Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado octubre 12, 2019
donativo

La soberanía en el Monte del Templo… Solo de Israel


Los jordanos no tenían derecho de reprender al embajador israelí • Los judíos rindieron culto en el templo hace 3.000 años, mientras que el islam solo existe desde 1.409 años • Opinión

Si fuera embajador israelí en Jordania y fuese invitado para ser reprendido por las acciones de Israel en el Monte del Templo, y el ascenso de los judíos para llorar en Tisha B’Av por la destrucción del Templo, recordaría la advertencia de que nosotros, los judíos, hemos adorado al único Dios en el Templo que estuvo allí hace poco más de 3.000 años. El islam solo tiene 1,409 años.

Le recordaría que en el árabe clásico, el nombre de Jerusalén es “la casa de Al-Maqdes”, y esto es una prueba más de la falsedad actual de sus argumentos cuando dicen que el Templo no existió y no fue creado.

Presentaría una repetición de los mapas turísticos oficiales de Jordania impresos antes de 1967, y en el Monte del Templo está escrito en inglés “Mount Moriah”, en el sureste de los “Establos de Salomón”, al sur del “Valle de Jehoshaphat”, al este de la “Tumba de Zachary” y “Yad Avshalom” y al oeste del Monte “. Monte Sión”, y luego agregaría el proverbio en árabe: “Un mentiroso necesita una buena memoria”.

Le recordaría que en el acuerdo de paz de 1994 con Israel, Jordania recibió un estatus especial en el Monte del Templo, pero Jordania no se convirtió en soberano en el acto, porque la soberanía pertenece solo a Israel.

También le recordaría que los palestinos, cuyos “derechos” le importan tanto, asesinaron al padre del abuelo del actual rey en el Monte del Templo.

Y finalmente le preguntaría: “Usted dice que Jerusalén Este debería ser la ‘capital de Palestina’, entonces, ¿por qué no estableció un estado así con su capital, Jerusalén Este, durante esos 19 años, entre 1948 y 1967, cuando ustedes conquistaron ilegalmente Judea, Samaria y Jerusalén Este?”

Pero no soy un embajador israelí en Jordania, y dudo mucho que un embajador israelí en Jordania se atreva a plantear tales preguntas en sus labios. Lamentablemente, la diplomacia israelí parece ser así, ¿es una maravilla que nos desprecien y regañen como niños cuando ejercemos nuestro derecho religioso e histórico?

 

Dr. Mordechai Keidar, profesor en el departamento de árabe e investigador en el Centro de Estudios Estratégicos Begin-Sadat, Universidad de Bar Ilan

 
Comentarios

Mordejai Kedar expresa en estas lineas una serie de verdades históricas irrebatibles, que al igual que él, me pregunto como los distintos embajadores israelies no las utilizan en sus alegatos, o cuando son interpelados en fóros internacionales acerca de la capitalidad de Jerusalen …
Tal es la judeidad de Jerusalen, que el Estado de Israel, no podiá establecerse en un lugar alejado de su entorno … ésta ciudad dá pues, sentido a la presencia de una parte del pueblo judio constituido como Nacion, en el territorio que hoy justamente ocupa, aquel en el cual por miles de años vivieron sus ancéstros …
Consciente soy, que estos argumentos y muchos otros igualmente válidos, no consiguiran acallar la reclamacion «palestina» y ni siquiera persuadírles de la ilegitimidad de sus pretensiones, pero no por ello deben dejar de ser repetidos hasta la saciedad, algo a lo que invito desde aqui, a la diplomacia israeli, tantas veces reácia a hacerlo … a mi juicio, incomprensiblemente …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.