Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes abril 20, 2021
donativo

Una nueva difamación antisemita, esta vez con el fondo de la gran vacunación en Israel


Hay quienes no lo soportan. No aguantan ver a Israel, el Estado judío, tan exitoso y elogiado por lo bien que está llevando adelante la vacunación de sus ciudadanos contra el Coronavirus. En dos semanas, Israel vacunó a cerca del 12% de su población, un logro sin parangón. En forma organizada, sin caos, dejando en evidencia el buen funcionamiento del sistema de salud pública en el que cuatro cajas de seguro médico dan servicio igualitario y absolutamente accesible  a todos sus ciudadanos, judíos, árabes, religiosos, laicos, a todo el mosaico israelí. Si esto sigue así y no hay obstáculos imprevistos en el abastecimiento de las vacunas pactado por Israel con las distintas compañías, podría concretarse lo que vaticinó el Primer Ministro Biniamin Netanyahu: que Israel sea el primer país del mundo en salir de la pandemia.

 

Pero hay algunos medios de prensa internacionales que optan por escribir de otra cosa. O sea, no pueden evitar mencionar el gran éxito israelí, pero se las arreglan para encontrar algo que lo opaque. Perdón, no “encontrar” sino inventar, mentir y distorsionar para dejar mal a Israel, para demonizarlo.

 

La agencia noticiosa Associated Press –cuyos reportes son reproducidos ampliamente por numerosos medios mundiales- y el periódico británico The Guardian son dos ejemplos notorios de titulares venenosos que pretenden dar a entender que Israel se preocupa de vacunar a su población pero deja de lado indebidamente a los palestinos.

“A los palestinos se los deja esperando mientras Israel despliega la vacuna contra el Covid-19”, decía el títular de AP. Y el titular del Guardian es peor todavía: “Los palestinos, excluidos de la campaña de vacunación israelí contra el Covid, mientras las inyecciones van a los colonos”.

 

No tenemos certeza cuál es aquí el pecado por el que los periodistas responsables merecen nuestra condena: tendenciosidad anti israelí mal intencionada o irresponsable falta de seriedad en la forma de trabajar.

 

Antes de atribuir implícitamente a Israel la responsabilidad por la demora de la vacunación a los palestinos, es bastante sencillo hacer un poco de investigación y ver que según los acuerdos de Oslo suscriptos entre Israel y los palestinos hace ya casi 30 años, la Autoridad Palestina es la responsable por la salud de los habitantes palestinos tanto de Cisjordania como de la Franja de Gaza. Así lo firmaron las partes. Y no está de más señalar que dado que según esos mismos acuerdos es Israel el responsable por la salud de los árabes de Jerusalem oriental, los está vacunando aunque en su  mayoría son residentes permanentes, no ciudadanos.

 

Israel no bloquea ni dificulta ninguna campaña de vacunación de los palestinos. La responsabilidad al respecto es de la Autoridad Palestina.

 

Desde la reanudación de la coordinación civil y de seguridad con la Autoridad Palestina, el General Kamil Abu Rukun, Coordinador de las Actividades del Gobierno en los Territorios, ha estado exortando a los palestinos a contactarse con las compañías que desarrollaron vacunas a fin de poder adquirirlas, recurriendo si es necesario a asistencia internacional.

 

 

Pues en las últimas semanas en la AP han dicho que se contactaron con  distintas compañías que ya están en proceso avanzado del desarrollo. Sin embargo, aunque se ha publicado que los palestinos recibirían próximamente 4 millones de Sputnik, la vacuna rusa, no nos consta que la Autoridad Palestina ya haya firmado un contrato con alguna de las compañías.

Por otra parte, la AP ha presentado los documentos requeridos para participar en el programa COVAX de la Organización Mundial de la Salud para vacunar al 20% de su población tanto de Cisjordania como de la Franja de Gaza, dando prioridad –como suele hacerse-a la gente de edad, a los grupos de riesgo y a los equipos médicos. Las vacunas incluidas en ese marco llegarían a manos de los palestinos en el primer trimestre de este año.

