Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo septiembre 25, 2022

A los jóvenes


jovenes-judios

Buenas Noches.

 

Deseo compartir con Ustedes algunas reflexiones acerca de ciertos temas que entiendo, son de interés judío.

Este año se cumplieron 69 años de la deportación de los judíos de la Isla de Rodas, Salónica y Coss en Grecia.

Con la guerra ya casi perdida los nazis no escatimaron en detalles  para su exterminio.

Los reconocieron con las facilidades de identificar y reunir a un grupo minoritario en una isla en la que todos se conocían y nadie podía escapar.

De allí los trasladaron al continente  en barco, para llevarlos luego en tren hasta los lejanos campos de exterminio, ubicados en el centro del mismo.

Hace unos días, asistí a la sede de la Comunidad Chalom.  Comunidad que fue fundada por judíos sobrevivientes de aquellas latitudes.  Una vez más tuve  el privilegio de escuchar al sobreviviente del campo de Auschwitz, David Galante que nos enriqueció con por sobre todas las cosas con su ejemplo  de valentía y heroísmo.

Pero, además, pude escuchar una sorprendente reflexión de una jovencita adolescente de esa institución.

Dijo: “me siento orgullosa que los judíos no hallamos creado escuadrones de venganza después de la Shoa”.

La verdad es que esta reflexión quedó dando vueltas en mi cabeza. Uno nunca termina de aprender.  Después de tantos años,  encontré una  respuesta más a esa famosa y perversa frase: “por algo será”. Si los persiguieron siempre por algo será.”

Los judíos fuimos perseguidos a lo largo de la historia porque hay pueblos barbaros, asesinos y perseguidores y pueblos civilizados y de paz.  Nuestro colectivo, aquel que saluda con la palabra “shalom”, paz, es definitivamente un pueblo de paz.  Haber sido perseguidos explica, claramente, el porqué, pero no el nuestro. Sino el de quienes nos persiguieron.  Barbaros, perseguidores,  asesinos y cobardes. Nos perseguían porque era fácil hacerlo. Un pueblo de paz, sin tierra, sin ejército y sin poder político.  Un pueblo al que pertenezco orgulloso y que ha mantenido en alto, sus valores sobre todo en medio de los momentos más oscuros de nuestra historia como la Shoa.

A partir del 14 de Mayo de 1948, fecha en que se declaró la Independencia del Estado de Israel, los judíos dejamos de ser perseguidos como pueblo.   O, eso creíamos. O, eso debería haber ocurrido. Aquellos que creíamos  que con la creación del Estado de Israel se terminaba la persecución judía, nos equivocamos.

Empezamos a ser perseguidos con  un nuevo término: el anti sionismo.

Habrán escuchado muchas veces la frase, “yo no soy antisemita, soy anti sionista”

El nuevo antisemitismo, el anti sionismo,  es el termino con el que se denosta al Estado de Israel. El Judío de los Estados.  Se cuestiona su legitimidad y su derecho a existir y en el lugar y la forma en que lo hace.

Hay casi 200 estados soberanos. Desde el 14 de mayo de 1948 hasta la fecha se crearon o independizaron más de 130  nuevos estados  Mas de 59 tienen al islam como religión oficial y en 23 de estos se persigue a los cristianos. El único estado al que se le cuestiona su legitimidad es a Israel.

Quienes acuñan  la nueva palabra anti sionismo son los neo antisemitas.

¿De que nacionalidad es quien cuestiona el derecho del Estado de Israel a su tierra por antonomasia?  ¿Sabrán aquellos que cuestionan  la legitimidad del derecho judío a la tierra de Israel que los Judíos tienen un título de propiedad que tiene 5774 años? El que cuestiona posee algún título de propiedad superior a los 200 años, que es el promedio de edad de la nueva disposición geopolítica del mundo.  Saben que Jerusalén o Ierushalaim fue solo capital del Estado Judío a pesar de haber estado este territorio ocupado por Turcos, Otomanos, Romanos, Británicos, etc. Quienes nunca la nombraron su capital.

Si los judíos no tenemos derecho al Estado de Israel, en el lugar en que se encuentra, permítanme aseverar con vehemencia que no hay colectivo sobre esta tierra que tenga derecho sobre el suelo que está pisando.

Y dos perlitas más de estos viejos antisemitas con nuevo nombre, anti sionistas.

Una: solo cuestionan a Israel. Pregúntenles si este mes cuestionaron los 130 mil muertos en Siria, la ejecución  de la cantante Hyon Song-wol en Corea del Norte o el sometimiento de la niña yemenita de 11 años obligada a casarse a cambio de dinero.

Dos: No cuestionan acciones puntuales de Israel. A raíz de acciones puntuales cuestionan su derecho a existir. Cosa que no hacen al cuestionar ninguna otra acción de ninguna otra nación soberana.

Otra Vez, el anti sionista es antisemita.

 

¿Ustedes se preguntaran por que comparto estas reflexiones?

Porque soy optimista. Definitivamente optimista. Los judíos muchas veces miramos la mitad del vaso vacio. Nunca estuvimos mejor. Hay un estado judío que garantiza por primera vez en la historia moderna que los judíos no vamos a ser cazados.  Y porque además necesito contagiarlos todo lo posible. Porque necesitamos de todos ustedes. La palabra militancia esta hoy de moda, pero los judíos la venimos practicando desde hace 5774 años. Nadie sobrevive a lo que vivimos nosotros si no es con participación y compromiso. Y el activismo no se declama, se practica.

No se dejen influenciar por las difamaciones y mentiras que leen en parte de la prensa internacional y por parte de los políticos que salen a verter horas de declaraciones en los medios cuando Israel se defiende de las decenas de misiles que caen en territorio habitado por civiles.  Somos un pueblo de paz y de valores. Y Los judeófobos de siempre disfrazados de antisionistas se van a tener que acostumbrar a ver fotos color de judíos fuertes y valientes defendiéndonos.  El judaísmo sin sionismo tiene un nombre. Se llama SHOA.   Y cuando esta tramposa frase viene de boca de un judío se llama SUICIDIO. Celebro en  informarles que los judíos no practicamos ya mas ni la SHOA, ni el SUICIDIO.

Nunca más la foto sepia del niño con su estrella de David levantando los bracitos.

Para terminar, la ultima de mis reflexiones

Al  ingresar a este evento  ustedes pasaron por los más exhaustivos controles de seguridad. Los mismos que cada mañana pasan cada uno de nuestros hijos cuando asisten a los colegios de la red escolar judía, a los templos o a los clubes.

Nuestro mayor orgullo no es solo que cuidamos de los nuestros con alma y vida.

Nuestro mayor orgullo y la más clara y pragmática muestra que nosotros si somos un pueblo de paz y nuestros enemigos, no. Ellos no tienen que cuidar a sus hijos como blancos civiles nuestros.

No van a encontrar pilotes antibombas en ninguna otra institución civil que no sea judía en ninguna parte del mundo.  Y esta,  como dije antes, es la muestra más cabal concreta y pragmática de quienes somos nosotros. De cuáles son nuestros valores. Y cuáles son los de nuestros enemigos.

 

Hermanos.

A no olvidar la Shoa.

A apoyar con todo nuestro ser al Estado de Israel en el lugar en el que se encuentra.

A llamar al anti sionista por su nombre,  antisemita.

A seguir militando.

Y por sobre todas las cosas, a seguir manteniendo bien en alto aquellos valores de los que tan orgullosos nos sentimos y que nos dan identidad como colectivo.

 

Shalom.

Waldo Wolff

Vicepresidente 1º de la DAIA

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.