Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
11 Tammuz 5779 | domingo julio 14, 2019
donativo

‘Putin habló de Jabad como si fuera un emisario’

Veinticinco años después de la muerte del Rebe de Lubavitch, Jabad es una fuerza de la naturaleza que opera en 3.500 centros en todo el mundo. El rabino Yehuda Krinsky, presidente de las instituciones de Jabad, quien comenzó como chófer del Rebbe, le cuenta a Israel Hayom sobre su relación, el antisemitismo en los EE. UU. Y el secreto del presidente ruso Vladimir Putin


NUEVA YORK   – Al final del fin de semana pasado, el mundo judío, algunos podrían decir el mundo entero, cumplió 25 años desde el fallecimiento del Rebe de Lubavitch, el rabino Menachem Mendel Schneerson, el séptimo y hasta ahora el último líder de la dinastía jasídica. En el cuarto de siglo que ha pasado desde su muerte, Jabad se ha convertido en una fuerza de la naturaleza en el mundo judío, un inmenso atractivo para los judíos religiosos, seculares, jasídicos y ultraortodoxos, e incluso para los jefes de estado.

Su presencia solo se hace más fuerte.  El archivo de grabaciones de video y audio que dejó atrás continúa nutriendo a las próximas generaciones, pero no necesitan la experiencia visual. Tampoco necesitan el famoso retrato del Rebe que cuelga en millones de hogares judíos y ya se ha convertido en un ícono cultural internacional. El Rebe sigue siendo, y aparentemente siempre será, el elemento vital de Jabad. Pero no pertenece solo a los Jabadniks, y su influencia en numerosas áreas sigue aumentando.

 

El grupo jasídico de Jabad busca enfatizar que es un «hogar judío» general y rechaza categóricamente la participación política. Pero su ejército de «diplomáticos», miles de emisarios en cientos de países, se están convirtiendo en una fuerza política importante. El lunes pasado, horas después de aterrizar en Nueva York, ya estaba visitando la tumba del Rebe de Lubavitch. A pesar de la hora tardía, docenas de judíos y gentiles estaban allí. Vinieron a suplicar, a orar, a admirar, a sentir la atmósfera. Estaban Sanz, Vizhnitz y Bobov Hassidim, e incluso algunos de Satmar, junto con los judíos tradicionales, los judíos ortodoxos modernos y los niños y niñas judíos seculares vestidos escasamente, así como una joven afroamericana con una súplica especial.

770 Eastern Parkway, la sede mundial del movimiento Jabad | Foto: Nir Arieli

Al día siguiente, en 770 Eastern Parkway en el vecindario Crown Heights de Brooklyn, conocido como «770» y en el centro del movimiento mundial de Jabad, me encuentro a Mendel Alperowitz, un nuevo emisario de Jabad en Dakota del Sur, que ha extendido la presencia de Jabad a todos los 50 estados de Estados Unidos. Estaba con el emisario de Alaska, Mendy Greenberg. Los emisarios del estado norteño son apodados «Los elegidos congelados».

En una habitación modesta, el rabino Yehuda Krinsky, presidente del brazo educativo del movimiento Mundial de Jabad, me espera. Comenzó como un emisario del Rebe en la década de 1950, cuando fue enviado a alentar a Kfar Jabad después de un ataque terrorista en una escuela que mató a seis personas. Más tarde, se desempeñó como chófer personal del Rebe, y luego como su portavoz. Hoy, a los 86 años, ocupa el puesto más alto en la secta jasídica, pero permanece detrás de la memoria del Rebe. Jabad opta por escribir su futuro con la tinta del pasado, y el pasado, para Jabad, proporciona inspiración para el futuro.

El Rabino Krinsky se crió en una familia de Jabad, hijo de padres que llegaron a los EE.UU. en el inicio del  siglo XX

«Mis padres hicieron un voto entre ellos de que si Dios los bendecía con hijos, harían todo lo que pudieran y, más que posiblemente, harían para ver que eran ‘shomrei Torah ve’mitzvot’ [judíos observantes]. tuvieron éxito. Construyeron un hogar muy judío en Boston. Soy el menor de nueve hijos. Cuando los anteriores rehenes de los años 20 y 30 enviaron a los ‘shluchim’ [emisarios] de Rusia y Polonia a Estados Unidos, siempre «Quédate con nosotros. Así que crecí en este tipo de calidez, ‘hachnasas orchim’ [hospitalidad], de madurez, aprendiendo. Iba a la escuela pública. No había yeshivot, no había escuelas judías en Estados Unidos».

