Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes julio 4, 2022

Eliminados informes en los medios de comunicación iraníes luego de ser publicados (1): Antiguo funcionario del CGRI hablando sobre la participación militar de Irán en Siria dice que Irán ha establecido un ‘segundo Hezbolá’ allí


Ocasionalmente, los medios de comunicación iraníes publican informes que no le sirven a las posturas políticas del régimen; cuando esto sucede, los informes son sumariamente eliminados de los portales afiliados al régimen en los cuales aparecían, por lo general inmediatamente después de su publicación.

Este informe, relativo a la participación militar iraní en Siria, es el primero de una serie que revisa estos informes eliminados de los medios de comunicación iraníes.

La Agencia de Noticias iraní Fars publica y luego elimina informe de declaraciones del Comandante del CGRI sobre la participación militar de Irán en Siria

El 4 de mayo del 2014, la agencia de noticias Fars, cercana al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI), publicó un discurso pronunciado por Hossein Hamedani, ex comandante de las fuerzas del CGRI en la provincia de Teherán, en una conferencia del régimen en la provincia de Hamedan en Irán occidental. En su discurso, Hamedani reveló el alcance de la participación militar de Irán en los combates en Siria.

Hamedani explicó en su discurso que Irán está defendiendo al régimen del Presidente sirio Bashar Al-Assad, con sus fuerzas, en preocupación por los intereses de la Revolución Islámica – tal y como se defendió a sí misma en la guerra Irán-Irak (1980-1988). Este agregó que Irán ha establecido milicias populares en 14 provincias de Siria, que comprenden 70.000 chiitas, sunitas y alauitas, como parte de su defensa al régimen de Assad; este llamó a estas milicias «la segunda Hezbolá». También señaló que 130.000 miembros entrenados del Basij iraní esperaban órdenes para entrar en Siria.[1]

También en su discurso, Hamedani pidió a los ciudadanos iraníes ayudar al régimen de Assad a través de la sede de ayudas establecido por el régimen a lo largo de Irán, y afirmó que esta ayuda era equivalente a la ayuda que el pueblo iraní le proporcionó a los combatientes de Irán en la guerra Irán-Irak.

Poco tiempo después, Fars retiró su informe sobre las declaraciones de Hamedani, debido a que las declaraciones se desviaron de la postura oficial de Teherán – la cual es que Irán no está involucrado militarmente en los combates en Siria, pero sólo provee apoyo moral al Presidente Assad. Sin embargo, el departamento del Ministerio de cultura iraní para la traducción de los artículos de la prensa extranjera tradujo un artículo del 7 de mayo 7 afirmando que Fars había borrado el informe sobre el discurso de Hamedani unas horas después de su publicación a fin de no avivar las llamas del conflicto chiita-sunita en Siria.[2]

Lo siguiente son los puntos principales del discurso de Hamedani, según lo publicado por Fars antes de que la agencia de noticias lo eliminara de su portal:


El informe en el portal de Fars antes de su eliminación

Hamedani en discurso: Irán está defendiendo a Siria tal como se defendió en la Guerra Irán-Irak

En su discurso, Hamedani dijo: «Debido a la gran daño sufrido por Siria y su pueblo debido al terrorismo, los cuarteles generales se han instalado a través de Irán a fin de proporcionar ayuda a la población siria… para que [el pueblo sirio] sepa que el nación iraní está siempre a su lado. Recientemente, hubo una reunión en Teherán en la que se decidió que parte de las provincias [de Irán] apoyaran a Siria. En el marco del establecimiento de un cuartel general sede para el apoyo de la nación siria, cada provincia iraní ha sido designada a fin de asistir a una provincia en Siria.

«Por medio de la administración jihadista de los funcionarios del [régimen], los comerciantes de bazar, y el pueblo de la [provincia] de Hamedan, debemos tratar a Siria tal como tratamos la Revolución Islámica [en Irán] y apoyar a los combatientes del Islam y al pueblo sirio al igual que apoyamos a [los combatientes iraníes] en la guerra entre Irán e Irak».

Uno de los objetivos de los Estados Unidos en Siria es perjudicar la fuerza de Irán en la región

Hamedani continuó: «En años recientes, Siria se ha convertido en un área geopolítica de vital importancia en el equilibrio del poder regional. En la crisis de Siria, Rusia, China e Irán constituyen el bando de los ‘amigos de Siria’, mientras que un bando que aspira derrocar a Siria, que comprende varios países árabes, Turquía, Estados Unidos y países en Europa, se ha formado en el otro lado.

«Todos los [anteriores] países mencionados tratan de obtener sus intereses en Siria. Uno de los intereses que persiguen tanto los norteamericanos y los europeos – que abiertamente reconocen – es el proveer seguridad a Israel. Un interés adicional que tanto los norteamericanos y los rusos… tratan de obtener [en Siria] es el prestigio y el [estatus] de superpotencia regional.

«Otro de los intereses estadounidenses [en Siria] es despojar a Irán de su estatus en la región. El Líder [Jamenei] ya ha aclarado que si Bashar Al-Assad le da a los estadounidenses [incluso] el mínimo de luz verde [indicando que este podría tenerles en cuenta y abandonar el eje de resistencia], Siria se convertirá en el líder del mundo árabe, y [el régimen de] Bashar Al-Assad será preservado por los países árabes.

