Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
10 Iyyar 5779 | miércoles mayo 15, 2019
donativo

Israel, Grecia y Chipre se unen en Beer Sheba


Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

Israel, Grecia y Chipre están construyendo un bloque democrático en el Mediterráneo oriental. La cumbre trilateral de Beer Sheba resaltó el fuerte impulso de esta iniciativa, así como el apoyo institucional estadounidense para ello. Jerusalén, Atenas y Nicosia están ampliando su colaboración en campos como la defensa, el ciberespacio, la energía y la educación. La posible construcción de un gasoducto East Med podría ser un proyecto emblemático que contribuya a la seguridad y la prosperidad en Europa y Oriente Medio.

Israel, Grecia y Chipre están fortaleciendo constantemente su asociación en el Mediterráneo oriental, con un diálogo institucional organizado en forma de cumbres tripartitas. Ya se han realizado cinco reuniones de este tipo, la más reciente en Beer Sheba, y la sexta se llevará a cabo en febrero de 2019 en la isla de Creta. En Beer Sheba, los PM Benjamin Netanyahu y Alexis Tsipras y el Presidente Nicos Anastasiades acordaron establecer una secretaría permanente con sede en Nicosia. Los tres países también colaborarán, entre otros , en ciberseguridad, ciudades inteligentes, innovación con énfasis en el apoyo a jóvenes emprendedores, educación, protección ambiental, investigación sobre agricultura, meteorología, salud y turismo.

En el frente económico, la cumbre de Beer Sheba fue precedida por el primer foro empresarial trilateral, que tuvo lugar en Tel Aviv. Se espera que las cámaras de comercio relevantes comprometan aún más a las comunidades empresariales de los tres países. El potencial aquí es enorme. Las inversiones directas extranjeras israelíes en Grecia, por ejemplo, siguen siendo relativamente bajas, con un importe de 26,7 millones de euros en 2016 y 32 millones de euros en 2017. Pero el interés actual de las empresas israelíes en el sector inmobiliario, los hoteles y la industria alimentaria en Grecia puede llevar a un aumento en el futuro. Del mismo modo, algunas empresas griegas buscan aumentar sus exportaciones a Israel o invertir en el sector energético. Recientemente, por ejemplo, Energean Oil & Gas anunció la firma de un memorando de entendimiento con Israel Natural Gas Lines en relación con la construcción y transferencia de la parte en tierra y cerca de la costa de las instalaciones de gas natural para los desarrollos de Karish y Tanin.

La cumbre de Beer Sheba fue significativa por otra razón: fue la primera vez que Estados Unidos participó y expresó públicamente su apoyo a la iniciativa. El embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, dijo unas pocas palabras en nombre del presidente Donald Trump, agregando su influencia al esquema de colaboración trilateral. Llamó a la asociación “un ancla de estabilidad en el Mediterráneo oriental” y habló sobre la importancia del proyecto del gasoducto East Med, que “ayudará a diversificar las fuentes de energía en toda la región … ayudará a llevar la seguridad energética a Europa, y contribuirá a la estabilidad y la prosperidad de Oriente Medio y Europa “.

El proceso no siempre ha sido armonioso. La política turca en el Mediterráneo oriental está creando obstáculos. En la declaración de la cumbre de Beer Sheba , Netanyahu, Tsipras y Anastasiades reiteraron su pleno apoyo y solidaridad con Chipre en el ejercicio de sus derechos soberanos en su zona económica exclusiva. Hasta ahora, Washington ha preferido adoptar públicamente una postura de igual distancia entre Atenas / Nicosia y Ankara. Sin embargo, una entrevista reciente con el Subsecretario de Estado para Asuntos Europeos y Euroasiáticos de Wess Mitchell podría indicar el comienzo de un cambio en ese enfoque. Hablando con el periódico Kathimerini Mitchell alentó a Chipre a desarrollar sus recursos, caracterizó el punto de vista de Turquía como “una minoría de uno frente al resto del mundo” y expresó la oposición de su país a cualquier tipo de hostigamiento en las aguas chipriotas. Si bien este mensaje es importante, queda por ver cómo reaccionará Washington en los bloques de la zona económica exclusiva de Chipre, donde los barcos estadounidenses no participan en la perforación.

La construcción del gasoducto East Med con la bendición de Estados Unidos beneficiaría al bloque democrático de Israel, Grecia y Chipre y cancelaría los planes para el transporte de gas natural desde la Cuenca Levantina a Europa a través de Turquía. Es posible que los Estados Unidos deseen advertir o incluso castigar a Turquía por la expansión de su cooperación militar con Rusia (por ejemplo, el acuerdo de Ankara con Moscú para el suministro de misiles S-400). Pero mientras la relación bilateral con Turquía es molesta, Washington todavía cuenta con ello.

El Departamento de Estado notificó recientemente al Congreso de una propuesta para vender el sistema de defensa aérea y de misiles Patriot a Ankara , lo que podría ser un intento de detener la compra del S-400. Más importante aún, la retirada de las tropas estadounidenses de Siria significa que ahora se requerirá una mejor coordinación entre Washington y Ankara. Según los informes de los medios, Trump ha aceptado una invitación de Erdoğan  para visitar Ankara en 2019.

Mientras Washington se esfuerza por encontrar un modus vivendi con Ankara, todavía valora a sus aliados en el Mediterráneo oriental y el sureste de Europa. La fuerza fundamental de las relaciones entre Estados Unidos e Israel se da en gran medida por sentado, y esto se está volviendo lentamente cierto para las relaciones entre Estados Unidos y Chipre y también para las relaciones entre Estados Unidos y Grecia.

Rusia es un catalizador en ese proceso. Los Estados Unidos y Chipre están mejorando su relación bilateral, un paso que Moscú no está preparado para manejar. En noviembre de 2018, Washington y Nicosia firmaron una declaración de intenciones sobre asuntos de seguridad, lo que llevó a Moscú a reaccionar ferozmente contra lo que considera un plan de Estados Unidos para militarizar a Chipre . Y en diciembre de 2018, se inició el diálogo estratégico inaugural entre los Estados Unidos y Grecia . Entre otras cosas, Grecia está apoyando la ampliación de la OTAN en los Balcanes, ya que el Acuerdo de Prespes allana el camino para que la ex República Yugoslava de Macedonia se una a él. Moscú dejó muy en claro que objeta el acuerdo alcanzado entre los gobiernos de Atenas y Skopje (ARYM) en junio pasado.

Si bien el diálogo institucionalizado israelí-griego-chipriota está dando resultados iniciales y creando una base sólida para la cooperación a largo plazo, es necesaria una mayor movilización de base. Los actos inaceptables, como el vandalismo frecuente en el Memorial del Holocausto de Tesalónica , no coinciden con la mejora de la imagen de Israel en Grecia y Chipre y son una señal de advertencia. Un nexo de colaboración entre las comunidades de los tres países, con la participación de representantes de varios sectores, incluidos los medios y la cultura, contribuirá sin duda a una mejor comprensión. Las comunidades de la diáspora respectivas, como lo ilustra la declaración de la cumbre de Beer Sheba, brindarán más asistencia y más profundidad.

***El Dr. George N. Tzogopoulos es investigador asociado de BESA , profesor de la Universidad de Tracia de Demócrito y profesor visitante en el Instituto Europeo de Niza.

 

https://besacenter.org/perspectives-papers/israel-greece-cyprus-beersheba/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.