‘¿Tienes carnet de conducir?’

Conoció al Rebe poco antes de su bar mitzvah. «Mis padres decidieron que querían sacarme de la escuela pública y enviarme a Nueva York, a Lubavitch. Esto fue en 1946. Vine a Nueva York con un hermano mayor mío, todavía era un estudiante. Ahí fue cuando realmente vi al Rebe por primera vez. Me sorprendió. Me cautivó. Me dije: «Quiero estar con esta persona, vivir con él, aprender de él. Después de las vacaciones de [Sukkot], me registré en el yeshiva. Yo era uno de los pocos niños en el dormitorio. La mayoría de los estudiantes venían del área, Nueva York.

El Rebe le diría a algunos de los estudiantes mayores: ‘Si ves a Yudel Krinsky, dile que me gustaría verlo’. Así que cada pocos días, recibo este mensaje. Todo el correo pasaría por él. Cuando llegó a mi correo, él lo dejó a un lado para mí. Él sabía quién era yo, no sabía que él sabía quién era yo. Solía ​​ir a sus oraciones, pararme y escucharlo. Esa sensación de asombro nunca pasó, incluso después de haber trabajado para el Rebe durante décadas. Cada vez que tenía que ir a su oficina, mis manos temblaban un poco.

«Una noche, estoy sentado en el beit midrash [sala de estudio], fue después de las 11 en punto, cuando mi javer [compañero de estudio] estaba estudiando el Talmud, y una de las personas en la oficina entra corriendo al shul [ sinagoga]: «¿Tienes una licencia? Bueno, entonces, rápido, el Rebe quiere irse, así que consigue un coche y llévalo». Había un joven Lubavitcher a unas cuadras de distancia que tenía un alquiler de autos, así que conseguí un auto y llevé al Rebe. No me preguntes cómo me sentía, porque no podía explicarlo. Desde ese momento en adelante, casi exclusivamente lo conduje «.

Jasidim se reúnen alrededor de la tumba del rebe | Foto: Nir Arieli

P: ¿Sentiste que el Rebe debería involucrarse en la política?

«El Rebe nunca se involucró en la política. Les puedo decir que, estando en la oficina las 24 horas del día, los 7 días de la semana, todo tipo de personas, candidatos de partidos políticos de todas partes, vendrían a verlo. Y él pasaría tiempo con ellos, pero él nunca, nunca apoyó a ningún candidato individual «.

P: Por otro lado, Jabad se siente muy claramente en la política israelí. ¿Cómo puedes explicar eso?

«Tienes que preguntar a los israelíes. Hubo una vez que el Rebe apoyó a ‘Gimmel’ [Judaísmo de la Torá Unida], por alguna razón. Y creo que [el partido] pasó de dos [asientos] a cinco y estuvo cerca de las seis. «Alguien calculó que el número de asientos que el Rebe trajo a todos los partidos era seis. Había una razón religiosa para su intervención».

P: ¿Cómo han cambiado las cosas desde 1957, el año en que comenzó a ser parte del personal del Rebe y jefe de su servicio de noticias? ¿Cómo involucrar a las personas en esta era digital de una manera que esté en línea con la enseñanza y los valores ortodoxos?

«Primero que nada, la gente cambia. La cantidad de personas cambia. Hoy, en mi opinión, Jabad-Lubavitch es la organización judía más grande del mundo. Usted tiene más de 3,500 Batei Jabad [Casas de Jabad] en todo el mundo, y junto con el difundir la Torá y las mitzvot, nuestra gente salva a las personas en desastres naturales. Así fue en Nepal y en el gran tsunami [en 2004]. También salvan a los no judíos, siempre ayudan. Son muy, muy exitosos. Es la organización judía más activa del mundo, la más genuinamente preocupada. La preocupación por la situación de los judíos, 24/7 «.

