Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Kislev 5779 | domingo noviembre 18, 2018
donativo

Irán está luchando por su status dentro de Siria


Irán ha pagado un alto precio por su intervención militar en Siria desde 2014. La Guardia Revolucionaria y la Fuerza Quds, junto con las milicias chiitas y de Hezbollah del Líbano, Afganistán y Pakistán han sufrido miles de bajas. Irán ha invertido miles de millones de dólares para apuntalar el régimen del presidente sirio Bashar Assad y la guerra que Assad está librando contra sus enemigos. Eso tuvo ramificaciones en Irán: en los últimos meses, miles han estado marchando en protestas contra el régimen provocadas por la angustia económica, llamando a “Muerte a Siria” y “Muerte a Palestina”. Los manifestantes piden al gobierno iraní que deje de financiar a Assad y Hamás y que gaste el dinero en el bienestar del pueblo iraní. Esto significa traer a casa a las fuerzas del país.

Ahora Irán tendrá que pagar. El régimen de Assad se estabiliza y los gobiernos que tienen dedos en el pastel sirio están examinando sus opciones. Dado que, Irán quiere ser el principal intermediario de poder extranjero, por varias razones: Siria ha sido el único aliado del régimen iraní desde que llegó al poder; Siria es una base importante desde la cual Irán puede expandir su influencia en Iraq y Líbano, ambos tienen poblaciones chiítas dominantes. No menos importante es que Irán ve a Siria y Líbano como su primera línea contra Israel.

Al mismo tiempo, Irán está trabajando para estrechar los lazos económicos con Siria, para recuperar algunos de los costos masivos incurridos por su intervención militar allí, entre otras razones. Aparte de eso, Irán también está formando lazos con varios actores en Siria, como la construcción de milicias chiíes para la eventualidad que el régimen de Assad se derrumbe.

Pero estos esfuerzos se están convirtiendo en fracasos. Desde 2015, Rusia también ha sido un jugador y ha estado proporcionando ayuda militar importante a Assad. Siria colocó una base de la fuerza aérea y una base naval a disposición de Rusia durante decenas de años. Rusia gradualmente usurpó el lugar de Irán como el principal influyente que determinará el futuro de Siria y aprovechó su estatus para expandir sus propios lazos económicos y militares, por la objeción de Irán y a expensas de los lazos de Irán con el régimen de Assad.

Incluso el plan de Irán de mantener sus fuerzas en Siria a largo plazo ha encontrado dificultades. Israel, con el apoyo de los EE.UU., está constantemente atacando objetivos militares iraníes-chiitas donde las fuerzas iraníes están expuestas, e Irán no tiene una respuesta viable. Rusia podría haber dejado en claro que no puede eliminar la presencia militar iraní de Siria, pero está dispuesto a tomar medidas para garantizar que los iraníes permanezcan al menos a 85 kilómetros (53 millas) de la frontera israelí. A pesar de cooperar con Irán en la guerra siria, Rusia no lo está ayudando en lo que respecta a los ataques israelíes y está dando a la Fuerza Aérea israelí una gran libertad.

La situación se complica aún más por el acuerdo de defensa que Irán firmó recientemente con Siria, que entre otras cosas se ocupa de la ayuda iraní para ayudar a la industria militar siria a recuperarse. El acuerdo envía un mensaje a Rusia de que los lazos militares de Irán con Siria todavía están firmemente anclados. El acuerdo podría ser una cobertura para un despliegue a largo plazo de las fuerzas iraníes en Siria, bajo el disfraz de “asesores”.

Los problemas de Irán empeorarán cuando se declare el fin de la guerra siria, lo que podría incluir una demanda de que todas las fuerzas extranjeras en Siria se retiren, incluido el ejército iraní y las milicias chiítas. Los EE.UU., y aparentemente Turquía, respaldarán esa demanda. Rusia también podría hacerlo, porque entiende que si las fuerzas iraníes permanecen en el terreno, conducirá a enfrentamientos perpetuos entre Irán e Israel que desestabilizarán la situación en Siria. En ese caso, ni siquiera un acuerdo de defensa podrá ayudar a Siria.

El Dr. Ephraim Kam es investigador sénior del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional.

Traducido por hatzad Hasheni

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.