Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 16, 2020
donativo

La pérdida de fe del pueblo iraní al régimen iraní y a su líder: «¡Mentiroso, dimita!»


Luego de negarlo durante tres días, el régimen iraní finalmente, el 11 de enero, 2020 reconoció su responsabilidad por del derribo del Vuelo 752 de la aerolínea Ucrania Internacional poco después de su despegue de Teherán el día 8 de enero. La mayoría de los 176 pasajeros asesinados eran jóvenes, promisorios estudiantes iraníes de la élite del país. Ese día, el comandante de la Fuerza Aeroespacial del CGRI, General Amir Ali Hajizadeh entre lágrimas y sollozos, asumió responsabilidad por el derribo del avión. También ese día, el Líder Supremo Ali Jamenei pidió una investigación sobre el «lamentable incidente» que dijo, fue resultado de un error humano. El 13 de enero, el portavoz del gobierno Ali Rabiei dijo que «el gobierno [del Presidente Rohani] no mintió» sobre las circunstancias del accidente aéreo porque no conocía los hechos ni había sido informado de ellos.[1]

A partir del 11 de enero, manifestaciones públicas contra el régimen y contra Jamenei se esparcieron en ciudades a través de Irán, principalmente en las universidades. Los manifestantes expresaron su ira por las mentiras y engaños  del régimen y del liderazgo sobre el accidente aéreo, particularmente sobre la persona de Jamenei, que había estado ocupado con su campaña de duelo por el comandante de las Fuerzas Qods Qassem Soleimani y en presentar el ataque con misiles del CGRI el 8 de enero a dos bases militares en Irak, las cuales albergan al personal militar estadounidense, de causarles pérdida de vidas y propiedades a gran escala ante Estados Unidos que el liderazgo prometió en los días anteriores a los ataques.

Las protestas reflejan la pérdida de fe de la población iraní al régimen y al líder supremo – enero, 2020

Si bien las protestas públicas anteriores, en diciembre, 2017 y en las «revueltas por la gasolina» ocurridas en noviembre, 2019, estallaron en un contexto debido a la situación económica en el país y por las decisiones del régimen que impactaron negativamente hacia la población, las actuales protestas son el resultado de una severa crisis de confianza entre el pueblo iraní frente al régimen de Jamenei – una protesta contra su cultura de mentiras y su negación a responsabilizarse por las consecuencias de sus acciones que le caracterizan. Esta vez, intelectuales y otras figuras identificadas con el banpo reformista se unieron a aquellos que llenaron las plazas públicas para protestar contra el régimen y su líder por las mentiras y la negativa de asumir responsabilidad por el derribo del avión y el asesinato de algunos de los mejores de la juventud de Irán. Muchos jóvenes están tomando las calles y plazas de la ciudad con gritos de «!Muerte al Líder [Jamenei]», «Muerte al Dictador», «La República Islámica [de Irán] debería ser aniquilada» y «Muerte a los estudiosos religiosos que asesinaron a la juventud de la patria!»

Para ver este video en el portal MEMRI TV, pulse aquí 

Otra manifestación de las protestas contra el régimen fue el demostrativo rechazo de los estudiantes universitarios a la enemistad del régimen hacia los Estados Unidos, tal como lo expresa su negativa de caminar y pisar sobre las banderas de Estados Unidos e Israel pintadas en el suelo de las instalaciones universitarias, a pesar de que fueron los Estados Unidos que asesinó al comandante de las Fuerzas Qods Soleimani, amado del régimen, pocos días antes. En estos incidentes, multitudes de estudiantes abuchearon a los pocos que pisaron por encima la bandera estadounidense, gritándoles «¡No tienen honor!» – expresando su alto nivel moral sobre el régimen y sus miembros.

Para ver este video en el portal MEMRI TV, pulse aquí 

El 12 de enero, las portadas de los diarios cercanos a los círculos reformistas y moderados pidieron a los líderes políticos del país que renuncien, calificando su conducta al derribo del avión como «increíble» e «inexcusable» y publicando los nombres de todos aquellos que murieron en este.[2] Ante el contexto de la pérdida de confianza de la población, tres presentadores de noticias de la red de transmisión del estado anunciaron su renuncia, expresando su pesar por colaborar con el régimen informando mentiras a la población durante años.

