Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 7, 2022

El califato islámico, un Estado distinto


El Estado Islámico controla territorios en Irak y Siria que equivalen a Gran Bretaña y rige sobre millones de personas 

La primera imagen con la que se asocia al califato islámico encabezado por Abu Bakr el-Baghdadi, es la de los videos de los degollamientos de rehenes vestidos con un overol naranja, mientras “John”, con acento londinense, todo cubierto de negro, cuchillo en mano, lanza en perfecto inglés sus amenazas.

Quizás este sea uno de los rasgos característicos del Estado Islámico (EI), que ha echado por la borda las fronteras tradicionales de lo permitido y determina que, las nuevas, las fija el islam. Esto es, desde junio pasado, por declaración de El-Baghdadi, “el califato islámico”.

Expertos en el islam radical que estudian al EI subrayan que así es como se le debe llamar y no ISIS (por la sigla en inglés Estado Islámico en Irak y el Levante, como se denominaba antes), desde junio de 2014.

Hoy en día, el EI controla una amplia porción de Siria y otra de Irak —equivalente aproximadamente al territorio de Gran Bretaña— pero no está claro cuántos hombres se les han sumado activamente, aunque continuamente se habla de miles que llegan de Occidente mismo, motivados por una ideología islamista radical.

Se estima que bajo la égida del EI hay hoy entre 6 y 10 millones de personas.

De acuerdo con Aymen Jawwad al-Tamimi —oriundo de Gran Bretaña y de padres iraquíes, especializado en el tema y quien realiza hoy una investigación especial en el Instituto Interdisciplinario de Hertzlia, en Israel— el EI tiene zonas claramente determinadas bajo su control. “En Siria: toda la provincia de Raqqa, el sur de la provincia de Hasakah, casi toda la provincia de Deir az-Zor con excepción de unos barrios en la ciudad y el aeropuerto militar. Además controla el este de la provincia de Aleppo. También tiene una presencia en el este de la provincia de Hama, el desierto de Homs y en el sur del campo de Damasco”.

Y está, además, el territorio iraquí: “Todos los pueblos importantes que están fuera del control del gobierno central y del control del gobierno de Kurdistán: MosulTel AfarTikritBaijial-Qaim,RawaAnahFaluyaHawija”, dijo.

Cabe recordar que aunque la ciudad considerada capital del EI es Raqqa, en Siria, se considera a Irak como el territorio natural de este grupo extremista, dado que toda su cúpula, incluyendo el autoproclamado califa, son iraquíes.

Sin embargo, a la organización le ha sido más fácil y manejable el control de Raqqa, debido a cierto abandono por parte del régimen sirio, mientras que en Mosul, Irak, que el grupo conquistó en junio, aún hay zonas que escapan a su égida.

El control del territorio es el primer paso. Pero le sucede, de inmediato, la capacidad de gobernar de modo efectivo. Y dado que se trata de un marco totalitario, está la necesidad de tener un aparato de inteligencia, además de la organización de los servicios públicos, todo de acuerdo a la ley religiosa del islam.

“El EI tiene una sección para la inteligencia que utiliza muchos medios como investigación a través de la red y de documentos capturados para aprender quiénes son los blancos más importantes”, explicó Al-Tamimi. En barrios centrales hay, en cada uno, un jefe de inteligencia.

Cómo gobierna el EI

En una nota titulada “Cómo gobierna ISIS”, escrita por Sarah Birke (The New York Review of Books), una desertora siria de la organización, donde fue miembro de los servicios de inteligencia, cuenta sobre la división de poder, los ministros a cargo de responsabilidades civiles y los encargados de los asuntos militares del EI, así como del poder de la información de inteligencia.

Abu Hamza, el desertor, me dijo que la voluntad del Estado es impuesta, ante todo, por los servicios de seguridad, tal cual ocurría bajo el régimen Baath en Irak y continúa ocurriendo en la Siria de (el presidente Bashar al-Assad”. El hecho de que en las fuerzas de seguridad del EI hay “no pocos sirios que conocen los pasados de otros sirios”, según explicó la autora, es clave.

“El grupo recolecta información sobre todos, controla teléfonos y decapita a todo aquel que filma, mientras tiene también miembros que monitorean lo que hace la gente en lugares públicos”, afirmó Birke. Otro aspecto a destacar es el buen manejo que hace el EI de las redes sociales y de la tecnología para atraer gente.

De fondo está el terror que el EI ha logrado imponer. Los degollamientos y las matanzas entre sus propios correligionarios musulmanes, son el arma más efectiva al respecto. El Observatorio sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, estima que unas 1.880 personas han sido asesinadas desde la declaración del califato en junio. “Esto incluye 1.177 civiles y por lo menos 120 de sus propios combatientes que quizás quisieron dejar el grupo”, señaló.

Esto, aunque Occidente ponga más atención en los periodistas y cooperantes degollados, como los periodistas japoneses Haruna Yukawa y Kenji Goto.

