Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves enero 27, 2022

Por un clavo un rey perdió su corona


Jorge Marirrodriga

Sobre Israel opinamos todos

 
israel23Dice un canción infantil: «Por un clavo se perdió una herradura, por una herradura se perdió un caballo, por un caballo se perdió un general, por un general se perdió una batalla, por una batalla se perdió una guerra y por una guerra un rey perdió su corona». Esta canción, naturalmente, no se enseña en España, aquí estamos en vigilar que no haya juegos políticamente incorrectos en el patio (como policías y ladrones) y últimamente en denunciar al profesor si le ocurre fumar un cigarrito.

Desde que comenzaran los movimientos populares en los países árabes los finos analistas europeos nos han bombardeado con una cantinela; uno de los mayores perjudicados por la llegada de la democracia al mundo árabe es Israel que, por supuesto, se entiende mejor con las dictaduras. Poco importa que, hasta el momento, ninguno de esos movimientos haya desembocado en una democracia mientras ya han costado la vida a medio millar de personas. Poco importa que Israel sea considerado un enemigo que hay que exterminar por la mayor parte de las dictaduras árabes.

¿Se llevan acaso bien Gadaffi e Israel? ¿No se aprobó hace un año una ley en Barhein que prohibía y consideraba reo de alta traición a cualquier ciudadano que tuviera contacto con Israel? ¿No fue Túnez durante años el refugio deArafat y toda la guardia de la OLP? ¿Yemen es un aliado de Israel? Sólo ha habido tres países árabes que hayan establecido relaciones plenas con Israel: Jordania (Monarquía semiparlamentaria) Egipto (dictadura) y Mauritania (República democrática en su momento).

En Mauritania hubo un golpe de Estado militar. Y su primera medida fue romper con Israel.

Pero eso no nos importa, porque en este viejo y avejentado continente la realidad ha dejado de importar. Aquí seguimos contando películas de aires de libertad mientras miles de tunecinos desembarcan en Italia huyendo como pueden de lo que nosotros consideramos una revolución democrática. O una periodista occidental es violada durante los festejos de El Cairo en medio de la turba democrática. «Es que pensaban que era israelí». Ah, bueno… nos quedamos más tranquilos.

¿Alguien recuerda cómo empezó todo esto? Fue porque subió el pan. Todo empezó con una barra de pan. Y ahora, todos como cuervos picoteando y explicando que si Israel odia la democracia o que si Bush nos ha dejado un regalo envenenado. La gente tenía hambre. Y nosotros desde los ventanales de nuestra decadente Europa creemos que se van a saciar con nuestras teorías conspirativas antiisraelíes y poco de Derecho Constitucional. Como Maria Antonieta decimos «¿No tienen pan? que coman pasteles». Y como ella, perderemos la cabeza… por una barra de pan.

 
Comentarios

No estaría mal que respetases las fuentes, incluidas las ilustraciones y linkases tu entrada a la URL del post original. No hacerlo y solo mentar de este modo, de pasada al autor es bastante poco ético. Pero claro, así crees que ganas puntos.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.