Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Heshvan 5779 | viernes octubre 19, 2018
donativo

Los desafíos críticos de seguridad que Israel tiene que enfrentar.

El liderazgo israelí se enfrenta a pruebas críticas en seis ámbitos diferentes. Irán, que intenta no solo consolidar su presencia en Siria y el Líbano sino también reanudar su actividad nuclear. Rusia, que suministró a Siria no solo el S-300, sino también el S-400 más avanzado. La Autoridad Palestina, que podría colapsar bajo la presión de Estados Unidos y la más volátil de todas: la Franja de Gaza


Traducción para Porisrael.org por Dori Lustron

Cuando comienza el último trimestre del año 2018, Israel enfrenta desafíos de seguridad en seis ámbitos diferentes: el programa nuclear iraní; el atrincheramiento iraní en Siria y el Líbano; el suministro del sistema S-300 a Siria; la amenaza de Hezbollah; la escalada en Gaza y los disturbios en Cisjordania.

El más importante es el programa nuclear iraní. Incluso si no va a haber ningún cambio drástico este año, todavía es posible que los iraníes se retiren del acuerdo nuclear y reanuden sus actividades nucleares, luego de la decisión de Estados Unidos de volver a imponer sanciones en el país.

Junto con los esfuerzos de inteligencia para exponer la actividad iraní ilegal, los esfuerzos diplomáticos dirigidos a Europa y las críticas justificadas de la ineficaz supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica ( Israel) necesita un plan operativo estratégico, que se coordinará con los Estados Unidos, y preparará la bases para cuando Irán finalmente renueve sus actividades nucleares

Netanyahu identifica un almacén atómico secreto en Irán (Foto: AFP)

Netanyahu identifica un almacén atómico secreto en Irán (Foto: AFP)

En cuanto a la consolidación de la presencia militar iraní en Siria y el Líbano, a pesar del doloroso golpe que Irán sufrió en mayo pasado, está decidido a continuar desarrollando capacidades militares avanzadas en estos dos países que amenazarán a Israel. Hasta ahora, la determinación de Israel de frustrar los esfuerzos de Irán no se ha debilitado, aunque existen riesgos, como lo demuestra el derribo del avión espía ruso por parte de los militares sirios que intentaron interceptar un ataque de las FDI. Ampliar estas capacidades al Líbano es algo que Israel no podrá soportar y aumenta la volatilidad en la frontera norte.

El sistema antiaéreo S-300 ya está en Siria para garantizar “la seguridad de los rusos en el país”, según el ministro de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov.

De hecho, el S-400, mucho más sofisticado, ya está en Siria también, pero por ahora está destinado a ser utilizado únicamente por el ejército ruso. Sin embargo, si se descuida y se deja a disposición del ejército sirio, la libertad operativa de la Fuerza Aérea Israelí será significativamente limitada e Israel tendrá que destruirlo, lo que podría aumentar las tensiones con Rusia, y ciertamente con Siria.

S-300 (Foto: EAP)

S-300 (Foto: EAP)

El nivel más alto de potencial explosivo se encuentra en Cisjordania, y especialmente en la Franja de Gaza. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, es incluso más duro con Hamas que con Israel. Se niega a ayudar a implementar las soluciones provisionales necesarias para un acuerdo de alto el fuego y se suma a la creciente presión económica sobre los residentes de la Franja de Gaza y sobre el grupo terrorista gobernante. Parece que Abbas está interesado en provocar una confrontación militar entre Hamas e Israel, que supondría un golpe mortal para Hamas y fortalecería la Autoridad Palestina.

A la luz del hecho  que las negociaciones indirectas entre Israel y Hamas se encuentran en un callejón sin salida, el grupo terrorista ha intensificado la violencia en la frontera , como lo había prometido, lo que llevó a un rápido aumento en el número de globos incendiarios lanzados desde el tira a Israel y posteriormente el número de muertos y heridos entre los palestinos. Hemos regresado al punto de inicio de la primavera pasada, cuando estábamos al borde de una operación a gran escala.

Protestas en Gaza (Foto: Reuters)

Protestas en Gaza (Foto: Reuters)

Tampoco hay tranquilidad en Cisjordania. La frustración allí, junto con la presión que ejerce el gobierno de Trump sobre la Autoridad Palestina y la debilidad política de Abbas, podría llevar a un levantamiento popular u violento organizado. La política actual de Israel no hace nada para reducir el potencial de una escalada innecesaria que ciertamente se puede prevenir.

Para superar estos desafíos, Israel necesita, ante todo, una amplia coordinación con los Estados Unidos. Además, se debe llegar a un entendimiento renovado con Rusia cuando se trata de promover intereses comunes en la arena del norte y mantener un equilibrio entre las amenazas frustrantes, la disuasión creíble y los esfuerzos para prevenir la escalada en la región.

Esta es la prueba definitiva para el liderazgo militar y político del país, que requiere un esfuerzo conjunto, profesional y basado en la confianza. Teniendo en cuenta que estamos a punto de entrar en un año electoral, los desafíos de seguridad mencionados anteriormente no son los únicos a los que deben enfrentarse quienes toman las decisiones, ya que los desafíos políticos y diplomáticos también deben abordarse, como lo demuestran los recientes enfrentamientos entre los ministros del Gabinete. . Esta situación no es ideal para un foro donde se toman decisiones de vida o muerte.

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5364593,00.html

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.