Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes febrero 4, 2020
donativo

Simon Wiesenthal, el verdadero justiciero


En 1908 Nace Simon Wiesenthal, investigador austríaco de crímenes de guerra.
De profesión arquitecto, fue un investigador y cazador de nazis judío, que tras haber estado prisionero en el campo de concentración de Mauthausen-Gusen durante la Segunda Guerra Mundial dedicó la mayor parte de su vida, como miembro del Mossad, a localizar e identificar criminales de guerra nazis que se encontraban fugitivos, para llevarlos ante la justicia.

En 1936 se casó con Cyla Mueller. Wiesenthal vivía en Leópolis, por entonces perteneciente a Polonia y en la actualidad parte de Ucrania, en el momento de iniciarse la Segunda Guerra Mundial. A causa de la intervención soviética esta ciudad fue ocupada por la Unión Soviética. El padrastro y el hermanastro de Wiesenthal fueron asesinados en circunstancias nada claras y Wiesenthal fue forzado a cerrar su firma y a trabajar para el Estado. Cuando Alemania invadió la Unión Soviética en 1941, Wiesenthal y su familia fueron arrestados en Checoslovaquia.

La esposa de Wiesenthal pudo ocultar su origen judío a los soldados alemanes a causa de sus facciones y pelo rubio y los falsos papeles que le fueron suministrados por la Resistencia polaca a cambio de diagramas de las intersecciones de la vía férrea que dibujó su marido, pero éste no fue tan afortunado.

Fue internado en varios campos de concentración durante más de cuatro años. Durante su encierro intentó suicidarse cortándose las muñecas para evitar el trabajo. Wiesenthal consiguió los nombres de los soldados alemanes que conoció durante su reclusión y, una vez liberado, se dedicó exclusivamente a buscarlos y acusarlos públicamente de criminales de guerra nazis.

Wiesenthal fue liberado de Mauthausen por las fuerzas estadounidenses en 1945. Tan pronto como su salud mejoró, ofreció sus notas sobre los criminales nazis al Ejército de los Estados Unidos y trabajó recogiendo documentación para los procesos judiciales sobre los nazis realizados en los Juicios de Núremberg.

En 1947, él y treinta voluntarios más fundaron el Centro de Documentación Judía en Linz, Austria, con el propósito de recoger información para futuros procesos. Sin embargo, los Estados Unidos y la Unión Soviética perdieron el interés en promover procesos contra crímenes de guerra y el grupo se dispersó.

Pese a todo, Wiesenthal continuó reuniendo información en su tiempo libre mientras trabajaba en todo momento en ayudar a los afectados por la Segunda Guerra Mundial.

Durante este tiempo Wiesenthal fue una figura fundamental en la captura y procesamiento del principal factor de la “solución final” o Endlösung, Adolf Eichmann. En 1954, Wiesenthal consiguió localizar e identificar en Buenos Aires al destacado nazi Adolf Eichmann e informó de ello al Centro de Investigación del Holocausto Yad Vashem en Israel, cuyas autoridades eran inicialmente muy escépticas al respecto, pero finalmente Eichmann fue capturado por el Mosad en la conocida “Operación Garibaldi”.

En 1977 se fundó en la Universidad Jeshiva de Los Ángeles (EEUU) el Simon Wiesenthal Holocaust Center, que en la actualidad tiene más de 400.000 miembros y sedes en Toronto, Buenos Aires, Jerusalén y París. Más adelante, en 1979, la Oficina Especial de Investigación en EE.UU. (OIS) compartió con Wiesenthal información sobre personas sospechosas de haber participado en el genocidio.

En 1989 causó conmoción la declaración de la OIS, según la cual el presidente austriaco y ex secretario general de la ONU, Kurt Waldheim, había colaborado con los nazis durante la guerra. Wiesenthal reaccionó de acuerdo a sus principios y afirmó que el presidente austriaco siempre estuvo enterado de las actividades de los criminales nazis, pero que no se le podía probar su directa participación en sus crímenes. El Centro Simon Wiesenthal denuncia el antisemitismo, vigila los grupos neonazis, trabaja con los Museos de Tolerancia de Los Ángeles y Jerusalén y se encarga de condenar a los nazis.

Wiesenthal hace una aparición como un personaje menor en “El Archivo de Odessa de Frederick Forsyth, otorgando información a un periodista alemán que intenta localizar a un criminal de guerra nazi.

La esposa de Wiesenthal murió el 10 de noviembre de 2003 a la edad de 95 años. Wiesenthal falleció en Viena mientras dormía el 20 de septiembre de 2005 a la avanzada edad de 96 años. Fue enterrado en Israel tres días más tarde, el 23 de septiembre.

Fuente: Personalidades Judías de Todos los Tiempos

Una anecdota. Porisrael.org

Una buena excusa para una maravillosa historia del día que festejó sus 90.
“Un día, Simon llamó y dijo que le gustaría celebrar su 90 cumpleaños con unos amigos en Viena. Le pregunté dónde le gustaría celebrar.
•••
Él dijo: «Tengo un deseo incumplido, tener una fiesta en el Hotel Imperial». Me dijo que era el hotel favorito de Hitler y que tanto Hitler como Himmler tenían suites permanentes allí. Construyeron enormes bunkers debajo del hotel, que todavía existen hoy, porque Hitler pensó que esto serviría como un cuartel general ideal desde donde podría conducir la Segunda Guerra Mundial.
•••
Durante el Tercer Reich, habría sido impensable, dijo Simon, que se viera a un judío en el Hotel Imperial. «Y quiero asegurarme», dijo, «de que todos los tabúes del Tercer Reich están rotos y que el registro de este hotel afirmaría que Simon Wiesenthal celebró su 90 cumpleaños aquí con una cena kosher».
•••
En la noche de la cena, cuando la banda tocó su canción favorita en yiddish, ‘Belz, Mein Shtele Belz’ (Belz, My Little Shtetl Belz), miró hacia el techo, se volvió hacia mí y dijo: ‘Ves incluso los candelabros tiemblan porque esta es la primera vez que escuchan tal música aquí.
•••
Deje que la historia cuente», dijo,» que Hitler ya no está aquí, pero incluso en el Hotel Imperial, los judíos siguen vivos y cantando «.»

Porisrael agradece al Dr. Ariel Gelblung, Director del Centro Wiesenthal para America latina esta anecdota

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.