Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado abril 4, 2020
donativo

Líderes palestinos usan coronavirus para atacar a Israel


El 18 de marzo, Israel entregó cientos de kits para detectar el coronavirus en la Franja de Gaza gobernada por Hamas, junto con equipos para protección médica. Esta es la misma Franja de Gaza desde la cual Hamas y otros grupos terroristas palestinos han estado disparando miles de cohetes contra Israel durante los últimos años, y lanzando globos de fiesta con bombas ocultas tan recientemente como la semana pasada. Solo en febrero, más de 40 cohetes fueron lanzados a Israel desde la Franja de Gaza. Los líderes palestinos, que continúan sus esfuerzos para enjuiciar a los israelíes por «crímenes de guerra», han estado ocultando a su propio pueblo y a la comunidad internacional el hecho de que Israel los está ayudando en la guerra contra el coronavirus. Para los líderes palestinos, parece que la guerra contra Israel es más importante que la batalla contra una pandemia y salvar la vida de su propio pueblo. Sin embargo, estos líderes y sus familias, si son diagnosticados con la enfermedad, sin duda serán los primeros en precipitarse a Israel para buscar tratamiento médico allí.

¿Cuál es la conexión entre el plan recientemente presentado por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, para la paz en el Medio Oriente y el coronavirus?

 

Los líderes palestinos parecen creer que existe una conexión entre el plan de paz, también conocido como el Acuerdo del Siglo, y la pandemia de coronavirus. Según estos líderes, Israel está aprovechando la crisis de salud para implementar el plan Trump y construir nuevas unidades de vivienda para judíos en Cisjordania. Se refieren a la intención de Israel de construir una nueva carretera entre el área E1 y Jerusalén, y 3.500 apartamentos en Ma’aleh Adumim, al este de Jerusalén.

 

Primero, el programa de construcción en el área ha estado en la agenda por más de 20 años. Todos los gobiernos israelíes desde el segundo mandato de Yitzhak Rabin como primer ministro en la década de 1990 lo han apoyado.

 

En segundo lugar, el reciente anuncio israelí se realizó en la última semana de febrero, antes del brote del coronavirus en Israel y Cisjordania. De hecho, el anuncio se produjo en la víspera de las elecciones del 3 de marzo y probablemente fue una promesa de la campaña electoral del primer ministro Benjamin Netanyahu. El 18 de marzo, el Comité Ejecutivo de la OLP, cuyos miembros celebraron una reunión en Ramallah, dijo que \»rechaza la explotación del coronavirus por parte del gobierno de ocupación israelí para seguir su política de construcción de asentamientos y expansión colonial\». El comité, formado por líderes veteranos de la OLP y leales al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, afirmó que el gobierno israelí y los colonos judíos estaban explotando el brote del virus para \»destruir árboles, atacar casas y vehículos, y pavimentar nuevos caminos para el uso de colonos [en Cisjordania] para implementar el ominoso llamado Acuerdo del Siglo \».

Además, los líderes de la OLP condenaron a Israel por supuestamente permitir que \»manadas de colonos judíos asalten la mezquita de Al Aqsa\» en Jerusalén. Se referían a visitas rutinarias y pacíficas de judíos al Monte del Templo. De hecho, los judíos no \»asaltan\» el complejo. En cambio, entran como visitantes en coordinación con las autoridades israelíes. Además, en contra de lo que afirman los palestinos, ninguno de estos judíos ha pisado la mezquita Al Aqsa.

Los funcionarios palestinos, sin embargo, no están preparados para ser \»confundidos por los hechos\». Continúan, a diario, difundiendo tales mentiras sobre Israel y los judíos, incluso cuando Israel los está ayudando a combatir el coronavirus. En árabe, lo llamamos wakkaha (audacia).

Mientras los profesionales médicos israelíes y palestinos trabajaban juntos para prevenir la propagación del virus, la agencia oficial de noticias de la Autoridad Palestina, Wafa, presentó otro libelo de sangre contra Israel.

Según Wafa, Israel ahora estaba liberando lobos para atacar terneros pertenecientes a granjeros palestinos en el valle del Jordán. La agencia afirmó que tres terneros fueron asesinados cuando fueron atacados por lobos «liberados por las fuerzas de ocupación israelíes en el área de Jabarees en el norte del Valle del Jordán». Siempre ha habido lobos en la zona, pero la afirmación de que están siendo liberados por Israel es falsa. No hay evidencia de que los israelíes, o cualquier otra persona, hayan liberado lobos en el área. Otra acusación falsa difundida por funcionarios palestinos y medios de comunicación afirma que Israel se está aprovechando de la preocupación mundial por el estallido del coronavirus para «imponer medidas abusivas» contra los palestinos detenidos en las cárceles israelíes. La Sociedad de Prisioneros Palestinos de la Autoridad Palestina (PPS) publicó una declaración el 17 de marzo, acusando a «la administración penitenciaria israelí de usar el coronavirus como pretexto para continuar con la imposición de medidas abusivas contra los prisioneros palestinos\». El PPS pidió a las organizaciones internacionales, particularmente al Comité Internacional de la Cruz Roja, que «detengan la explotación de la situación actual por la imposición de medidas más abusivas contra los prisioneros\». Mahmoud Aloul, vicepresidente de la facción Fatah gobernante de Abbas, también contribuyó a la campaña contra Israel al repetir la afirmación de que Israel se estaba aprovechando de la preocupación mundial por el virus para implementar el plan de paz de Trump.

Como es obvio por la declaración del PPS y las acusaciones falsas hechas por los funcionarios de la OLP, es el liderazgo palestino, no Israel, el que está explotando el coronavirus. Claramente, los líderes palestinos están aprovechando el virus para continuar su campaña de incitación contra Israel y los colonos judíos en lugar de concentrar sus energías en prevenir la propagación de la enfermedad. El liderazgo palestino también parece tener suficiente tiempo para perseguir sus esfuerzos para enjuiciar a los israelíes por \»crímenes de guerra\» en la Corte Penal Internacional (CPI). Los líderes palestinos están evidentemente decididos a continuar sus esfuerzos para deslegitimar a Israel a los ojos del resto del mundo. El 16 de marzo, la Autoridad Palestina presentó sus «observaciones» a la CPI en relación con la solicitud del fiscal de una determinación sobre el alcance de la jurisdicción territorial de la corte en las áreas controladas por la AP. Estas \»observaciones\» se presentaron a la CPI al mismo tiempo que Israel estaba ocupado distribuyendo kits de prueba de coronavirus a los palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza. «En las últimas dos semanas, Israel ha entregado cientos de kits de prueba de coronavirus a los territorios y sistemas de salud palestinos en respuesta al brote del virus en la región», dijo el comandante Yotam Shefer del Ministerio de Defensa israelí.

«Los organismos médicos y de salud israelíes y palestinos están cooperando en la capacitación del personal médico y en el intercambio de conocimientos y equipos. Continuaremos nuestros esfuerzos conjuntos para prevenir la propagación de la enfermedad y mantener la salud pública en toda la región». Solo el 16 de marzo, un portavoz del gobierno palestino admitió que los palestinos e Israel han establecido un centro de comando conjunto para combatir el virus.

Los líderes palestinos han demostrado nuevamente que son grandes maestros en jugar un doble juego. Por un lado, buscan la ayuda de Israel en la lucha contra el coronavirus. Por otro lado, han mejorado su guerra diplomática para tratar de deslegitimar a Israel en la comunidad internacional.
 

Traducido por Semanariohebreojai.com

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.