Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes octubre 19, 2021

Una pantalla manchada de sangre


Ana Jerozolimski

Jerusalem

Entre los numerosos materiales que  llegan diariamente al correo electrónico de todo periodista activo en Israel, hay comunicados de prensa, anuncios que a veces contradicen o desmienten a esos comunicados, nuevos mensajes explicando a los primeros…y fotos, que suelen ser el acompañamiento ideal para toda nota en la prensa escrita y en la red. Siempre es mejor publicar un artículo, cuando hay una imagen que lo avale, lo confirme, que demuestre que la cita mencionada realmente ocurrió, que el evento descripto no fue un invento.

Pero esta vez, no podemos usar las fotos. Esta vez, al escribir sobre el terrible asesinato perpetrado el viernes por la noche por terroristas palestinos en Itamar, un asentamiento al norte de Cisjordania, no vamos a agregar fotos. O sea…no lo tenemos prohibido, claro está…pero tras horas de dudar al respecto, decidimos no hacerlo. Es que son fotos llenas de sangre. De niños de 4 y 11 años hundidos en charcos de sangre, en sus camas o caídos al piso junto a ellas. De una bebita de tan solo 4 meses, degollada en brazos de su padre mientras dormían.

Los mensajes llegan a nuestra casilla, los leemos de inmediato, a veces los borramos enseguida y otras los archivamos para futuras consultas. Esta vez, lo primero que hicimos, fue congelar la mirada llena de horror  en la pantalla manchada de sangre….y preguntarnos retóricamente algo que a mucha gente oímos estos días preguntarse en tono de clamor y protesta: ¿Cómo es posible? ¿Cómo alguien es capaz de hacer algo así? ¿Cómo una persona puede entrar con cuchillos a una casa particular y pasar pieza por pieza buscando a quién matar, cortando la garganta de algunos y asestando cuchilladas en el pecho a otros? ¿Cómo alguien puede asesinar a sabiendas a una beba de cuatro meses?

Que no me digan que es por la ocupación. Los terroristas no quieren terminar ninguna ocupación sino simplemente salir a matar. Por arte de magia, cada vez que algo parece avanzar, hallan la forma de arruinarlo.

En las últimas semanas se habla de un nuevo plan político que el Primer Ministro Benjamin Netanyahu está por anunciar, para desbloquear el estancamiento actual. Claro, es legítimo dudar si su intención es realmente lograr la formación de un Estado palestino o simplemente romper el anillo de presiones internacionales sobre Israel.  Pero no hay lo que dudar respecto a las intenciones de los responsables del múltiple degollamiento del viernes por la noche: intentaron garantizar que cualquier discurso quede archivado en naftalina…No sea cosa que realmente se acerque el desbloqueo del proceso de paz.

¿O no habrá sido el atentado producto de la reciente cancelación  de varios obstáculos y puestos de control en las carreteras de Cisjordania, incluso en puntos donde han sido interceptados no pocas veces individuos en camino a atentados?  Aclaramos…con esto no estamos criticando esas medidas de alivio de restricciones por parte de Israel. Aunque la población judía local en los asentamientos las critican, alegando que ponen en riesgo su seguridad, la intención de las autoridades al aprobarlas es intentar hallar un equilibrio entre la  seguridad israelí y las necesidades de la vida diaria palestina. La crítica es a los terroristas…a esos que siempre ven en el alivio, la oportunidad para matar con mayor facilidad, no la puerta hacia una era mejor, de menos tensión y mayor prosperidad.

Que no me digan que es por la desesperación. ¿Alguien se imagina qué sería el mundo si todos los desesperados salieran a degollar? Además, el año que terminó hace poco, fue de los más tranquilos en muchísimo tiempo, tanto para Israel como para los palestinos, gracias a la combinación singular entre la coordinación israelo-palestina a nivel de seguridad, el alivio ya mencionado de las restricciones, el desarrollo económico de Cisjordania. Pero la lógica de los terroristas, no es la nuestra. Si algo mejora, encontremos algo para arruinarlo, se dicen ellos. ¿Qué mejor  entonces que un atentado?

Que no me digan que es porque el asentamiento Itamar, en una de cuyas casas particulares fue perpetrado el crimen, es de “colonos radicales”. Es cierto que varios de los asentamientos de la zona, son considerados de línea dura. Es cierto que entre sus habitantes, hay quienes no sólo desafían diariamente a las fuerzas de seguridad, sino que han provocado incidentes violentos con palestinos no involucrados en ningún atentado. No deben ser disculpados nunca y los responsables, deben ser detenidos y llevados a juicio. Pero entre esa situación, por más condenable que sea-y lo es, con todas las letras, cuando rompen coches y ventanas de casas a pedradas- entre eso y la matanza del viernes, no se puede trazar ningún hilo que conecte las puntas.

Que no me digan que es porque ya no tienen  cómo actuar ante el gobierno de derecha de Israel…porque todavía recordamos  las explosiones suicidas en todo Israel en épocas de negociaciones precedidas de anuncios claros sobre la intención de retiradas en aras de una solución con los palestinos. Que no me digan que es por Netanyahu, porque asesinaron también cuando era Itzjak Rabin el Primer Ministro. Y Ehud Barak. Y Ehud Olmert…..

Que no me digan que cuando haya un Estado palestino esto no pasará….O sea, no hemos dejado de lado nuestro apoyo a la creación del Estado palestino, pero conociendo la historia, tampoco dejamos de creer que Israel deberá seguir cuidándose, y mucho, también después que este haya sido fundado. Es que no olvidamos que estos asesinatos tenían lugar cuando no había ni un solo colono, ni un solo asentamiento, ni un trozo de Cisjordania en manos de Israel.

Seguimos creyendo que la solución llegará sólo mediante el diálogo con interlocutores palestinos que quieran el cambio. Israel deberá concretarlo sabiendo que no hay alternativa y la Autoridad Palestina deberá hacerlo girando de rumbo  y transmitiendo a su pueblo  que con acciones como la de Itamar, inclusive si eventualmente logran asustar a algunos israelíes, no lograrán verdadera  vida independiente.

Los animales que perpetraron el viernes el atentado y que mancharon de sangre mi pantalla con las fotos del horror , no merecen ni independencia , ni paz….El comentarista palestino Hafez Barghouti dio ayer una buena señal, al escribir en la prensa local: “Matar a bebés no es heroísmo, sino un acto propio de alguien que no tiene corazón”. Esas palabras, decíamos, son una buena señal. El resto del pueblo palestino, la mayoría silenciosa que también tiene hijos de 4 y 11 años y bebés de 11 meses, debe alzar un clamor multitudinario  para que los responsables de barbaridades de este tipo, no osen hablar en su nombre.

Y que no me diga el mundo…en serio, ya sería demasiado…que la respuesta de Israel al atentado (el anuncio de que otras 400 unidades de viviendas serán construidas en algunos asentamientos), es “condenable”…o sea..Aunque yo no la comparta, creo que lo urgente ahora, cuando de condenas se trata, sería una bien firme y fuerte, en voz alta, al múltiple asesinato en Itamar.

 
Comentarios
Julio Szeferblum

Po qué siguen llamando «palestinos» a los árabes que no quisieron hacer su estado en 1948? Palestina era judía, el diario Palestine Post se llama Jerusalem Post, si antes se decía en Europa: Judíos A Palestina, ahora el eslogan es: Judíos FUERA de Palestina.Ahora, parece que hasta Adan y Eva eran palestinos!!!

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.