Varios ex-altos políticos de entre los círculos reformistas, entre ellos el ex-vocero del Majlis y líder del Movimiento Verde Mehdi Karroubi y su asesor Abbas Abdi,[3] también pidieron al Líder Supremo Ali Jamenei que renuncie debido a su grave responsabilidad por el desastre del avión y por mentir y encubrírselos a la población. Karroubi y Abdi, junto al periodista exiliado Akbar Ganji, protestaron contra la cultura de mentiras dirigida por el régimen en la sociedad iraní y argumentaron que la crisis de pérdida de confianza pública en el régimen y en Jamenei era irreparable.

Lo siguiente son aspectos destacados de las declaraciones de Karroubi, Abdi, Ganji y del reformista Ayatolá Mahmoud Amjad:

El ex-portavoz del Majlis Karroubi dirigiéndose a Jamenei: «Usted no posee ninguno de los recursos, ni el coraje, capacidad [administrativa] o la fuerza requerida de un líder»

El ex-vocero del Majlis Mehdi Karroubi, líder del Movimiento Verde que ha estado bajo arresto domiciliario desde el año 2011 por su participación en protestas contra la brutal represión de ciudadanos iraníes que manifestaban contra el fraude en las elecciones presidenciales del 2009, publicó una carta abierta al Líder Supremo Ali Jamenei el 11 de enero. En esta, recordó la responsabilidad directa de Jamenei por el derribo del avión de pasajeros, como comandante en jefe de las fuerzas armadas y argumentó que Jamenei no era apto para liderar a Irán, enumerando su responsabilidad por la represión y asesinato de su pueblo en este y otros incidentes anteriores. Karroubi enumeró entre estos incidentes la serie de asesinatos a intelectuales y escritores iraníes que se atrevieron a criticar al régimen en el año 1998, el fraude electoral ocurrido en el año 2009 y la brutal represión a las protestas del Movimiento Verde; y la represión de las protestas públicas en los años 2017 y 2019. Este agregó que no creía que Jamenei no sabía la verdad sobre el avión ucraniano desde el primer día, tal como se insinuó en los medios de comunicación y que Jamenei fue responsable de ocultarle la verdad a la población por días. Este escribió:

«… Le escribo en relación a la catastrófica situación que prevalece en el país como resultado de su fallido y fracasado liderazgo y su equivocada intervención en todos los asuntos en el país. Hoy día, luego de tres días de descaradas negaciones y engaños [por parte del régimen], nos llega la noticia de que el derribo del avión de pasajeros con un misil fue perpetrado por nuestras propias fuerzas, solo después de que Occidente expusiera la verdad de esta desgracia, que privó a las familias de sus seres queridos que se encontraban en dicho vuelo. [Hoy], decidí recordarle a usted un punto importante, en esta breve carta.

«Como comandante en jefe de las fuerzas armadas, usted asume su responsabilidad directa sobre este tema. Dígame, en la mañana del miércoles 8 de enero, 2020 ¿supo usted sobre el desastre? O, tal como afirman los medios de comunicación, ¿Se lo informaron sus socios solo el viernes 10 de enero, 2020? Si el miércoles usted ya sabía [la verdad] y sin embargo, permitieron que las autoridades militares, de seguridad y de propaganda engañen a la población, ¡pobre de ustedes! Debido a que usted no posee ninguna de las calificaciones y atributos requeridos por la constitución para el cargo de líder de Irán.

«Pero esta desgracia no es la única desgracia de la que usted es directamente responsable. [Otras incluyen] el fracaso en tratar con precisión la serie de asesinatos [a intelectuales] en el año 1998, el fraude electoral y la subsiguiente sangrienta represión de las protestas en el año 2009, la directa represión a los manifestantes en el año 2017 y muy recientemente, la represión a la ya agotada población en la subida de los precios de la gasolina en noviembre, 2019.

