Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes enero 18, 2022

Dr. Eyal Zisser, Decano de la facultad de humanidades de la Universidad de Tel Aviv, experto en Medio Oriente


Ana Jerozolimski

Semanario Hebreo. Uruguay

  

EyalZisserP: ¿Cómo debe leerse el mapa egipcio en este momento? Evidentemente no se puede decir que se han terminado los problemas ¿Verdad?


R: Por supuesto que no. Ahora comenzará una época de incertidumbre y de hecho en cierta medida  se puede decir que habrá un vacío de poder, ya que no es que sólo Mubarak se fue sino que todo el régimen cayó con él, la élite  que dirigía el Estado se va. El ejército entra a ese vacío para cuidar el marco del país, que no se desarme y no se desmorone. Pero el período que comienza no será sencillo para nada. Habrá que construir partidos políticos desde la base, permitir una libertad que no existía y ver en qué dirección avanzan las cosas. Son muchos los interrogantes y los problemas por resolver, las incertidumbres por aclarar.

P: Mubarak renunció y entregó el poder al ejército, y las multitudes festejaron. Pero Mubarak era producto del ejército, ex comandante de la  Fuerza Aérea…lo consideraban “héroe” de guerra…¿No puede haber en ningún sentido motivos para que el pueblo diga que si el ejército ahora se hace cargo es como que nada cambia?


R: No, porque Mubarak no entregó el poder a otro General. No es que el ejército lo cambia con la intención de ser él el gobernante .Mubarak se fue, el sistema cayó y ahora el ejército  dirigirá todo en forma temporaria, pero con la intención de que lo que haya será un sistema nuevo, democrático, una forma totalmente diferente de lidiar con las cosas, respondiendo a las exigencias de los manifestantes. Por eso el pueblo no ve al ejército  como continuación, sino como parte del pueblo, que mantendrá el marco del país para que pueda salir adelante. Yo creo que así lo ve el pueblo y así también lo ve el propio ejército.

P: O sea que el pueblo ve al ejército como quien lo ayudará a pasar a la próxima etapa…


R: Sin duda. Además, está claro ahora que si el pueblo no lo va querer, el ejército no podrá hacer otra cosa.

P: Es realmente histórico  todo lo que está pasando…¿Le sorprendió que el régimen egipcio haya caído tan rápidamente? Era el más estable, se decía, el más firme, de la región..


R: Sin duda hubo aquí una gran sorpresa al ver que el sistema todo de un país que parecía tan fuerte y firme, se desmoronó de una vez. Pero los motivos los conocemos hace años…Se concretó ahora, pero hace tiempo que las razones estaban claras…

 

P: Una pregunta  sobre el aspecto israelí. ¿Tiene motivos Israel para temer a los Hermanos Musulmanes?


R: Hay motivo para preocuparse y para seguir el desarrollo de los acontecimientos. Es que recordemos que no había allí democracia, no hay una estructura democrática sino que se la debe construir desde los cimientos, pero por otra parte,  los movimientos religiosos no necesitan realmente empezar a construir su propia infraestructura sino que ya la tienen pronta, en las mezquitas, en las figuras de los que pronuncian los sermones en las plegarias..Recordemos que aunque merezcan todo el respeto, los jóvenes en la plaza Tahrir no representan a todo Egipto…Hay muchas interrogantes y necesitaremos esperar y ver…

 

P: ¿Le parece apropiado comparar lo que puede pasar en Egipto ahora con lo que se vivió en Irán cuando subió Khomeini?


R:  Es difícil decirlo..En Irán los jóvenes también pedían democracia, pero no eran suficientemente fuertes ni estaban suficientemente organizados y quienes sí lo estaban eran los islamistas , las figuras religiosas..

P: Y ahora, en Egipto, también está claro que los Hermanos Musulmanes son los más organizados de toda la oposición

R: Es que, ante todo, existen hace mucho tiempo. Y tienen, como yo decía, la infraestructura  pronta para difundir sus ideas.

P: Cuando oímos ahora cómo hablan en Egipto de Mubarak, sin olvidar ni por un momento que su régimen no tenía nada de democrático, no puedo menos que comentar que me choca bastante…porque casi lo convierten en un sanguinario Saddam Hussein-.—y no lo era…


R: Es verdad, estoy de acuerdo. No hay ninguna duda de que el Presidente de Siria Bashar el-Assad y el de Irán Mahmud Ahmadinejad, son muchísimo peores que lo que era él.

 

P: ¿También en lo que se refiere a la mano dura en el marco egipcio interno?


R: Por supuesto, no hay punto de comparación.

P: Me decía recientemente el ex Embajador israelí en Egipto  Zvi Mazel que el ejército es parte clave de la sociedad y que Generales retirados encabezan una enorme cantidad de organizaciones sociales.  Daba de ejemplo que hasta el Director de la Opera  es un General retirado…¿Eso cambiará?


R: Es verdad, pero creo que eso fue hasta ahora y que de eso no deriva la conclusión que el ejército actuará por la fuerza contra la voluntad popular..El 70% de la población egipcia no tiene electricidad ni agua, muchos son analfabetos. Pero en El Cairo hay 15 millones de personas  que saben leer y escribir, educados..¿Acaso van a traer cientos de tanques  para enfrentarlos? El ejército no puede gobernar al país, aunque sea central. No es todopoderoso.

P: O sea el secreto radica en que cambie el enfoque, la visión de cómo se debe hacer las cosas de ahora en adelante…


R: Por supuesto. Eso es lo principal. Es que esta vez, las cosas son diferentes.

P: No es sólo una mera exigencia por mejoras económicas…


R: No. Ya hubo disturbios por el precio del pan, en más de una oportunidad, hace años…Bajaban el precio y ya está.-Esta vez, las exigencias eran otras: democracia, cambio del régimen. Lo vimos, esta vez, fue algo distinto.

Difusion: www.porisrael.org

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.