Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves octubre 6, 2022

Cuando Un » Asentamiento » No Es Un «Asentamiento”


asentamientos

Históricamente, la palabra «asentamiento» definía en sentido positivo una comunidad de gente viviendo junta por razones sociales, financieras o de seguridad. Estas estaban establecidas quizás sin ninguna historia previa en una tierra, algunas veces desplazando y otras alcanzando un acuerdo con sus habitantes.

Ahora, la palabra «asentamiento » esta usada peyorativamente para demonizar a los judíos, acusados de robar la tierra árabe para construir «asentamientos » en Cisjordania, conocida históricamente como Judea y Samaria.

Nada más lejos de la verdad.

Hay 3500 años de historia bíblica de Comunidades Judías en la mayoría de esta tierra.

Algunas conservaron su presencia judía a través de los siglos, otras no, cayendo en ruinas. Otras fueron destruidas por las multitudes árabes o por ejércitos invasores.

La verdad y origen de «Asentamientos Judíos»  en Judea y Samaria es ignorada por la comunidad mundial, impidiendo  la solución de un tema que ha traumatizado a Oriente Medio,

 

La mayor parte de los palestinos, sin tan siquiera conexión ni histórica ni bíblica   con Judea Samaria, han generado  la acusación de que los Judíos han robado sus tierras para  construir «Asentamientos”.

En los anales de la Historia, nunca hubo una nación Palestina, ni un gobierno, una moneda o una institución.

 

La palabra «palestinos » fue adoptada en 1964 para distinguir a los árabes musulmanes de los Judíos israelíes ( por oposición a los árabes israelíes ).

La palabra Palestina en si misma fue acuñada por los Romanos 2000 años antes, basados en el nombre de los entonces residentes, un pueblo del Mediterráneo llamado Filisteos.

 

Hace 3000 años, el Rey David lucho contra el Gigante Filisteo Goliat en esta tierra, venciendo al gigante con su fronda. La historia heroica de Sansón  haciendo desaparecer el templo Filisteo ocurrió en esta tierra.

 

Tras la Primera Guerra Mundial, la comunidad mundial reconoció el derecho del pueblo Judío a re- establecerse en su hogar bíblico e histórico.

 

El Mandato Británico fue creado en 1922 y los ingleses fueron encargados de facilitar el resurgimiento  del Estado Judío.

Según documentos británicos, gran número de árabes inmigraron al Mandato Británico durante 1930 desde los países árabes vecinos

La mayoría de los Árabes de hoy en día, que se llaman a si mismos palestinos, son descendientes de estos Árabes inmigrantes y por lo tanto no son indígenas del lugar.

Se unieron a un pequeño número de nómadas árabes, originalmente beduinos, que deambulaban por allí, algunos con raíces, otros sin ellas. Estos Árabes sin raíces, eran realmente  » ocupantes ilegales», gente que se estableció en la tierra ocupándola sin título, derecho, o pago de alquiler.

 

Desde 1922, ha habido 4 tentativas, 1936, 1947, 2000, 2008) de crear una solución de dos estados, uno Judío otro Árabe.

Todos fueron rechazados por los árabes. En 1948, Jordania invadió Judea Samaria como parte de un intento Árabe de destruir el recién nacido estado de Israel.

Comunidades judías fueron destruidas, y sus habitantes asesinados, salvo los que pudieron huir. En 1967 Israel reconquistó Judea y Samaria al defenderse de un nuevo ataque de sus vecinos árabes.

Las Comunidades judías antiguas  fueron re establecidas  así como un pequeño número de Comunidades nuevas, algunas en tierras en disputa, en Judea Samaria, tierra que no ha estado bajo soberanía legitima de ningún estado.

 

El uso despectivo  del concepto de «asentamiento ilegal » parece que ha nacido en ese momento.

Los palestinos se referían a las comunidades como » asentamientos en tierra ocupada «, extendiendo esta definición hasta las ciudades judías  dentro del propio Israel.

Desafortunadamente, la comunidad mundial se ha unido a los palestinos para acusar a Israel de construir » asentamientos ilegales «, ignorando la historia de la presencia judía, (salvo entre 1948 -1967).

La continua demonización de Israel por re- establecer las comunidades judías ha sido una influencia desestabilizadora para la paz en este conflictivo lugar del mundo.

El artículo 49 de la 4º Convención de Ginebra, ha sido invocado falsamente para declarar que los asentamientos son ilegales.

Dice así: » El poder ocupante no deportara o transferirá partes de su propia población dentro de los territorios que ocupa”

En otras palabras, Israel está acusada de ser un poder ocupante porque los judíos están volviendo a su propia tierra y restableciendo las Comunidades judías.

¿Cómo puede una Comunidad judía ser ilegal cuando los textos bíblicos, las referencias históricas y los descubrimientos arqueológicos conectan al pueblo judío con la tierra?

