Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 15, 2020
donativo

Salvar vidas. Esa es la misión de Claudia, Samuel y de todo el hospital

En el Hadassah Ein Karem de Jerusalem. La historia de Nahum y mucho más.


El enfermero Aref, la enfermera Claudia y el cirujano Samuel

Aquel viernes de agosto, cerca del mediodía, nadie lo olvidará. Ni las víctimas ni los salvadores. Nahum Nevies y su hermana estaban aguardando el autobús en Gush Etzion para juntarse con su familia que se hallaba en el norte del país, cuando un terrorista se desvió súbitamente de su curso embistiendo con su coche la parada a toda velocidad. Nahum, de 17 años, voló por el aire y aterrizó golpeándose terriblemente la cabeza.

Quedó muy gravemente herido. Su hermana sufrió heridas de mediana entidad, con ciertos problemas ortopédicos. Pero Nahum…no se podía saber si sería posible salvarlo.

Cuando llegó a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Hadassa Ein Karem de Jerusalem, la enfermera que lo recibió fue Claudia Poggi, uruguaya-israelí, quien a pesar de  la gran experiencia y trayectoria que ya tiene, sigue viendo en casa paciente un mundo entero. Y jamás baja los brazos.

Nahum fue bajado al quirófano, porque así lo decidió el Dr. Samuel Moscovici, destacado neurocirujano venezolano israelí, aunque el estado de Nahum lejos estaba de resultar prometedor. Junto a él, el anestesista era el Dr.  Abu-Jaris Thamer.

Recientemente, tras largos meses de internación  en la unidad de Cuidados Intensivos y  denodados esfuerzos de todo el equipo, Nahum fue dado de alta, en camino a un  proceso de rehabilitación que se sabe será lento, pero vale la pena realizarlo.

Fueron momentos de gran emoción para todo el equipo y para la familia de Nahum.

Su mamá. Zehava,escribió una carta de especial agradecimiento al equipo médico, destacando el rol de los cirujanos, pero también el de enfermos y enfermeras que tanto lo atendieron, sin olvidar el equipo de limpieza y mantenimiento, todos piezas en el mosaico del hospital Hadassah de Jerusalem . El Dr. Moscovici, aparte, recalca que si bien claro que su labor es clave, el enorme valor del cuidado diario, es el conseguido por los enfermeros que cuidan al paciente todas las horas del día.

Allí presentes habían estado siempre médicos judíos y árabes, enfermeros judíos y árabes, para quienes la identidad del paciente, nunca importa.

Para conocer el encare humano de quiene salvan días todo el tiempo, entrevistamos al Dr. Samuel Moscovici y a la enfermera Claudia Poggi.

Por separado,esperamos publicar próximamente, entre otros, el testimonio de Aref Massalha, originalmente de la aldea árabe israelí Daburía, que desde hace 6 años es enfermero y con ello, cumple su sueño de salvar vidas.

 

 

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.