«En cuanto a la era digital, no tiene alternativa. Internet tiene muchos peligros pero también un gran potencial. La realidad es que se ha convertido en parte de nuestras vidas, por lo que debemos ser muy cuidadosos y utilizarla para cosas buenas». Recuerdo que cuando empecé con los periódicos en 1957, fue difícil. No había computadoras. Si deseaba enviar un comunicado de prensa, tenía que escribirlo y ponerlo en un sobre, ponerle un sello e ir a la oficina de correos. Hoy, estamos muy adelantados debido a nuestra relación con las relaciones públicas. Recuerdo cuando las direcciones del Rebe se enviaban por satélite, ¡en 1980! Comenzamos muy temprano. Necesitaba un equipo enorme para ello. para pasar. [Ahora] no tienes que hacer nada, solo necesitas una computadora, presionas un botón «.

El Rebe de Lubavitch, el rabino Menachem Mendel Schneerson. «Nunca se involucró en política», dice el rabino Krinsky | Foto: AP (archivo)

‘No pelees, solo trae luz’

En 2008, con la serie de ataques terroristas importantes en Mumbai, India, quedó claro que el trabajo de los emisarios de Jabad no solo era difícil sino también peligroso. Seis personas fueron asesinadas en la Casa de Chabad en Mumbai, incluyendo a Gabriel y Rivka Holtzberg.

P: ¿Cómo cambió el ataque de Mumbai a su organización, en términos de emisarios?

«Hay muchas cosas que continúan en términos de seguridad para los shlijim, dondequiera que estén. No puedo contarles más sobre esto. Tenemos que orar a Dios para que no suceda nada extraño, como lo que mencionó anteriormente.  Tuvimos algo en Poway [California] hace unos meses «.

P: Cuando comenzaste a trabajar aquí con el Rebe, un tiroteo en una sinagoga en California, ¿Era algo que podrías haber imaginado?

«Cualquier cosa puede pasar, y necesitas estar listo para cualquier cosa».

P: Estados Unidos es un lugar que saludó a Jabad, que saludó a los judíos. Al ver actos antisemitas en Estados Unidos ahora, ¿es algo que hubieras esperado?

«En Estados Unidos, todos los días se producen disparos. Chicago es como un campo de batalla. Solo tenemos que esperar y rezar para que Dios nos proteja. Ese disparo [en Poway], y la forma en que el sheliaj [el emisario, que perdió un dedo en el tiroteo] reaccionó, cautivó a los medios de comunicación y a los Estados Unidos de costa a costa. Esa semana, los estudiantes universitarios estaban clavando mezuzot en las puertas de sus habitaciones para demostrar que no tenían miedo».

P: Muchas personas culparon a la administración de Trump por los ataques con disparos contra los judíos. ¿Cree que tiene sentido en Jabad acusar al presidente de ser un antisemita?

«No lo entiendo en absoluto. Tienes que preguntarle a los demócratas. No es un antisemita. No tiene sentido acusarlo de eso. No puedes entender por qué lo llaman así. No es un anti- Semite y culparlo por el tiroteo es absurdo.

Q: El Rebe nunca visitó Israel. ¿Tenía él una necesidad espiritual de visitar el Muro Occidental?

«Esa es una buena pregunta. Tuve la misma pregunta para el hombre, muchos años y me preguntaron muchos periodistas. No iba a preguntar al Rebe, no tenía el descaro. No era mi trabajo. Así que le escribí una nota al Rebe diciendo que los periodistas me hacían esta pregunta. Me contestó que no había encontrado una excusa para irse  a Eretz Yisrael. Si vas, puedes ir solo en dos circunstancias: para casarte o para estudiar Torá. Como ya estaba haciendo esas dos cosas, no podía venir a Eretz Yisrael y luego irse «.

P: ¿Qué tan preocupado está Jabad por la asimilación? ¿Qué tan duro estás dispuesto a luchar contra ello?

