Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes abril 23, 2021
donativo

Activistas bahreiníes y emiratíes en Israel se sienten ‘como una familia que vuelve a casa’

Un nuevo proyecto conjunto se centra en los encuentros de persona a persona con activistas y profesionales que representan a la academia, el arte, la literatura, la política, la educación, el activismo y la industria hotelera.


Israel dio la bienvenida a una delegación de líderes y activistas de Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos a principios de este mes, luego del éxito de los Acuerdos de Abraham que han normalizado las relaciones entre los países del Golfo y los países musulmanes con Israel.

 

Bajo los auspicios de una organización recientemente establecida llamada Sharaka (árabe para «cooperación» o «asociación»), que «tiene como objetivo liderar iniciativas sociales que llevan la voz de Israel para fortalecer la familiaridad con el Estado de Israel en el mundo árabe y crear cooperación entre jóvenes personas en Israel y los estados árabes «, el grupo visitó sitios históricos y culturales en Israel y se reunió con activistas y líderes israelíes.

La asociación nació después  que los israelíes visitaran los Emiratos Árabes Unidos y decidieran poner en marcha un proyecto conjunto que se centra en los encuentros entre personas. Los activistas que participaron incluyeron profesionales de la academia, el arte, la literatura, la política, la educación, el activismo y la industria de la hospitalidad.

«Queremos una paz cálida, donde la gente se conecte», dijo el fundador de Sharaka, Amit Deri (quien también es el fundador y director ejecutivo de Reservists on Duty). «Cuando los líderes llegan a un acuerdo de paz, eso es una cosa, pero las conexiones entre pueblos son otra. Queremos que los emiratíes se sientan cómodos caminando por las calles de Tel Aviv con sus ropas tradicionales, y los israelíes quieren sentirse cómodos caminando por las calles de Manama o Abu Dhabi con símbolos israelíes y judíos «, dijo.

Mientras encendían velas en el Muro Occidental durante Hanukkah, recordó Deri, «se sentían como estrellas de rock, con miles de personas animándolas».

El miembro de la delegación emiratí, el Dr. Majid Al Sarrah, de 37 años, dijo que «fue un momento muy espiritual y bendecido, y pudimos sentir la positividad a nuestro alrededor».

En Yad Vashem, el grupo escuchó historias del Holocausto en árabe, se reunió con el presidente de Israel Reuven Rivlin y el ministro de Relaciones Exteriores Gabi Ashkenazi, visitó la Knesset, recorrió el Museo de Israel, disfrutó de la hospitalidad en una aldea drusa y beduina, se reunió con estudiantes israelíes y visitó la frontera de los Altos del Golán con Siria para conocer las amenazas comunes de Hezbollah e Irán.

El grupo compartió comidas con familias israelíes de diversas religiones y orígenes, y la participante de Bahrein Fatema Al Harbi le dijo a JNS que «en la mesa, aprendimos mucho sobre Israel y sus diferentes comunidades. Ganamos muchos amigos de esto».

La delegación israelí y emiratí en la Knesset (Cortesía)

A lo largo de la visita, los activistas llevaron sus experiencias a Twitter para hacerse eco del mensaje de convivencia, con algunos de sus tweets llegando a 1,5 millones de espectadores, y algunos también generaron críticas entre las voces antiisraelíes y anti-normalización en línea.

«Tengo más confianza cuando hablo de Israel en los medios de comunicación y comparto mi experiencia de lo que vi de los israelíes», dijo Al Harbi, quien sostuvo que después de compartir su experiencia a través de las redes sociales, «muchos ahora están interesados ​​en visitar».

La visita representó muchas novedades, según Deri, ya que el grupo fue la primera delegación social en llegar de los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, los primeros bahreiníes y Emiratos en visitar la Knesset, y los primeros no israelíes en ingresar a Israel para un recorrido privado en el últimos cinco meses.

Al Sarrah, experto en políticas públicas, consultor y ex profesor de la Universidad Americana de Sharjah, sostuvo que el intercambio cultural y el diálogo auténtico «ayudan a construir lazos fuertes para que las generaciones actuales y futuras logren la convivencia y la prosperidad».

Aunque sabía antes de la visita que «Israel es un estado muy avanzado», durante el intercambio se enteró que también es «un país muy hermoso y una tierra de convivencia que acepta a los demás».

«Tenemos el deber de reflejar la imagen real de positividad que experimentamos en Israel, que está en contra de los medios engañosos y su contenido falso sobre Israel», enfatizó Al Sarrah, quien expresó su gratitud a Sharaka y «a todo el pueblo israelí por su hospitalidad y hacernos sentir como miembros de la familia en casa «.

‘Totalmente diferente en la vida real’

Al Harbi, de 29 años, de la ciudad de Riffa, expresó su entusiasmo por «ser parte de hacer historia en el Medio Oriente. Creo que muchas cosas cambiarán en el futuro cercano».

Novelista y activista cultural que trabaja en el campo de la educación, destacó la importancia de intercambiar ideas y buenas prácticas con aquellos que son considerados «desconocidos» para el otro, calificando el vivir de una «revelación».

Antes del intercambio, dijo, solo conocía a Israel como «un lugar de guerra 24/7» por las «noticias unilaterales», y luego llegó a la conclusión de que era «totalmente diferente en la vida real».

«Nos sorprendió lo acogedores que eran los israelíes, ya que los extraños nos detenían constantemente para saludarnos y darnos la bienvenida, e incluso para invitarnos a sus casas», dijo. «Aprendimos que no puedes creer las noticias sin experimentar el país por ti mismo».

 

Abdallah Ali, de 28 años, que vive en Dubai pero es originario de Egipto, se mostró igualmente complacido de que «los israelíes estaban tan felices de ver a la gente venir del mundo árabe a recorrer Israel», ya que le enseñaron que Israel era un destino inseguro para los árabes y que «la gente te verá como un traidor».

El profesional de la hostelería expresó la importancia del intercambio «para apoyar la paz entre las personas y cambiar las viejas ideas que teníamos».

Ahora considerándose a sí mismo un «embajador de Israel en el mundo», Ali tiene la intención de «corregir los viejos pensamientos que la mayoría de la gente tiene sobre Israel» y «apoyar la paz que nuestros líderes están creando para una vida mejor para nosotros, [previniendo] el odio y guerras «.

«Estoy planeando mi próximo viaje a Israel pronto», dijo.

La asociación conjunta tiene la intención de expandirse a Marruecos, con Deri enviando «cientos de mensajes» de personas en el mundo árabe y el Golfo que desean participar en el intercambio.

Reimpreso con permiso de JNS.org .

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.