimen de Al-Sisi toma el control de los medios de comunicación


Anticipándose a las elecciones, a Al-Sisi se le ve sentado junto a una urna de votación sellada y un cartel que dice “manténgase alejado”, protegido por su perro bulldog, los “medios de comunicación egipcios” (aljazeera.net, 25 de enero, 2018).

Introducción

En los últimos meses y especialmente antes de las próximas elecciones presidenciales de Egipto, previstas para el 26 y 28 de marzo, 2018 los medios de comunicación egipcios han experimentado confusión y presiones que han causado que disminuyan significativamente sus críticas hacia el Presidente ‘Abd Al-Fattah Al-Sisi y su régimen.[1] El régimen logró controlar a los medios de comunicación implementando medidas que incluían la toma de los principales órganos mediáticos por parte de compañías comerciales afiliadas a este, el despido de periodistas que expresan opiniones disidentes y el arresto a periodistas que expresaron su apoyo a candidatos presidenciales distintos a Al-Sisi o que tienen alguna conexión con la oposición. Además, los medios de comunicación árabes fuera de Egipto, así como los periodistas egipcios, han informado que los aparatos de seguridad egipcios interfieren cada vez más en la cobertura de los medios de comunicación, presionándolos para que apoyen a Al-Sisi y ataquen a sus oponentes.

 

Este informe busca revisar los métodos utilizados por el régimen egipcio para controlar a los medios de comunicación, las medidas represivas empleadas por los aparatos de seguridad, especialmente la llamada Dirección General de Inteligencia, contra los periodistas críticos al régimen, medidas que casi han silenciado todas esas críticas y artículos por periodistas que, a pesar de la presión, se han manifestado en contra del régimen y han subrayado la importancia de una prensa libre.

La toma de los medios de comunicación por parte del régimen egipcio

Los medios de comunicación egipcios han sufrido muchos cambios en los últimos meses, en su mayoría relacionados con la toma de control a los medios de comunicación y grupos de gran envergadura. Según informes en la prensa egipcia, las empresas cercanas a la Dirección de Inteligencia Egipcia (DIE) compraron grandes bloques de acciones en estas compañías mediáticas con el propósito de apoderarse de ellas e influir sobre el discurso mediático de Egipto en favor a Al-Sisi. En diciembre, 2017 se informó que la compañía Eagle Capital adquirió las participaciones del empresario Ahmad Abu Hashima en el Grupo de Medios de Comunicación Egipcio, que controla numerosos medios de comunicación, incluyendo los canales de televisión ON, el portal de noticias dotmsr.com, el diario La Voz de la Nación y el diario afiliado al régimen Al-Yawm Al-Sabi’.[2] La presidenta de la junta de Eagle Capital es la ex-ministra de Inversiones Dalia Khorshid, la esposa del gobernador del Banco Central de Egipto Tarek ‘Amer. Muchos creen que Khorshid está asociada a Al-Sisi y que fue puesta a dedo en su cargo actual, como presidenta de la junta de Eagle Capital, por elementos de inteligencia egipcios.[3] Según los medios de comunicación árabes y egipcios que se oponen a Al-Sisi, la toma del Grupo Mediático Egipcio por Eagle Capital es en realidad una toma de la DIE, destinada a reforzar el control del presidente sobre este grupo de medios.[4] El portal de noticias independiente madamasr.com afirma que Eagle Capital, un fondo de capital privado recientemente establecido, es propiedad de la DIE y su función es administrar las inversiones de la DIE en las numerosas otras empresas que posee en parte o en su totalidad. El periodista Hisham Qassem, ex-ejecutivo del diario Al-Masri Al-Yawm, dijo que el control de los medios de inteligencia por parte de los aparatos del servicio de inteligencia obedeció a “una demanda explícita del presidente de la república para que los medios se unan unánimemente en torno al líder, tal como en la era de [Gamal ‘Abd] Al-Nasser”. Este agregó que otros propietarios de diarios y estaciones de televisión le dijeron que Khorshid se había acercado a ellos con una propuesta de tomar a la DIE como socio en sus empresas o venderlas directamente a Eagle Capital.[5]

Dalia Khorshid (imagen: Al-Shurouq, Egipto)

Muchos informes también afirmaron que las adquisiciones de la empresa de medios de comunicación Eagle Capital se llevaron a cabo deliberadamente antes de las elecciones presidenciales con el propósito de influir sobre el discurso mediático durante el ciclo electoral. El diario libanés Al-Mudun, que informó que Khorshid compró el Grupo de Medios de Comunicación Egipcio, también especuló que Al-Sisi pudiese estar tratando de redibujar el contenido de medios antes de las elecciones presidenciales. El analista político egipcio Sayyid Amin dijo en el portal arabi21.com que la toma de control de los medios tenía “conexión a las próximas elecciones presidenciales” y que “su único objetivo es permitir que Al-Sisi mantenga su control sobre los medios de comunicación, en caso de que este participe en la contienda electoral” contra un [compañero] candidato militar, [quien representaría una seria amenaza para él]”.[6]