«Si alguien estába haciendo algo al respecto, es el Rebe con los shlijim. No creo que haya ninguna otra organización que tenga la expansión y los medios, y la gente está realmente preocupada. Estoy seguro de que han avanzado mucho para Detener la marea, pero [la asimilación] está aumentando «.

P: ¿Y qué hay de la lucha contra el antisemitismo?

«Estuve allí la primera vez que [ahora el primer ministro] Bibi Netanyahu vino a ver al Rebe. Acababa de ser nombrado embajador en la ONU. Vino al Rebe durante las [celebraciones de Simchat Torah]. Estaba parado cerca del aron kodesh [Arca sagrada] y [Netanyahu] encontró su camino hasta allí y se presentó al Rebe. El Rebe habló con él durante 40 minutos, esto era en medio de las hakafot , y todos estaban esperando para continuar, y este joven se acercó y ‘tomó’ 40 minutos de su tiempo «.

«El Rebe le dijo que las Naciones Unidas es una casa de oscuridad. Así que tienes que poner una luz. ‘Un poco de luz arroja mucha oscuridad’, por lo que tu obligación [de Netanyahu] era traer luz. No luchar», solo hazlo ligero. Eso vive con él [Netanyahu] en su corazón. Creo que este fue el enfoque del Rebe hacia el antisemitismo, no puedes combatirlo «.

Uno de los líderes mundiales más importantes para mantener lazos cercanos con Jabad es el presidente ruso Vladimir Putin. El rabino Krinsky dice que en conversaciones con Putin, el líder ruso le preguntó de dónde eran originalmente sus padres en Rusia.

«Dijo que creció en San Petersburgo, en un área judía, y que era el goy de Shabat. No usó ese término. [Dijo] que lo sabía todo. Dijo sobre Jabad, sabe que Jabad es muy activo. Hablaba de Jabad como un sheliaj «.

Emisario de Jabad a Alaska Mendy Greenberg con emisario de Jabad a Dakota del Sur Mendel Alperowitz | Foto: Nir Arieli

P: En todas partes tienes judíos, incluso uno, tienes un sheliaj. Los tienes en los 50 estados de los Estados Unidos. ¿Enviarás uno a Irán?

«Hubo dos cosas que el Rebe puso como condición antes  que un sheliaj se fuera a un país. Debería haber una mikve, y no debería haber agitación política».

P: Todos ustedes, han trabajado con el Rebe, conocieron al Rebe, se encontraron con el Rebe. Pero tienes nietos que nunca han visto al Rebe. Solo oirán historias. ¿No merecen también un Rebe?

«Creo que sí. Hay tantos escritos del Rebe. Sus charlas y sus cartas y correspondencia. Hay 35 volúmenes de su correspondencia que cubren todo tipo de preguntas y respuestas [sobre] casi toda la gama de la vida. Luego sus charlas , y hay 1,500 de sus artículos sobre temas de jassidut. Mucha gente ha sido profundamente influenciada por ellos. En segundo lugar, le agradezco a Dios que en la década de 1970 comencé a filmar el Rebe en los eventos, a pesar del alto costo. También hay grabaciones del transmisiones por satélite. Hoy podemos ver estos videos y ver el cuidado y la pasión del Rebe. Los niños lo ven y se meten en sus corazones «.

P: ¿Qué fue diferente acerca del Rebe? ¿Por qué los jasidim de otras sectas que no son Jabad vienen a visitar su tumba?

«El Rebe tocó a la gente. Sé que los diferentes grupos de Jassidim y el error», cuando ciertas cosas suceden en el mundo de hoy, especialmente sobre la situación en Eretz Yisrael, preguntan: ‘¿Qué diría el Rebe?’ Hace años, no escuchaban al Rebe, pero ahora sienten que está respondiendo las preguntas importantes «.

P: ¿Es el legado del Rebe que en cada uno de nosotros hay un poco de Jabad, dado el hecho  que tantas personas se sienten atraídas por él?  

«Yo diría que 100%. Jabad, especialmente las enseñanzas del Rebbe, ayudan a todos a conectarse con la esencia del judaísmo».

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

https://www.israelhayom.com/2019/07/12/putin-spoke-about-chabad-as-if-he-were-an-emissary/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.