Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 16, 2022

“El día que Israel tenga fuerza aérea, los camellos volarán”

“Había una frase popular en el mundo árabe en 1947″ nos contó el Capitán H. “Ellos decían: ‘el día que Israel tenga una fuerza aérea, los camellos volarán’. No hace falta decir porque la primer brigada de las FAI, fundada en el mismo año, se consolidó bajo el nombre Escuadrón Camello Volador”.


El lema del escuadrón Camello Volador es: “Los ojos en el cielo, en el corazón de la acción”. El escuadrón ha participado en cada guerra israelí desde la Guerra de la Independencia en 1948, y es la responsable de proveer la inteligencia visual la cuál ha sido clave en las legendarias capacidades ofensivas de la Fuerza Aérea israelí.

Capitán H, de 24 años de edad, es piloto en el escuadrón. Nació en Nueva York, y entre idas y vueltas a Israel, finalmente a sus 18 años decidió hacer alía (emigrar a Israel) y servir en las FDI. ”Al principio pensaba estudiar en E.E.U.U., pero entonces, mi mejor amigo falleció en un accidente automovilístico, lo que me llevó a pensar sobre la vida y lo que es realmente importante”.

Camello-volador

Recopilación de información minuciosa

Durante el transcurso de ocho días en la Operación Pilar Defensivo, las FDI neutralizaron más de 1.500 sitios de terror a lo largo de la franja de Gaza. Entre los objetivos, incluyeron centro de comando de alto nivel, fabricación de armas y lanzadores de misiles subterráneos, que fueron adquiridos por un trabajo minucioso de recopilación de inteligencia de horas, días y semanas de la fuerza aérea por el escuadrón Camello Volador.

“Recibimos los potenciales puntos a neutralizar de la inteligencia de las FDI, pero nosotros somos los que finalizamos el círculo de inteligencia” dijo el Capitan H. “Verificamos el punto, tomando de referencia algo que existe solamente en papel y nos aseguramos que sea correcto y que en efecto es lo que estamos buscando”.

En esta imagen, el escuadrón Camello Volador filma un escuadrón del terror de Hamás, enterrando misiles bajo tierra. “Vemos la excavación y esto crea un objetivo, pero para eso necesitamos obtener más información” dijo Capitán H. “Esto implica observaciones por un largo período de tiempo. Trabajamos día y noche y de esa forma que logramos reunir tantos objetivos de manera efectiva”.

Un blanco “limpio”

Una vez que el objetivo ha sido seleccionado y la misión puesta en marcha, es trabajo del escuadrón Camello Volador guiar al piloto que esta realizando el ataque. ”Guiamos al piloto hacia objetivo, pero eso no quiere decir que podemos atacarlo” dice Capitán H. ”No nos basamos solamente en la información que recolectamos anteriormente, proveemos inteligencia en tiempo real para asegurarnos que el objetivo esta ‘limpio’”.

El escuadrón Camello Volador, juega un papel crucial en cada ataque de la FAI“Podemos decirle al piloto que aborte un ataque incluso cuando el misil ya esta en el aire y en su camino al objetivo”. afirma Capitan H. ”Esta es una parte crucial de nuestro trabajo. Aún en los casos que abortamos la misión y no neutralizamos al objetivo, siento que nuestro trabajo ha sido completado”.

La Fuerza Aérea israelí aborta ataque aéreo por la presencia de civiles cerca del objetivo

La tarea se dificulta cuando Hamás en Gaza y Hezbollah en el Líbano, utilizan a los civiles como escudos humanos, disparando a Israel desde aéreas densamente pobladas y escondiendo armas debajo de mezquitas, escuelas y parques infantiles. ”El enemigo pelea detrás de sus civiles. Esto hace nuestro trabajo más difícil pero es con lo que tenemos de lidiar…” dice Capitan H.

Ahmed Jabari: blanco preciso

Durante el comienzo de la Operación Pilar defensivo, las FDI neutralizaron a Ahmed Jabari, en ese entonces el jefe del brazo militar de Hamás en la franja de Gaza. Jabari fue un ex operativo de Hamás y era directamente responsable de realizar ataques contra el Estado de Israel.

El ataque a Jabari fue un disparo de precisión a un objetivo en movimiento. ”Esperamos a que no haya ningún civil alrededor para atacar” dijo Capitan H. “Gracias a nuestras inteligencia visual en vivo, fuimos capaces de evitar causar daños a inocentes. Inteligencia precisa, significa ataques precisos.”

Escoltando y protegiendo operaciones terrestres

El escuadrón Camello Volador también se encarga de proteger las fuerzas terrestres suministrándoles inteligencia detallada de los alrededores del campo de batalla. “Esta es la mayor parte de nuestro trabajo” dice Capitán H. “Podemos decirles que les espera a la vuelta de la esquina, minimizando de esta manera el peligro. Somos los ojos en el cielo, es bueno saber que nada nos sorprenderá”.

Camello volador

El capitán H y su equipo trabajan sin descanso. “Somos parte integral del proceso de la operación. Tenemos numerosos vuelos no programados, las cosas pueden cambiar a último minuto”. ”Siempre tengo el telefono conmigo en caso que la fuerza aérea me necesite”. Los pilotos del escuadrón Camello Volador completan miles de horas de vuelo en el año y es el escuadrón con mayor tripulación de la Fuerza Aérea.

De binoculares a las mejores cámaras del mundo

El equipamento de cámaras el escuadrón Camello Volador es uno de los más avanzados del mundo, pero no fue siempre de este modo. En 1947 comenzamos con boniculares y los viejos aeroplanos Cessna, nos cuenta Capitán H. “Hemos recorrido un largo camino desde ese entonces”. Hoy, el escuadrón cuenta con una amplia variedad de aeronaves para llevar a cabo sus misiones. El B200 ¨Tzufit¨ es una aéronave con doble turbina que pueden ser utilizados en altas alturas y con cualquier clima. Estos son los aviones que el escuadrón Camello Volador utiliza para visiones en vivo. El Bonanza 200S, es utilizado para obtener visiones aéreas y capturar imágenes.

 

Camello volador
Edit imageTouch imageShare image
Touch image
Share image…

 

Defendiendo a Israel desde el cielo

Su trabajo es asombroso. Los soldados del escuadrón invierten la mayor parte de su tiempo pendientes por si algo ocurre, su trabajo es crucial para la seguridad del Estado de Israel, y su profesionalismo significa que los civiles, que de otra forma quedarían atrapados en el fuego cruzado, puedan mantenerse a salvo.

“Nosotros no vamos a una misión diciendo que vamos a dar una respuesta de 98 por ciento. Nuestran respuestas son del 100 por ciento”, dice el capitán H. “Si tenemos alguna mínima duda, es suficiente para cancelar un ataque, incluso si cuesta millones de dólares y años de esfuerzo”.

http://www.idfblog.com/spanish/con-los-ojos-en-el-cielo-y-el-corazon-en-la-accion-la-historia-del-escuadron-camello-volador/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.