El 7 de enero, 2018 el portal egipcio anti-Al-Sisi rassd.com publicó un artículo de investigación titulado “Los [Aparatos] de Inteligencia Enrollan sus Tentáculos Alrededor de los Medios de Comunicación Egipcios”. El artículo afirmaba que, además de Eagle Capital, existe una compañía similar llamada Falcon, dirigida por Khaled Sharif, conocido por ser un experto en seguridad y ex-oficial de inteligencia militar, quien también se desempeñaba como jefe del departamento de seguridad en la Autoridad de Radiodifusión egipcia. En el 2017, Falcon ingresó a las esferas de los medios de comunicación y compró varios medios de comunicación, incluyendo a Al-Hayat TV, Al-‘Asima TV y Radio DRN, muchos de cuyos empleados son conocidos por ser partidarios de Al-Sisi y los convirtieron en portavoces del régimen. El artículo indica además que, en enero, 2017 fue lanzada la red de televisión DMC con un presupuesto de más de un billón de libras egipcias y que su propietario Tareq Isma’il es socio de Al-Sisi quien se desempeñó como gerente de campaña durante las elecciones del 2014. El artículo también señaló que DMC es conocido en los círculos de medios de comunicación como “el canal de inteligencia”. En septiembre, 2017 anunció que se había fusionado con el Grupo de Medios de Comunicación Egipcio de Dalia Khorshid.[7]

Otro informe sobre la participación de los aparatos del servicio de inteligencia egipcio en los medios de comunicación egipcios apareció en el diario libanés Al-Akhbar. Tocando el tema del despido del director de la DIE Khaled Fawzy por parte de Al-Sisi en enero, 2018, el diario afirmó que una de las razones del despido de Fawzy fue el haber fracasado en su gestión en las relaciones del régimen con los medios de comunicación y que el nuevo director ‘Abbas Kamel, quien también es jefe de gabinete de Al-Sisi, ha sido acusado de revisar a los medios de comunicación propiedad de la DIE para de esta manera evaluar su utilidad al régimen.[8]

Persecución de periodistas opuestos a Al-Sisi

Además de la toma de control comercial de las compañías de medios de comunicación, en el último año los aparatos de seguridad egipcios tomaron medidas enérgicas contra los periodistas que se oponen a las políticas de Al-Sisi, en un esfuerzo por silenciar las voces disidentes. Estos periodistas han sido excluidos de los medios de comunicación establecidos, y muchos que ya se encontraban empleados en los medios de comunicación establecidos o independientes, y se atrevieron a criticar al presidente, han sido despedidos por diversas razones, como las de poseer vínculos con la oposición o con la Hermandad Musulmana (HM). Incluso los periodistas que son conocidos como leales al régimen, pero que ocasionalmente criticaron al régimen, no fueron perdonados. Los siguientes son algunos ejemplos de periodistas cuya actividad profesional fue reducida en el último año.

Ghada Sharif

Ghada Sharif, quien ha sido una columnista prominente del diario Al-Masri Al-Yawm durante una década, fue considerada partidaria de Al-Sisi, pero a lo largo de los años se volvió cada vez más crítica del presidente y sus políticas.[9] El 24 de octubre de 2017, publicó aparentemente en el portal del diario un artículo especialmente mordaz titulado “¿Puede Usted Hacer Más Daño del que ya ha Ocasionado?”, En el que acusaba a Al-Sisi de llevar a Egipto al borde del colapso y escribió que incluso el gobierno de la HM hubiese sido mejor. El artículo estuvo acompañado por un video que muestra a varios activistas de oposición y un periodista discutiendo la formación de un movimiento de oposición y la importancia de apoyar al ex-primer ministro egipcio Ahmad Shafiq como candidato en las próximas elecciones presidenciales.[10] Cabe señalar que, al mismo tiempo, Sharif expresó su apoyo a la candidatura de Shafiq.[11] Luego de aparecer el artículo, Al-Masri Al-Yawm anunció que los piratas informáticos irrumpieron en su portal y falsificaron informes al respecto, refiriéndose al artículo de Sharif y que como resultado del ciberataque el portal quedó bloqueado.[12] Muchos periodistas y portales especularon que el diario había eliminado el artículo de Sharif y que la historia del ciberataque fue simplemente una cortina de humo.[13] En respuesta al alboroto causado por el artículo, la propia Sharif afirmó en una publicación en Facebook que no lo escribió y agregó que, aunque apoyaba a Sharif para presidente, ella no formaba parte de ningún partido o frente de oposición egipcio.[14]