Pese a los avances que ha logrado, el EI no se duerme en sus laureles, sino que entrena a sus miembros en campamentos dispersos por todo el territorio bajo su control. “Hay un campamento al este de Raqqa, que se llama ‘Campamento de Osama bin Laden’”, dijo Al-Tamimi, dando un ejemplo concreto. “También hay campamentos para los niños porque el EI espera que sean la generación próxima para la yihad, guerra santa”. Es más: según testimonios de algunos de desertores de la organización, el EI procura garantizar que los niños sean testigos de los degollamientos, a fin de que “se acostumbren a la violencia”.

Desbaratan célula en Israel

Hace pocos días, se reveló que había sido desarticulada en el norte de Israel una célula del EI cuyos miembros, árabes ciudadanos de Israel, ya habían comenzado a entrenarse. Parte de la “práctica” era degollar gallinas que habían comprado “por si tienen que degollar infieles en Siria o Irak”. Ello, aunado a una ideología radical. “Los líderes sin duda creen en la ideología de un califato global, y no hay duda de que la mayoría de los miembros extranjeros se han hecho miembros porque apoyan a la ideología”, señaló Al-Tamimi.

“Sin embargo, muchos miembros ordinarios de Irak e Siria se han hecho fieles al EI sólo porque es más poderoso que el Estado central sirio o iraquí y por los recursos a su disposición”, subrayó el experto.

A ojos de Occidente, todos los grupos radicales islamistas pueden parecer iguales. Pero no es exactamente así. El común denominador es la convicción de que la sociedad debe ser regida por la ley islámica (sharia). Pero hay no pocas diferencias. “El EI quiere cometer genocidio contra minorías como los yazidíes mientras que ese no es el planteamiento de otros, como Hamas y Hezbolá”, explicó Al-Tamimi, consultado sobre una comparación con la organización fundamentalista palestina que gobierna Gaza y con la organización chiíta libanesa.

Otra distinción importante es entre el EI y Al-Qaeda. Originalmente, fue de Al-Qaeda en Irak que surgió el gran grupo rebelde en Siria, también fundamentalista islámico, Jabhat el-Nusra. Hace algo menos de dos años, en abril del 2013, Abu Bakr el-Baghdadi, líder del EI en Irak (afiliado a Al-Qaeda) proclamó la fusión con Jabhat el-Nusra bajo el nombre de ISIS, Estado Islámico en Irak y Sham (la Gran Siria). Pero ante el rechazo de parte del líder de Jabhat el-Nusra, Abu Muhammad al-Julani, de origen sirio, las dos organizaciones quedaron divididas.

Mientras Jabhat el-Nusra quería concentrarse en derribar el régimen de Al-Assad en Siria, Abu Bakr el-Baghdadi estaba interesado únicamente en la imposición de un Estado regido por la sharia. En junio último lo proclamó, afirmando además que todos los musulmanes tienen la obligación de serle fieles.

 
Comentarios

Interesante lo de la práçtica de degollar gallinas…; pero, y ahora , lo de la hoguera!… monda y lironda…
Huntington – no tuvo tiempo- no hubiese hablado de «choque entre ‘civilizaciones’ » , sino, – y más bien,-
entre ‘Civilización’ – ( o lo que más se aproxime a ésta )- y ‘Barbarie’ en donde no encuentras un ápice
de ‘super-yo’ … aplicado a nivel colectivo. Y en donde la Religión – para los religiosos- debería serlo; pero no solo no lo es, sino al revés!. Al final del día, el choque resulta ser ,- y sera! – más apropiadamente, entre la Razón y la Locura. Y pensar que esa lección NO aprendida ya nos la enseñó Hitler. Y en donde Cióran, Schopenhuer y Nietzsche seríän considerados autores, -digamos,- «costumbristas». ( El que va a acabar loco, soy yo, viejo! ).

Spy Boy

Spy Boy

Spy Boy

Spy Boy

Sorry… se me chispoteó!. No la vi porque regresaba al texto hasta en tres oportunidades, según aparece.

Spy Boy

Estamos abocados a lo que parece, a volver a las «cruzadas» contra las hordas vociferantes que en alto exhiben alternativamente, el sable y el coran, frente a los infieles a los que vienen a conquistar, o en su defecto a exterminar, en nombre supuestamente de su «dios» (¿¿¿???) …
Que en pleno siglo XXI, hayamos regresado en el tiempo mas de diez siglos atras, a épocas medievales, nos deberiá como poco inducir a cierta reflexion colectiva, acerca del porque de tan anacrónica situacion …
Si hacemos examen de conciencia, convendremos que el modelo de vida secular, que comunmente rige en nuestras sociedades, puede estar en el origen del relativismo imperante, y la pérdida de valor y principios esenciales, a la hora de delimitar los contornos de un estado de derecho, y sus contenidos cívicos, legales y morales …
Al haber claudicado implicitamente de todo ello, nos hemos hechos débiles y por ende vulnerables a ojos de nuestros declarados enemigos (de entonces y de hoy) los cuales a diferencia de nosotros, tienen claro el propósito que les anima, y la finalidad que persiguen, sin reparar en medios humanos y materiales para alcanzarla …
¿Hasta cuando durará el estado de ceguera en el que nos hayamos, convertido a estas alturas en cobarde resignacion?
¿deberemos acaso aguardar a que el fuego consuma lo que vaya quedando de nuestra civilizacion, para al fin reaccionar ? …

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.