«Y si, tal como afirman [los medios de comunicación], usted no sabía nada de este desastre y no continuaron exponiendo la verdad, por favor dígame: ¿Qué clase de líder supremo es usted? ¿Quién está siendo engañado tontamente, como lo está haciendo el país? Incluso si este es el caso, está muy claro que usted no posee ninguno de los recursos, ni el coraje, ni la capacidad [administrativa] o la fuerza requerida de un líder».[4]

Abbas Abdi: «No hubo mentira aquí – hubo un ocultamiento organizado, lo cual es peor que una mentira»

En una carta abierta a Jamenei fechada el 12 de enero, 2020 el líder reformista Abbas Abdi protestó ante Jamenei contra la cultura sistémica de mentiras del régimen y contra sus falsos informes regulares hacia sus ciudadanos. El problema, escribió Abdi, no es la mentira en sí misma, sino el ocultar la misma de manera organizada, al punto en que altos niveles del régimen afirmaron días después que el avión había sido derribado y que no sabían nada de los hechos verdaderos. Abdi sostuvo que esta afirmación de ignorancia era peor que la orden de disparar el misil que derribó el avión. También protestó contra la falta de medios de comunicación libres en el país y contra la incapacidad de los medios ya establecidos para criticar al régimen y sus acciones. Este escribió:

«… En este tema, desde el propio comienzo, parecía que mentir sobre ello sería algo tonto… Por lo tanto, [pensé] que las autoridades decían la verdad [de que el accidente aéreo fue resultado de una falla técnica]. No porque el régimen no mienta, sino porque pensé que tenía sentido el no mentir sobre esta situación…

«En la noche del jueves 9 de enero, 2020, me cité con un alto funcionario del gobierno en cierta reunión… Habló sobre el avión y dijo con vehemencia y en una palabra que la razón [del accidente] fue un problema técnico. Sus palabras fueron tan firmes que estuve convencido de que él mismo realmente se las creía! Esa misma noche, llamé a alguien que conocía y era uno de los encargados de la organización de aviación nacional [de Irán]. Al principio no respondió, pero luego me llamó y resultó que había participado, junto al presidente de la organización, [en una entrevista transmitida por] la autoridad de retransmisión [nacional] para explicar el por qué «¡no fue un misil el que derribó el avión!»

«Aunque algunas de las excusas eran comprensibles para aquellos de mente sencilla… hubo puntos que no se mencionaron. Por ejemplo, ¿qué sucede con los fragmentos del avión… por qué no hubo ninguna grabación [de las comunicaciones] entre el piloto y la torre de control [del vuelo] y ¿cómo podían excusarse por lo que es [claramente] visible en el video del incidente? La persona que yo conocía en la organización nacional de aviación dijo que el presidente de la organización había negado vehementemente que fuese un disparo de misiles… pero este debía decirme la verdad, o al menos expresar dudas, porque la organización nacional de aviación y el Ministerio de Transporte seguramente que si conocían la verdad…

«[El tiempo] pasó… y el viernes 10 de enero, 2020 el portavoz del gobierno Ali Rabiei me llamó… este me dijo que ‘toda esta historia [sobre una falla técnica] era mentira y mi sangre está siendo derramada [porque ahora dicen que yo mentí]’. ¡Es interesante que Rabiei también pensara primero en todo su honor! De hecho, tenía razón, porque en un sistema que no tiene misericordia por sí mismo, no existe razón para que sus miembros piensen en su honor. Rabiei explicó que [el Presidente] Rohani le explicó que la última parte de sus declaraciones [de Rabiei] [en la conferencia de prensa en la que Rabiei declaró que el accidente se debió a una falla técnica] no era del todo cierta…

«Al mismo tiempo, intenté [obtener información] a través de otro canal – y el resultado fue terrible. Ese canal intentó obtener información de sus conexiones más cercanas y [también] negaron categóricamente que algún misil estuviese involucrado en el derribo del avión.

«Estoy absolutamente asombrado de que este sea un sistema en el que incluso los más cercanos a ello no saben nada [sobre lo que realmente sucede]. Luego, se hizo evidente que el problema es más que una simple mentira. No hubo mentiras aquí – se organizó un ocultamiento [de la verdad], que muchas veces es peor que una mentira… El problema, según yo lo veo, va más allá de las mentiras. Estamos lidiando con una estructura defectuosa e ineficiente [del régimen]…

«El principal problema en esta historia no es el principio de mentir. Es si tal incidente pudiera ocurrir y [que aun] no sea conocido por los altos niveles políticos y militares del país tres días después [insinuando a Jamenei y Rohani]. ¿Es concebible que cierto nivel del brazo operativo [del CGRI] cometió este error [de disparar el misil] pero no permitió que nadie fuera de su propio círculo lo supiera?…

«El ocultamiento sistemático es la raíz de esta crisis y esto es peor que mentiras. Diré claramente que he dicho lo mismo sobre los asesinatos a escritores ocurridos en 1998: La ignorancia de las autoridades sobre el tema de estos asesinatos fue aún peor que si hubiesen sido ordenados por las autoridades. Hoy también, la ignorancia sobre lo que sucedió – a todos los niveles que debieron saber de ello, es peor que el propio tema en conjunto.