El artículo de Ghada Sharif, publicado en Facebook[15]

Una semana después, Sharif publicó en Facebook que había renunciado a Al-Masri Al-Yawmluego de que el diario rechazara otro artículo suyo critico de Al-Sisi. Ella insinuó que el ataque cibernético al portal del diario y el plantarle el artículo falso a ella, fue probablemente un intento del régimen de amenazar al diario y advertirle que deje de publicar su columna. “En la última semana”, ella escribió, “Vi el ciberataque en el portal del diario y el que se haya plantado el artículo falso en mi nombre. No es difícil adivinar que la figura o el organismo responsable de este ataque [lo hizo como] una advertencia severa al diario sobre mí persona… Esto me hace sentir una profunda preocupación por el diario y sus trabajadores. El régimen claramente ha perdido la cabeza y está dando tumbos indiscriminadamente”. Ella agregó que, debido a su gran estima y afecto por el diario y sus trabajadores, especialmente por su propietario, Salah Diab, no puede ser una amenaza para ellos y, por lo tanto, ha decidido dejar de escribir para el diario “hasta que la pesadilla que están viviendo haya terminado”.[16] En noviembre, ella escribió que se sentía insegura porque el régimen estaba persiguiendo a todos los partidarios de Shafiq y había cruzado todo punto de no retorno. Además, aunque hasta ese entonces ella afirmó que el artículo en el portal era falso, ahora indicó que fue auténtico y escribió que el dueño del diario Salah Diab, había sido “presionado para inventar el falso ciberataque en el portal del diario”.[17] Cabe señalar que todas estas publicaciones fueron eliminadas posteriormente de la página Facebook de Sharif.

A mediados de noviembre, el fiscal general de Egipto ordenó investigar a Sharif por “amenazar la seguridad nacional y la seguridad pública de Egipto” y por difundir rumores contra el presidente y el ejército para socavar de esta manera la confianza del público en el ejército y apoyar a elementos terroristas.[18]

Ghada Sharif (imagen: Al-Misriyyoun, Egipto)

Para ver el despacho en su totalidad en inglés junto a las imágenes copie por favor el siguiente enlace en su ordenador:

https://www.memri.org/reports/presidential-elections-egypt-%E2%80%93-part-iii-ahead-elections-al-sisi-regime-seizes-control-media

*C. Meital es compañero investigador en MEMRI; H. Varulkar es Director de Investigaciones en MEMRI.


[1] Véase también la serie de MEMRI Investigación y Análisis No.1380, Elecciones presidenciales en Egipto – Parte I: La brutal represión del régimen de Al-Sisi a los potenciales candidatos presidenciales, 19 de marzo, 2018; Investigación y Análisis No. 1381, Elecciones presidenciales en Egipto Parte II: Llamadas de la oposición a boicotear las elecciones junto a críticas por la persecución de candidatos, 20 de marzo, 2018.

[2] Al-Yawm Al-Sabi’ (Egipto), 18 de diciembre, 2017; Al-Ahram (Egipto), 20 de diciembre, 2017; Alarabiya.net, 19 de diciembre, 2017.

[3] Arabi 21.com, 19 de diciembre, 2017; Al-Mudun (Líbano), 21 de diciembre, 2017.

[4] Arabi 21.com, 19 de diciembre, 2017; Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 2 de enero, 2018.

[5] Madamasr.com/ar, 20 de diciembre, 2017.

[6] Al-Mudun (Líbano), 21 de diciembre, 2017; arabi21.com, 19 de diciembre, 2017.

[7] Rassd.com, 7 de enero, 2018.

[8] Al-Akhbar (Líbano), 17 de enero, 2017.

[9] Por ejemplo, Sharif criticó duramente la difícil situación económica en Egipto, así como también el acuerdo que cede a los sauditas las Islas del Mar Rojo de Tiran y Sanafir. Véase Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 23 de febrero, 2017, 16 de junio, 2017.

[10] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), Facebook.com/Mohamedelgarhey, 24 de octubre, 2017; arabi21.com, 25 de octubre, 2017.

[11] Huffpostarabi.com, 2 de noviembre, 2017.

[12] Al-Masri Al-Yawm (Egipto), 24 de octubre, 2017.

[13] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), zahma.cairolive.com, 24 de octubre, 2017; arabi21.com, 25 de octubre, 2017.

[14] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 24 de octubre, 2017; Al-Misriyyoun (Egipto), 25 de octubre, 2017.

[15] Facebook.com/Elkoddosy, 24 de octubre, 2017.

[16] Al-Misriyyoun (Egipto), 31 de octubre, 2017.

[17] Al-Misriyyoun (Egipto), 12 de noviembre, 2017.

[18] Al-Arabi Al-Jadid (Londres), 14 de noviembre, 2017.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.