 

Hace 4000 años, Abraham fue llamado ante D’ iOS para sacrificar a su hijo Isaac en el Monte Moriah, el sitio donde «estaba» el Templo en Jerusalem

Joseph, el virrey de Egipto, fue enterrado en Samaria, en Schjem, hace 3500 años. Su tumba sigue siendo un lugar de peregrinaje judío  y de rezos hasta hace poco.

Los Reyes como Saúl, David  y Salomón (quien construyo el 1º Templo) en el Har Habait, reino sobre la Nación Judía por más de 1000 años. También, después de la destrucción del 2º Templo, hace 2000 años, hubo presencia judía continuada en Judea y Samaria.

La antigua ciudad de Hebrón, en Judea y Samaria, es venerada por los judíos como la tumba de los patriarcas y las matriarcas judías en la Cueva de Machpelah.

Cuenta la Biblia que Abraham compró  la tierra con la Cueva hace casi 4000 años a un pueblo antiguo conocido como los Hititas; Hebrón fue la capital de la Nación Judía por un corto periodo de tiempo hasta que el Rey David estableció Jerusalem como su capital.

Una mayoría de la comunidad judía de Hebrón fue asesinada por las muchedumbres árabes en 1929; el resto fue echado por el ejército invasor jordano en 1948,

Muchos de los descendientes de estos judíos volvieron a Hebrón cuando Israel recupero el control en 1967. Comunidades  judías adicionales en Judea y Samaria, incluyen: Anatot, donde el profeta Jeremías vivió; Shiló, Beit El, donde descanso el Arca sagrada; Gilgal, Itamar, Shfaram, Kafr Yasf, (lugar de recientes excavaciones  de un cementerio judío) Mitzvah, Jericó, Elon, Moareh; etc,

Mismo Gaza tuvo una Comunidad judía durante siglos,

El Bloc de Gush Etzion, con Efrat Tekoa, Pnei Kedem (asi nombrado por el Profeta Amos ) fue establecido en 1920 y destruido por Jordania en 1948.

Maale Adumim (mencionado en la Biblia judía y cristiana) y Kfar Etzion fueron establecidos después de que Israel recuperara Judea y Samaria.

Jerusalem es nombrada cientos de veces en las Biblias Judías y Cristianas, pero ni una sola vez en el Coran.

Los palestinos piden a Jerusalem Este como su capital nacional. Además, cuando los Califas musulmanes regentaban la región, Jerusalem era tratada como cualquier otra ciudad capturada. No tenía ningún sentido para los musulmanes

Mismo, después que una mezquita fue construida en el lugar  del 2º Templo destruido 800 años después del tiempo de Jesús, Jerusalem no significaba nada para los musulmanes.

Varias teorías postulan que los árabes piden Jerusalem este como su capital porque contiene el Monte del Templo y el Santo Sepulcro, los dos lugares más sagrados de las dos religiones.

Según la ideología Coránica, el Islam reemplaza ambas religiones.

Que mejor manera de demostrar esta ideología que controlar esos dos lugares eminentemente sagrados?

El Nuevo Testamento menciona Samaria en Lucas, capitulo 17:11-20, en la curación milagrosa de los 10 leprosos en la frontera de Samaria y Galilea. Juan, 4:1-26  registra el encuentro de Jacobo con una mujer de Sychar, en el cual se declara  ser el mismo el Mesías. San Juan Bautista fue enterrado allí.

En los tiempos de Jesús, Judea estaba dividida en 3 topografías, Judea Samaria, y Galilea. Samaria ocupaba el centro de Judea (Juan 4:4) (Judea fue más tarde renombrada Syria Palaestina en el 135, tras la revuelta de Bar Kochba)

La Iglesia de la Natividad donde Jesús de Nazaret nació, está en Belén  así como la tumba de Raquel desde hace 3500 años ambos  venerados en el judaísmo y en la cristiandad.

Los judíos vivían en estas comunidades en los tiempos de Jesús.

La evidencia es sobrecogedora. El pueblo judío tiene un derecho legítimo a la mayor parte de la tierra donde ha restaurado las comunidades.

Los palestinos no tienen derecho legítimo a las mismas tierras.

Es una parodia de la justicia el acusar a los judíos de ocupación ilegal de una tierra que tiene  tal riqueza de historia judía,

¿Qué derechos a la tierra, si es que tienen algunos, los beduinos, «ocupantes ilegales“?

Traducción: Vera Hachuel para TEU

Nota de Porisrael.org

Hoy, 5.3.2014 se publico una nota en sección conflicto titulada:

Desafiando la Largamente  Mantenida Noción de Que los Asentamientos Israelíes Son «Ilegales»

Sharona Schwartz

theblaze.com

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.