«Este desastroso tema nos recuerda varios puntos. El primero de ellos es la falta de medios de comunicación libres, siendo este la madre de todos los problemas en la sociedad iraní. Un medio de comunicación que no puede examinar nada es mejor que no exista. Estos son los medios de comunicación que deberían haber demostrado que el misil derribó el avión… El ocultarlo y mentirle a la población, por no mencionar en tales y cuales circunstancias, es inaceptable. No existe ningún error aquí – solo existe un plan y un método que fueron elegidos como modus operandi a ello…»[5]

Periodista exiliado Ganji: «En la dictadura de la República Islámica, los medios de comunicación y el Majlis no pueden cuestionar a Jamenei – porque en ausencia de democracia y libertad… aquellos en el poder no son responsables [de nada] – pero esto no alivia a Jamenei de responsabilidad»

En un artículo publicado el 12 de enero en el canal de Mehdi Karroubi de la plataforma Telegram, el periodista exiliado iraní Akbar Ganji pidió a Jamenei, en una carta abierta, que explique sus acciones y renuncie a su cargo. También en la carta, subrayó una comparación entre «los dos comandantes en jefe, Trump y Jamenei» y señaló que Jamenei es responsable de derribar un avión de pasajeros y de la muerte de hijos de Irán. Este agregó que la crisis de confianza que sigue a la conducta del régimen es tan severa que no puede tener reparación. Los clérigos que controlan el país han logrado una cultura de mentiras en el país y la crisis en la confianza de la población en el régimen, este dijo y pidió a los líderes del régimen que no arrastren al pueblo hacia la guerra y renuncien al poder para que La república democrática secular comprometida con la libertad de los ciudadanos pueda surgir en lugar del régimen.

Ganji fue arrestado en el 2001 luego de publicar una serie de artículos sobre los asesinatos y desapariciones de escritores e intelectuales opositores entre los años 1988-98 en los que insinuó que altos funcionarios iraníes estaban involucrados en ello. Ganji fue encarcelado entre los años 2001 al 2006, durante el cual pidió boicotear las elecciones presidenciales en el país con el argumento de que perpetúan el orden totalitario del régimen de Jamenei.

Este escribió en su carta: «¿Qué debería hacer Jamenei, como responsable de derribar el avión y de la muerte de decenas de personas? El Ayatolá Jamenei es el líder [de Irán] y posee el control absoluto, él es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Por lo tanto, tiene toda la responsabilidad por el lanzamiento del misil al avión de pasajeros, que cobró la vida de iraníes y no-iraníes.

«En los Estados Unidos, Trump, como comandante en jefe de las fuerzas armadas, se encuentra bajo ataque desde todos los rincones posibles… Las críticas a Trump por sus decisiones como comandante en jefe son totalmente razonables, ya que como comandante en jefe él es responsable. La sociedad norteamericana le permite, a través de la libertad de expresión existente – siendo esta parte de su esencia – realizar ataques contra Trump de vez en cuando y se producen manifestaciones en su contra. Este también les responde a sus críticos… Además de los medios de comunicación, el Congreso y el Senado que lo acosan y sus rivales en las elecciones critican su política exterior…

«Jamenei también es comandante en jefe de las fuerzas armadas. Este dio la orden de cometer ‘severas represalias’ contra Estados Unidos tras el asesinato de Soleimani. Pocas horas después de la declaración de ‘severas represalias’ en una situación en la que funcionarios [del CGRI] afirmaron estar en alerta [luego de que dispararon contra las bases en Irak], el avión de pasajeros fue derribado por un misil y los mejores hijos de Irán perdieron la vida. Esta es una de las consecuencias de esa orden. Jamenei es el responsable de la operación en su totalidad y debe ser considerado responsable por sus consecuencias.

«En la dictadura de la república islámica, los medios de comunicación y el Majlis no pueden cuestionar a Jamenei. Esto se debe a que en ausencia de democracia y libertad, la realidad es que los que están en el poder no son responsables [de nada]. Pero esto no alivia a Jamenei de responsabilidad. La responsabilidad por la sangre de los asesinados recae sobre él, porque él es el comandante en jefe de las fuerzas armadas.

