Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles febrero 26, 2020
donativo

MITO 23


MITO:

Fue en 1917, para neutralizar los movimientos nacionalistas árabes que habían surgido contra la opresión del Imperio Otomano, que Inglaterra impulsa la declaración de Lord Balfour (Secretario de Relaciones Exteriores británico) mediante la cual se declara favorable a la “creación de un hogar nacional judío” en el “mandato británico palestino”. Esta declaración iba dirigida a Lionel Rothschild, miembro sionista de la pujante burguesía financiera británica, para que la diera a conocer a la Federación Sionista.

Esto tuvo como consecuencia inmediata la entrada a Palestina de miles de colonos judíos. Los sionistas compraban tierras a los campesinos palestinos por escasas monedas y si estos oponían resistencia, no dudaban en recurrir a la violencia

 

VERDAD:

AD:“Fue en 1917, para neutralizar los movimientos nacionalistas árabes que habían surgido contra la opresión del Imperio Otomano, que Inglaterra impulsa la declaración de Lord Balfour (Secretario de Relaciones Exteriores británico) mediante la cual se declara favorable a la “creación de un hogar nacional judío” en el “mandato británico palestino”. Esta declaración iba dirigida a Lionel Rothschild, miembro sionista de la pujante burguesía financiera británica, para que la diera a conocer a la Federación Sionista”.

La declaración Balfour no fue un texto oficial del gobierno británico, sino una esquela enviada por Lord Balfour a Lord Lionel de Rostchild, pero en realidad no expresaba la posición oficial del gobierno. El motivo de esta carta era lograr el apoyo de los judíos ya establecidos en Palestina, como también apoyo financiero. Pero por el otro lado Gran Bretaña, a través del famoso agente T. H. Lawrence (el famoso Lawrence de Arabia) fomentaba la rebelión árabe prometiendo un reino árabe en el Medio Oriente.

Además no se puede hablar en esa época de un “mandato británico en Palestina”, dado que el mismo fue otorgado por la Sociedad de Naciones en 1920.

“Esto tuvo como consecuencia inmediata la entrada a Palestina de miles de colonos judíos. Los sionistas compraban tierras a los campesinos palestinos por escasas monedas y si estos oponían resistencia, no dudaban en recurrir a la violencia”.

En la época en que Lord Balfour envió la Declaración ya había una pujante comunidad judía que había fundado poblados como Rishon LeTzion, Petaj Tikvá, Rosh Piná, Zijron Iaakov y Guedera, ciudades como Tel Aviv, kibutzim como Degania y Tirat Tzvi, hospitales como Bikur Jolim fundado en 1826 y Shaarei Tzedek, fundado en 1902.

Era muy improbable que el movimiento sionista comprara por la fuerza tierras a los campesinos por una sencilla razón, ningún campesino era propietario de las tierras que trabajaba. Los propietarios eran grandes terratenientes árabes como los Nashashibi y los Al Husseini que vendieron sus tierras a los judíos a precios exorbitantes, en especial zonas desérticas o pantanosas, sin que les importara la situación de los campesinos

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.