Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles agosto 14, 2019
donativo

Janusz Korczak, Elie Wiesel Y Mis Nietas


Libre!!!! Lucia, mi nieta… es LIBRE

El 5 de agosto de 1942 Janusz Korczak marchó a la muerte con los 200 niños de su orfanato. Al cumplirse un nuevo aniversario de su martirio, vaya este homenaje

 

En 1990 el director de cine polaco Andrej Wajda filmó una película dedicada a resaltar la vida y la obra de Janusz Korczak, el médico, maestro y educador, que quiso inculcar en los niños la esperanza de un mundo mejor y la fe en la justicia. Para ello creo una verdadera República de los Niños, en la que estos se autogobernaban. No eran tratados como seres inferiores sino como lo que eran: SERES HUMANOS, con sus sueños, sus esperanzas, sus alegrías y tristezas, sus temores. En las tinieblas y la degradación del Ghetto de Varsovia el orfanato dirigido por Korczak era un rayo de luz y un camino de elevación. Y en agosto de 1942 Janusz Korczak, con los 200 niños de su orfanato marcharon hacia el vagón que los conduciría a la muerte física para que sus almas pudieran remontar vuelo.

El 2 de julio de 2016 murió Elie Wiesel. Sobreviviente del horror nazi, se convirtió en testigo, pero su testimonio estaba despojado de odio, no había en él ansia de venganza, sino sed de justicia. Además su testimonio transmitía un mensaje a toda la humanidad: Para que nunca más se repitiera el infierno de Auschwitz la humanidad debía dejar de lado el odio sin sentido y bregar por la paz y la comprensión entre todos los hombres sin distinción de raza o religión.

Y acá llegamos a la tercera parte del título: mis nietas. Vivo en Israel y ellas nacieron en este país surgido de las cenizas del Holocausto, en la tierra ancestral del pueblo judío.

Ellas son libres, hablan nuestra lengua milenaria y no se avergüenzan de su judaísmo. Pero para que ellas pudieran llegar a eso murió Korczak con sus 200 niños (una pequeña parte del millón y medio de niños asesinados por los nazis), y Elie Wiesel tuvo que sobrevivir al último círculo del infierno para proclamar su mensaje de paz y hermandad entre los hombres.

Todavía mis nietas son pequeñas para comprender el mensaje que entrañan el martirio de 200 niños y la resurrección de Wiesel, pero estoy seguro que en un futuro cercano no sólo lo van a comprender, sino que ese mensaje se transformará para ellas en bandera que encabezará su marcha hacia un mundo mejor

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.