Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes enero 18, 2021
donativo

Es hora de sacar del congelamiento al proceso de paz en Medio Oriente

La normalización con Israel avanzará porque responde a los intereses del estado árabe. Los palestinos ya han visto que no pueden detenerlo, y presenta tanto una oportunidad para la región como un papel revivido para EE.UU. como único intermediario con verdadera influencia.


Después que Ariel Sharon anunciara su intención de retirarse de Gaza, pero meses antes que Israel lo hiciera en 2005, pronuncié un discurso en la ciudad de Gaza ante el Consejo Palestino de Relaciones Exteriores

Asistieron entre 200 y 300 palestinos y destaqué que los palestinos tenían un momento real de oportunidad: aprovechar la retirada israelí para promover el desarrollo económico y el buen gobierno en Gaza. Hágalo, y la comunidad internacional (y el público israelí) dirá si funciona en Gaza, por qué no también en Cisjordania.

 

תרגיל צבאי רחב היקף של חמאס והג'יהאד האיסלאמי בעזה

Un militante palestino hace gestos mientras habla con los medios durante el primer ejercicio conjunto de los grupos terroristas de Gaza, diciembre de 2020.

( Foto: Reuters )

 

Alternativamente, si Gaza se convierte en una plataforma para ataques contra Israel, o en un semillero de terror, quién va a defender la aplicación de ese modelo fallido en cualquier otro lugar.

Al presentar este caso, no esperaba transformar inmediatamente las mentes de la audiencia, pero quería presentar lo que está en juego y las posibilidades para los palestinos.

Mi audiencia no quería participar en mi tema, preferían en casi todas las preguntas y comentarios decir que Estados Unidos no podía ser un corredor honesto.

Habiendo sido enviado de paz de Bill Clinton, señalé que yo no era parte de la Administración de George W. Bush y que había elegido no ser un intermediario en absoluto; no fue un intermediario honesto o deshonesto, simplemente eligió no involucrarse como lo había hecho la Administración Clinton.

Así que le pregunté a la audiencia, dado que Estados Unidos no ha desempeñado el papel de intermediario durante los últimos cuatro años, ¿Están mejor los palestinos? En una audiencia que no era tímida, de repente, nadie levantó la mano.

No es de extrañar que la Segunda Intifada no esté tan furiosa como antes, pero no ha terminado y casi 4.000 palestinos (y más de 1.000 israelíes) han muerto. Continué y dije, aunque Estados Unidos decidió no ser un intermediario, la Administración Bush no hizo ningún esfuerzo por evitar que nadie más desempeñara este papel.

Sin embargo, nadie se presentó, ni los europeos, ni los rusos, ni los demás. Todos entendieron que un corredor debe tener los medios para afectar o influir en ambas partes en un conflicto y el hecho de que nadie más dio un paso al frente para llenar el vacío decía mucho.

Solo Estados Unidos podía aplicar una influencia real, positiva y negativa, tanto sobre israelíes como sobre palestinos, pero no podían.

Concluí diciendo que la cuestión no es si uno es un corredor honesto; es si es un negociador eficaz.

Palestinos queman fotografías del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan, y el primer ministro Benjamin Netanyahu, durante una protesta en Cisjordania en agosto de 2020 contra el acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos con Israel.

Palestinos queman fotografías del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan, y el primer ministro Benjamin Netanyahu, durante una protesta en Cisjordania en agosto de 2020 contra el acuerdo de los Emiratos Árabes Unidos con Israel.

( Foto: AP )

Un negociador eficaz es aquel que entiende que ningún trato es posible a menos que aborde las necesidades, no los deseos, de ambas partes. Para cumplir con ese papel, el corredor debe comprender realmente lo que es esencial para cada parte.

Por supuesto, si las partes no están a la altura de tomar decisiones difíciles, o en el caso de que el conflicto palestino-israelí asuma la historia y la mitología, no será posible resolver el conflicto.

Hoy en día, las diferencias psicológicas entre israelíes y palestinos y en las cuestiones fundamentales son demasiado amplias para salvarlas. Uno no hace más probable la paz impulsando propuestas que están destinadas al fracaso, eso solo profundiza el cinismo y la incredulidad.

En cambio, ahora, lo que se necesita es restaurar la fe. Y aquí hay una oportunidad y una apertura para que Estados Unidos desempeñe el papel de intermediario.

El proceso de normalización del estado árabe con Israel es una nueva realidad en la región. Seguirá adelante porque responde a los intereses del estado árabe y los palestinos ya han visto que no pueden detenerlo.

Si bien un estado como Omán puede simplemente normalizarse, es probable que los saudíes se muevan solo por etapas. Mientras lo hacen, como me dijo un alto funcionario del Golfo, querrán que Israel haga algunos movimientos positivos hacia los palestinos.

Como ejemplo, digamos que los saudíes podrían acordar establecer una oficina comercial en Israel, podrían pedirle a Israel que alivie la escasez de viviendas palestinas y el desempleo al permitir la construcción legal para los palestinos en el Área C de Cisjordania.

Por supuesto, si los palestinos van a ganar algo, ellos también deben corresponder. En este caso, la Autoridad Palestina pondría fin a la práctica de dar tres veces los pagos de asistencia social a las familias de quienes cometen actos de violencia contra israelíes de lo que se da a todos los demás palestinos.

El entonces vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió con el presidente palestino Mahmoud Abbas en Ramallah en 2016

El entonces vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió con el presidente palestino Mahmoud Abbas en Ramallah en 2016

( Foto: Archivo )

De esta manera, un papel de intermediario de Estados Unidos ahora no solo podría generar impulso detrás del proceso de normalización, sino también usarlo para romper el estancamiento entre israelíes y palestinos.

Este no es el momento para grandes iniciativas, pero es un momento para negociar pasos prácticos sobre el terreno que puedan restaurar un sentido de posibilidad.

 

Dennis Ross fue el enviado especial de paz al Medio Oriente bajo el expresidente estadounidense Bill Clinton

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.ynetnews.com/article/B1gxxjb1u?fbclid=IwAR015JfzUiptllFjddd_-ACmr8si_oOnWdJZcEOpcUjX4vM__X2w76VLKAY

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.