Por Israel


Defendemos un ideal no a un gobierno
Síguenos en Facebook Twitter Twitter YouTube RSS Feed
| domingo mayo 26, 2024

"El fin de Assad es cuestión de tiempo; pero podría ser mucho tiempo"


– ¿Cuál es a su criterio la importancia de la visita de la Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, a Oriente Medio, teniendo presente todo lo que ha ocurrido en la zona en el último año o un poco más? ¿Cuál es hoy en día el rol de Estados Unidos en la zona?


– Oriente Medio continúa siendo una región de choque entre grandes bloques políticos: Occidente, o sea Estados Unidos y Europa, frente a Asia, o sea Rusia, China e Irán. Distintos países de Oriente Medio modifican sus posturas en el marco general de fuerzas. Egipto, que bajo el gobierno de Mubarak era una piedra fundamental para el lado occidental, se convirtió en islámico, y Clinton vino a comprobar que a pesar de la islamización se mantiene del lado de Occidente.
Por su parte, Libia, ha sido liberada de Gaddafi por Occidente, pero aún no está claro si es parte de los países que se identifican con Europa.

Yemen, donde hay un alto porcentaje de ciudadanos chiitas, es un país que Occidente procura que no caiga en manos de Irán. Irak ha sido liberada por Occidente de un dictador, pero hoy en día está controlada de hecho por Irán. Sabemos que Irán logra hoy en día atemorizar a los países del Golfo e interviene en asuntos internos de Arabia Saudita.

Y está Siria; elemento clave en el lado iraní-que se está tambaleando muchísimo, por lo cual Rusia ayuda a Assad en todo lo que está a su alcance.
Y con todo esto de fondo, claro está, a mi entender, que Clinton llegó a la zona para estabilizar la alianza occidental con Egipto, el mayor país árabe. El control egipcio del Canal de Suez lo convierte en un país clave en todo escenario de guerra en el Golfo, ya que parte de las fuerzas de Estados Unidos y Europa, tendrán que pasar por allí en camino.

– ¿Ha habido algo en el encuentro entre Clinton y el presidente Mursi que le sorprendió? ¿Alguna buena señal o, por el contrario, una confirmación de que Egipto va ahora por mal camino?

– En mi opinión el encuentro más importante fue con el General Tantawi, ya que él es el verdadero gobernante de Egipto. La cita con Mursi fue para el protocolo; pero con Tantawi fue lo que llamamos en hebreo «tajles», al grano.

– Sabemos que desde el comienzo de la presidencia de Obama, él trató de maniobrar entre mensajes fuertes contra el terrorismo y, por otra parte, un intento de acortar distancias entre Estados Unidos y el Islam. ¿Cree que ha tenido éxito? ¿Cómo ve usted las relaciones de la administración, hoy en día, con Oriente Medio?

– Es una misión imposible construir un puente entre Estados Unidos y el Islam, ya que cuando más fiel sea un musulmán a su religión, más ve en Estados Unidos en particular y en Occidente en general, un Satanás cultural que amenaza al Islam, sus valores y el comportamiento de sus hijos; más que nada de sus hijas. Estados Unidos es un símbolo del materialismo de este mundo, mientras que el Islam gira alrededor de la creencia en el mundo del más allá. Los norteamericanos logran en gran medida convertir este mundo en un paraíso real, mientras que la mayoría de los islámicos viven en este mundo en un verdadero infierno, esperando que llegue un día en el que, después de muertos, lleguen al paraíso virtual.

– ¿Cuál era en su opinión el mensaje principal que la canciller Clinton traía a Israel en relación a Irán? Estados Unidos habla insistentemente de coordinación entre amigos y de formas responsables de actuar, quedando bastante claro por otro lado que la diplomacia no lleva a ningún lado. ¿Qué es lo que cree que Clinton dijo a Israel estos días en relación a Irán?

– En mi opinión, el tema de Irán no está bajo la responsabilidad del Departamento de Estado encabezado por Clinton, sino del presidente Obama junto con la comunidad de servicios de Seguridad e Inteligencia. Ella no es parte del proceso por el cual se adoptan decisiones en este tema y es por ello que los israelíes hablan con ella solamente en forma muy general sobre Irán.

– Hay aún margen de maniobra para frenar a Irán e impedir que se convierta en una potencia nuclear?

– Todos esperan que las sanciones económicas derriben al régimen, y eso no sucede. Hay quienes consideran que el desmoronamiento del régimen en Siria desestabilizaría la seguridad personal de los iraníes, pero eso no es seguro en absoluto. De hecho, sólo una cosa frenará el programa nuclear de Irán: una amenaza occidental de llevar a cabo un operativo terrible contra el régimen y no sólo contra las instalaciones nucleares. Sólo si los iraníes creen que la amenaza es seria y que va acompañada de una verdadera intención de llevarla a cabo, darán el brazo a torcer.
Sin embargo, no debemos olvidar que hay otros actores en el escenario, ante todo los rusos y los chinos. Ellos protegerán a Irán así como protegen hoy a Bashar al-Assad.

– Y justamente, Siria. ¿Qué pasa? Cree que el fin de Assad es sólo cuestión de tiempo?
– Sí; es sólo cuestión de tiempo, pero puede faltar todavía un tiempo nada corto. Su régimen, su gobierno, está sangrando, pero aún está en pie y pelea; sale a la guerra.

– ¿Qué opinión le merece la política de la administración Obama en el tema de Siria?

– Mientras Occidente no imponga prohibición de vuelo de helicópteros en el espacio aéreo sirio, y mientras aviones continúan trayendo armas y municiones de Irán y Rusia a Siria, no importa qué dicen en Occidente. Lo único que cuenta es lo que hacen, no lo que no hacen.

– A modo de resumen. ¿Cree que en su viaje a Oriente Medio Clinton trajo consigo un mensaje central?

– Ella trató de decir que Estados Unidos no abandonó a Oriente Medio a pesar de los problemas, que ayuda a sus amigos cuando luchan contra sus enemigos y está dispuesto a aceptar inclusive a los Hermanos Musulmanes si se portan bien, si no violan el acuerdo de paz con Israel y no se alían con Irán. 
Sin embargo, parecería que su motivación para visitar Israel deriva también de la próxima visita de Mitt Romney al país, a fin de mes, con un evidente guiño a los votantes judíos en Estados Unidos.

– Muchas gracias Dr. Keidar.
– Gracias a usted.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.