Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles abril 21, 2021
donativo

Un sistema impide que mandes mensajes de texto mientras manejas

De forma automática, la solución de SaverOne limita al teléfono de quien conduce a solamente las llamadas de voz y la navegación GPS.


SaverOne limita de forma automática el dispositivo móvil de un conductor. Foto: Itzik Biran

Todos sabemos que no podemos enviar mensajes de texto mientras manejamos pero en muchos casos no podemos detenernos.

“Hablamos de una adicción”, indicó Ori Gilboa, director ejecutivo de SaverOne.  Y al igual que con cualquier adicción, establecer límites propios (cambiar al modo avión o activar la característica No molestar) simplemente no funcionará.

Con esto en vista, la compañía de Gilboa creó una tecnología que no les da a los conductores otra opción que no poden mensajear. Sí, con SaverOne instalado en un vehículo, cualquier teléfono ubicado a una distancia no mayor a los 20 centímetros  del conductor estará limitado a algunas aplicaciones preaprobadas, como llamadas telefónicas o funciones de GPS como Waze mientras que el resto de las aplicaciones se bloqueará.

El resto de los dispositivos en el vehículo funcionarán de forma normal.

El secreto es que SaverOne se activa de forma automática, es decir que los conductores no necesitan encenderlo.

La tecnología consta de una aplicación en el dispositivo y hardware (cuatro sensores ocultos) en el automóvil.

Las señales celulares que ingresan al automóvil son capturadas por los sensores, que calculan dónde están ubicados todos los teléfonos y deciden qué información dejar pasar.
SaverOne tiene unas 30 patentes sobre su tecnología para aislar señales electromagnéticas en un espacio reducido.

 

Pero, ¿los controladores instalarán la aplicación? “Sí, si consiguen un descuento de su compañía de seguros o si así lo exigen las regulaciones gubernamentales”, explicó Gilboa. Y añadió: “La Unión Europea ya redactó un proyecto de ley que menciona que se requiere la instalación de un sistema de reducción del peligro en vehículos a partir de 2022”.

Por su parte, la Autoridad Nacional de Seguridad Vial de Israel también tiene un comité que estudia la necesidad de instalar un sistema de este tipo en autobuses y camiones.

Por ahora, SaverOne está catalogado como un producto de “mercado secundario”, de la misma manera que el dueño de un vehículo o la compañía de alquiler pueden agregar un nuevo sistema de entretenimiento o un dispositivo Mobileye a un auto existente.

“Creemos que cuando haya regulación, el sistema vendrá como parte del automóvil”, vaticinó Gilboa.

Ideal para flotas y vehículos pesados

Este año, SaverOne fue noticia dos veces: en junio se convirtió en la primera empresa israelí en cotizar en bolsa desde el inicio de la crisis del coronavirus, recaudando 7,5 millones de dólares. Y Hace unas semanas, firmó su primer contrato comercial para instalar 250 de sus sistemas en la flota israelí de camiones del Millennium Group.
El acuerdo elevó el precio de las acciones de la empresa en un 20 por ciento.

Para fines de 2021, SaverOne espera tener 1.000 sistemas en funcionamiento. Actualmente, el precio por unidad es de alrededor de 8.100 shekels (unos 2.500 dólares) para vehículos de pasajeros y 9.800 shekels (USD 3.000) para camiones, aunque Gilboa cree que el costo debería bajar a medida que se vendan más unidades y el hardware se vuelva más pequeño y barato.

SaverOne tenía la intención de tener clientes que usasen su sistema en Europa y EEUU pero la pandemia de COVID-19 puso freno a la expansión. Así, por el momento la empresa está enfocada en el mercado israelí, específicamente en empresas con vehículos pesados ​​o con grandes flotas de automóviles.

Las Fuerzas de Defensa de Israel y la Policía llevan a cabo pruebas piloto del sistema de SaverOne mientras que la Compañía de Desarrollo de Samaria Central testea la solución en cinco de sus autobuses y lanzaderas a prueba de balas.
También la empresa Dan de transporte pública analiza su uso.

Es que una prueba beta exitosa en Israel puede servir de ejemplo para el resto del mundo aunque el mercado local no es insignificante: el país tiene acceso a empresas internacionales, flotas pesadas y transporte público, es decir  a todos los mercados a los que apunta la empresa.

El sistema de SaverOne consta de una aplicación y sensores instalados en cada vehículo. Foto: Itzik Biran

Una necesidad urgente

Ya sea en camiones, autobuses o vehículos privados, las distracciones mientras se maneja es un problema conocido y creciente.
La revista de negocios israelí Globes citó datos que muestran que al menos el 25 por ciento de los accidentes -1,6 millones al año- son causados ​​por el uso de teléfonos celulares

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte por Carretera de EEUU sitúa la cifra oficial en el 9 por ciento mientras que en Corea del Sur cerca del 18 por ciento de los conductores adolescentes admiten ser adictos a sus dispositivos móviles.

En ese sentido, Gilboa expresó que SaverOne puede salvar no solo vidas sino también dinero: por cada día que un camión o autobús no está en servicio debido a un accidente, la empresa pierde dinero.
El mismo razonamiento se aplicará a las compañías de seguros que manejan reclamos por reparaciones costosas debido a accidentes.

SaverOne cuenta con el respaldo de Ituran, que se especializa en tecnologías para la gestión de flotas, recuperación de vehículos robados, conectividad de vehículos y telemática de seguros.
El gigante de los medios israelíes Keshet Broadcasting y UMI Israel, que importa las marcas Chevrolet, Cadillac e Isuzu a Israel, también son inversores.

De izquierda a derecha, el director ejecutivo de la Bolsa de Valores de Tel Aviv, Itay ben Zeev; el director ejecutivo de SaverOne, Ori Gilboa; y Nir Sharetzky, director de operaciones internacionales de Ituran. Foto: Omer Mesinger

Antes de unirse a SaverOne, Gilboa fue director ejecutivo de la firma de diseño de viviendas Negev Group, y previo a eso, ocupó el cargo de director general del grupo James Richardson que posee la concesión en el aeropuerto Ben Gurion de Israel.

En el sector automotriz, el directivo encabezó el Grupo Meir, que importa Volvo, Jaguar y Honda a Israel.

“Estoy acostumbrado a dirigir empresas con miles de personas Pero me cautivó la idea y la visión de SaverOne”, le dijo Gilboa a ISRAEL21c.

La competencia de SaverOne proviene principalmente de imperios como Apple y Google pero eso no le preocupa a Gilboa porque esas soluciones de software requieren la cooperación del conductor. “Cuando el teléfono te pregunta si eres el conductor, siempre puedes responder que no. No se puede resolver este problema con una aplicación solo en el teléfono. Los de Apple y Google son los mejores, pero nadie los usa”, indicó.

Algunas flotas instalaron cámaras en sus camiones y autobuses, algo que podría dar lugar a una multa para un conductor que envía mensajes de texto y conduce, pero solo después del hecho. “No conozco ninguna otra solución que opere de forma automática sin el consentimiento del conductor y que pueda diferenciar entre el pasajero y el conductor”, analizó el ejecutivo.

La compañía tiene su sede en Petaj Tikva y emplea a 24 personas a tiempo completo mientras que cuenta con otras dos docenas de consultores.

SaverOne espera tener su producto completamente comercializado para el tercer trimestre de 2021 y un producto OEM integrado en el proceso de fabricación de vehículos para 2023 si la regulación entra en vigor para entonces.

Para más información, clic aquí.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.