 

 

En la primera ola de  la pandemia Israel prestó una significativa ayuda activa a los palestinos en la lucha contra el Coronavirus. Organizó capacitaciones para personal médico, entregó equipos protectores y kits de testeo, recibiendo inclusive en algunos casos muestras para que sean analizadas en laboratorios israelíes. Todo eso quedó interrumpido cuando la Autoridad Palestina, por consideraciones políticas, decidió suspender su cooperación con Israel, lo cual incidió tanto en la seguridad como en la parte médica.

Vale la pena traducir algunos párrafos del comunicado publicado en el mes de marzo (antes de la suspensión palestina)  por la página oficial de las Naciones Unidas, organización de la que no se sospecha sea especialmente pro-israelí. Se refiere al reporte que el enviado especial de la ONU a la región Nikolai Mladenov había presentado unos pocos días antes al cuarteto internacional acerca de la cooperación israelo-palestina contra el Coronavirus.

“En un comunicado publicado el viernes, la coordinación y cooperación establecida entre Israel y Palestina, en relación a cómo lidiar con Covid-19, fueron descriptas como ´excelentes´. Las autoridades israelíes y palestinas continúan coordinando estrechamente y en forma constructiva sus respuestas, lo cual constituye un factor muy importante en el nivel de contención  lograda hasta ahora”, decía la página oficial del organismo mundial.

Y agregaba: “Desde el comienzo de la crisis, Israel ha permitido la entrada de abastecimiento y equipos claves a Gaza. Por ejemplo: hisopos para la recolección de muestras y otros elementos de laboratorio necesarios para los tests de Covid-19, y equipos personales para la protección de los trabajadores de la salud”.Además destacaba “la cooperación de Israel para permitir que trabajadores de la salud y otros funcionarios vinculados a la respuesta al Covid-19 puedan movilizarse hacia y desde Cisjordania y Gaza”.

Aún después de la suspensión de la cooperación por Israel decidida meses atrás por la Autoridad Palestina-y en el interín reanudada- Israel coordinó con la comunidad internacional la entrada tanto a Cisjordania como a Gaza de todo lo necesario para lidiar con la pandemia. Así llegaron del exterior desde respiradores hasta kits de testeo necesarios en los últimos meses.

 

El virus no conoce fronteras físicas ni humanas. Está de más inventarlas con mala intención.

¿Qué tiene que ver todo esto con antisemitismo? ¿Por qué alegamos que los ejemplos dados son una difamación antisemita? Porque se dan perfectamente de la mano con quienes a lo largo de la historia atribuyeron a los judíos la intención de propagar enfermedades. No hay gran diferencia entre eso y dar a entender que el Estado judío intenta impedir que los palestinos puedan vacunarse contra el Coronavirus.

 

Semanariohebreojai

 
Comentarios

Siguen en su ponzoñosa campaña contra Israel, los médios des-informativos internacionales, por aquello digo yo, de no perder las malas costumbres adquiridas a lo largo de tantos años, , ni siquiera en un inicio de año, marcado por los buenos propósitos …
Algo bueno tendrá pues Israel, para coleccionar enemigos tan rastréros y falaces, tan nécios y pertináces …allá ellos !!! por demas está creó yo, dedicarles una atencion y un espacio que a todas luces han demostrado no merecer, al contrario de lo que viene sucediendo con Israel, cuya eficiencia en el campo sanitário al igual que en otros muchos, sigue admirando a própios y extraños, hasta convertírse en proverbial …
el abísmo que se abre pues entre el proceder llevado a cabo por este pais, y aquel otro trapacéro y chabacáno utilizado por quienes dedican su tiempo, médios y energias a denostárlo y desacreditárlo, resulta tan gigantesco y notório, que no precisa comentario alguno, de puro evidente como resulta …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.