«El régimen [sirio] del partido Ba’th es completamente diferente al régimen Ba’th iraquí, tanto en lo militar y organizacional. Cuando la Revolución Islámica fue provocada en Irán, el primer país en reconocerlo oficialmente fue Siria. Durante la guerra Irán-Irak, Siria ayudó tremendamente a Irán, e hizo algo muy importante para este cuando interrumpió la transferencia de petróleo iraquí al Mediterráneo. La unidad entre Irán y Siria, los logros del régimen sirio en los últimos 30 años, la creación de Hezbolá, y el fortalecimiento del frente de resistencia han tenido un enorme impacto en la crisis siria, y si no fuera por estos, hubiese sido fácil para los Estados Unidos [encargarse de] la región».


Hossein Hamedani (imagen: presstv.ir)

Irán ha establecido un «segundo Hezbolá» en Siria

«Bashar Al-Assad está combatiendo en nuestro nombre. Hoy, estamos combatiendo en [suelo] sirio debido a intereses tales como la Revolución Islámica, y estamos defendiendo a [Siria] al igual que defendimos [la patria iraní] en la guerra Irán-Irak.

«En esta crisis, Irán ha compartido su experiencia con Siria, sin esperar nada a cambio, en este marco, le ha dotado de [varios] tipos de orientación, incluyendo la separación de las fuerzas armadas [de Siria] del pueblo [es decir, las milicias pro-régimen sirio] – un paso que ha reducido el número de pérdidas… [Además,] una defensa nacional fue establecida en 14 provincias sirias… 42 grupos y 138 brigadas que comprenden 70.000 jóvenes alauitas, sunitas y chiitas han sido creados, en el marco de una [fuerza paramilitar] nacional Basij [siria], y son ellos los que se encargan de la seguridad de las ciudades y provincias de Siria. La seguridad ha prevalecido en Damasco durante el último año y medio; hoy, no hay ningún problema en caminar por las calles de la ciudad. La inseguridad y los atentados se han reducido al mínimo.

«Cuando los Estados Unidos anunciaron su voluntad de atacar Damasco, el primer ministro de Israel dijo, ‘Ustedes vienen con el fin de debilitar al Hezbolá y a cortarle el brazo a Irán». Sin embargo, Irán ha establecido una segunda Hezbolá en Siria. La guerra en Siria es interminable. Ante el hecho de que cada país aspira a obtener sus propios intereses [en Siria], la lucha allí continuará.

«El ejército sirio se mantiene fiel [a Assad], en contraste con la situación en Egipto, donde el ejército le retiró su apoyo al [presidente] Mubarak y las cosas en Egipto se desarrollaron tal como lo hicieron. Las encuestas han demostrado que el 64% del pueblo [sirio] votó por Bashar Al-Assad, a pesar de que varios círculos no quieren que este reciba tantos votos. Hoy, Siria no tiene problemas de seguridad, de ejército, o de armamento. Hoy, 130.000 miembros entrenados del Basij están esperando para entrar en Siria…»[3]


[1] Cabe destacar que las declaraciones de Hamedani son similares a las declaraciones de Mehdi Taeb, el jefe del grupo pensante de la Base Ammar al Líder Supremo iraní Ali Jamenei y hermano del director de la oficina de inteligencia del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) Hossein Taeb, respecto a la importancia estratégica de Siria a Irán y de cómo este siendo anterior constituye efectivamente parte de este último. En marzo del 2013, Taeb dijo: «Siria es la provincia numero 35 [de Irán], y es una provincia estratégica para nosotros», y aclaró que si los enemigos de Irán atacaban a Siria y a la rica en petróleo provincia de Juzestán en Irán, Teherán priorizaría su preservación de Siria sobre la preservación de Khuzestan, porque la pérdida de Siria podría conducir a la pérdida de la propia Teherán. Véase MEMRI Investigación y Análisis No. 946, Funcionario iraní: La pérdida De Siria dará lugar a la pérdida de la propia Teherán; Siria es una provincia de Irán; Irán ha formado un fuerte Basij con 60,000 hombres; Israel es nuestra única amenaza, 11 de marzo, 2013.

[2] Foreignmedia.farhang.gov.ir 7 de mayo, 2014.

[3] Fars (Irán), 4 de mayo, 2014.

 
Comentarios

Desde la perspectiva geopolítica regional. Iran no tiene aliados reales, y sus vecinos cercanos por el este y el oeste están en la edad de piedra y en una guerra tribal interna, en la cual son completamente una carga inútil.

Sin Syria, Irán, quedaría a merced de sus posibles aliados ocacionales Rusia y China, quienes nunca confiarían en un estado Islamita-chiita-radical, los dos ya tuvieron sus ‘viet-nam’ y grandes dolores de cabeza. Solo serían aliados económicos de su riqueza petrolera, a precio de ventaja, e Iran lo sabe.

En cambio Syria comparte su posición estratégica con Turquía, Líbano, Israel y Jordania por su cercanía al mar en la ruta hacia Europa. Sin los oleoductos hacia el Mediterraneo el petróleo Iraní se encarecería y estamos hablando de mas de 2.500.000 barriles diarios. Es muy cierta la importancia estratégica de Syria para Irán.

Pero el costo con el correr del tiempo será tan grande, que en algún momento Irán comenzará a agotarse, lo que posiblemente lo llevará a tener que negociar un armisticio y el resultado, obviamente será, la reformulación de fronteras, Estado Kurdo independiente, división de Irak en tres zonas o futuros estados y porsupuesto, la eliminación de Hisballa y Hamas, pues, ya no tendrán misión.

Este artículo es de una importancia crucial, aquí hay una mina de oro en información, y no debe extrañar , que sus declaraciones conformen un error y fuente de información invaluable, ya sea cierto o no.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.