Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
12 Kislev 5779 | martes noviembre 20, 2018
donativo

Resolviendo la crisis de Gaza con agua y energía

Las declaraciones y amenazas contra Hamas no resolverán el problema. El gobierno israelí debe hacer un compromiso estratégico para resolver la crisis humanitaria en Gaza como lo hizo cuando se enfrentó con misiles y túneles, solo que eso detendrá la violencia.


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Todos los actos de terror son abominables. Sin embargo, las declaraciones y amenazas contra Hamas no son particularmente efectivas, especialmente cuando se trata de actos de violencia llevados a cabo por jóvenes desesperados y radicalizados, alentados por actores malos que son inmunes a la opinión pública israelí, palestina e internacional

Lo que se requiere, en cambio, es un compromiso por parte del Estado de Israel con la estrategia a largo plazo y las soluciones sustentables, de alto impacto y de abajo hacia arriba para Gaza, no solo las declaraciones.

Creo que la violencia actual, que afecta a mis amigos israelíes en la región fronteriza de Gaza y a mis amigos palestinos en Gaza, así como a nuestros recursos naturales compartidos, solo se reducirá con soluciones a largo plazo, que hagan que la vida en Gaza sea más habitable.

La familia de Gaza cena en la oscuridad debido a la escasez de energía (Foto: AFP)

La familia de Gaza cena en la oscuridad debido a la escasez de energía (Foto: AFP)

Con tres a cuatro horas diarias de electricidad; 95 % del agua no potable según los estándares de la OMS; las aguas residuales sin tratar se vierten en las calles y el mar, desde plantas de tratamiento de aguas residuales que no funcionan. No hay servicios hospitalarios o servicios de eliminación de residuos, escuelas que apenas funcionan y el desempleo entre los jóvenes en Gaza en 60 %, siempre habrá un suministro disponible de jóvenes desesperados, enojados, preparados para atacar a Israel con globos, cometas y nuevas formas que aún no hemos imaginado, incluso a riesgo de perder. Sus propias vidas.

Los residentes de Gaza necesitan agua potable, agua para la agricultura y una fuente confiable de electricidad para administrar sus hogares (refrigeración, luz, lavandería, tecnologías de comunicación, etc.) y operar plantas de tratamiento de aguas residuales, hospitales, escuelas y servicios básicos. Los residentes de Gaza necesitan trabajo para alimentar a sus familias. Los jóvenes en Gaza necesitan esperanza para dejar de aparecer en la frontera los viernes, listos para sacrificarse porque no tienen nada más que perder.

Choques en la frontera de Gaza (Foto: AFP)

Choques en la frontera de Gaza (Foto: AFP)

Gracias a la ciencia y la tecnología modernas, tenemos medios para proporcionar agua y electricidad incluso a zonas secas remotas como el desierto de Arava, donde vivo. No hay ninguna razón técnica por la que los casi 2 millones de residentes de Gaza no tengan estos servicios básicos. La única razón es política, pero no podemos permitir que la política o incluso el terror se interponga en el suministro de servicios humanitarios básicos a la población de Gaza. No si queremos detener el ciclo de la violencia.

No ha habido una voz más fuerte para resolver la crisis humanitaria en Gaza a pesar de la violencia en curso, que la de las Fuerzas de Defensa de Israel. Los oficiales de alto rango en las FDI han expresado abiertamente su apoyo para resolver los problemas de escasez de agua, aguas residuales y energía en Gaza.

Hay israelíes y palestinos con los conocimientos técnicos y la experiencia preparados para proporcionar a los habitantes de Gaza agua potable, agua para la agricultura, tratamiento de aguas residuales e instalaciones de reutilización, y fuentes confiables de energía solar. Lo que falta no es el saber hacer sino la voluntad política.

Las declaraciones no son suficientes. El gobierno israelí debe hacer un compromiso estratégico para resolver la crisis humanitaria en Gaza como lo hizo cuando se enfrentó a misiles y túneles, ya que la amenaza de una gran población vecina que vive sin esperanza es igual de grande.

***David Lehrer es el director del Instituto Arava para Estudios Ambientales.

 

https://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-5387104,00.html

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.