«Observen que el accidente del avión de pasajeros causado por un misil tuvo lugar durante una operación que se llevó a cabo por orden de Jamenei y esto se debe a que la Operación Represalia Severa fue llevada a cabo bajo sus órdenes y porque luego dijo que esta [operación de misiles disparados contra las bases en Irak siendo estas las que albergan a los soldados estadounidenses] fue solo una bofetada [a Trump] pero que las [verdaderas] represalias aún estaban pendientes. El error de disparar [el misil hacia el avión] no alivia a Jamenei de responsabilidad al hecho. Él es el comandante en jefe de todas las fuerzas armadas y comandante de esta operación.

«Este incidente fue una gran sorpresa. La revolución [islámica] y la violencia [del régimen] que se produjo luego que causó que la confianza [en el régimen] se atrofiara en las últimas cuatro décadas. Lo principal es que la falta de fe [en el régimen de] la República Islámica ha impactado tan severamente al régimen que no puede ser rehabilitado. Esa desconfianza también se ha extendido a la sociedad. Cuando es tan útil mentir, mentir se convierte en la suerte de todos. ¿Quién le cree en alguien ahora?

«La crisis de confianza se ha extendido gradualmente durante décadas. Ahora hemos llegado a una situación en la que no poseemos figuras nacionales en las que se pueda confiar. Cuando señalamos a una figura en particular, todos lo atacan [como mentiroso]…

«Este es uno de los logros del jurisprudente. El jurisprudente ha dejado la peor boleta de calificaciones posible en su haber. La muerte de los amados [hijos de Irán causados ​​por] el lanzamiento de un misil en la atmósfera bélica que prevaleció luego del ataque de misiles [de Irán] [a las bases en Irak] es uno de sus logros.

«Con todo esto, Irán todavía existe. Uno ha hecho todo lo posible, pero no les hagas esto a los iraníes; no arrastres a Irán hacia la guerra y no provoques el desmantelamiento y la destrucción de Irán. Si estalla la guerra, decenas de millones de iraníes serán asesinados, heridos y desarraigados del lugar. Incluso si usted no valora la vida humana, al menos no permita que tal evento se lleve a cabo en nombre de los clérigos.

«Irán necesita de una transición no violenta hacia una república secular y democrática comprometida con la libertad, los derechos humanos y la justicia y rechazar toda discriminación étnica, religiosa, de tipos de sexo y de estatus. [Los clérigos deben] abandonar el poder – por el bien de Irán y el de los iraníes – y preparen un movimiento no-violento para trasladar el poder de la República Islámica a una república secular. Esta [debería ser] la respuesta de Jamenei a este desastre. Esta respuesta será por el bien de todos».[6]

Ayatolá Mahmoud Amjad: El régimen «no debe jugar con el pueblo iraní»

El instructor de seminarios, el Ayatolá Mahmoud Amjad, dijo el 11 de enero: «La ausencia de integridad y capacidad en los altos funcionarios iraníes sobre el tema de abordar el accidente aéreo de la aerolínea de pasajeros es la gran catástrofe. Ahora existe una necesidad de volver a Alá y a la verdad».

«Estos funcionarios deben pedirle perdón al pueblo. ¿Por qué no declarar un período de duelo público? Los funcionarios iraníes deben darle a la población la oportunidad de asistir a los funerales de aquellos que fueron martirizados en la catástrofe del accidente aéreo y la oportunidad de transmitir su mensaje. Los funcionarios no deben repetir los errores cometidos en los disturbios de noviembre, 2019. No se debe jugar con el pueblo iraní».[7]


[1] IRNA.ir, 13 de enero, 2020.

[2] Etemad, Arman-e-Meli Iran, respectivamente.

[3] Abdi fue uno de los estudiantes que tomó la Embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979, pero luego se convirtió en reformista. Este ha sido acusado por ideólogos en los últimos años de participar en espiar para los Estados Unidos luego de que expresara públicamente su apoyo a la renovación de relaciones entre Irán e Estados Unidos e incluso fue enviado a prisión por ello.

[4] Sahamnews.org, 11 de enero, 2020.

[5] Etemadnewspaper.ir, 12 de enero, 2020.

[6] Sahamnews.org, 12 de enero, 2020.

[7] Kaleme.com, 11 de enero, 2020.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.