Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| domingo agosto 7, 2022

Palestinos: -La ‘’Montaña de Fuego’’ hace erupción contra Abbas.


 

(El 18 de agosto dos policías de la AP murieron en un enfrentamiento con hombres armados en Nablus (izquierda).En abril de este año una feroz batalla hizo erupción entre policías de la AP y miembros del clan Jaradat en el campo de refugiados de Jenin (derecha).El choque comenzó durante una tentativa de arresto de un miembro del clan.)

  • .La AP está pagando ahora el precio de entrenar, financiar e incitar a miembros de pandillas y militares que, hasta muy recientemente eran alabados por muchos palestinos como ‘’héroes’’ y ‘’luchadores de la resistencia’’.
  • .El sueño de Hamas de extender el control de Cisjordania parece ahora más realista que nunca a excepción de que Mahmoud Abbas se despierte y se dé cuenta que cometió un gran error al autorizar las elecciones locales y municipales.
  • La sangre que se derramó en Nablus y otros pueblos palestinos es la prueba que Abbas esta el camino de perder el control sobre Cisjordania, como la pérdida de Gaza a Hamas en 2007. En una reunión de emergencia, el 25 de agosto en Nablus, algunas facciones palestinas y figuras políticas llegaron a un acuerdo que sería imposible retener el voto dadas las actuales circunstancias.

 

Horas después que sus funcionarios de seguridad lincharan a un detenido, el presidente de la AP, Mahmoud Abbas, exhortó a los hombres de negocio palestinos que viven en el extranjero a apoyar la economía palestina invirtiendo en los territorios palestinos. La AP, afirmó que estaba ‘’trabajando para proveer a la seguridad y a salvo para incentivar la inversión.

De acuerdo a Abbas ‘’los territorios palestinos están viviendo en un estado de estabilidad y seguridad y estamos trabajando para proveer a los residentes e inversores poniendo en vigor la regla y la ley que realza la transparencia y la responsabilidad’’.

Es muy lindo crear tu propia realidad, especialmente si tu realidad verdadera es la de Abbas de 81 años de edad.

En su discurso ante los hombres de negocios, Abbas negó alguna referencia a la última ola de ‘’caos en la seguridad’’ en las áreas controladas por la AP en Cisjordania, específicamente Nablus, la ciudad palestina mas grande.

Cinco palestinos, incluyendo dos oficiales de policía de la AP resultaron muertos en las peores escenas de violencia interna que sacudieron Cisjordania en los años recientes. Abbas estaba actuando como un hombre de negocios para los tontos o deseando que compartan su sordo y ciego país.

La violencia en Nablus no vino como una sorpresa para aquellos que monitoreaban la situación de Cisjordania en los meses recientes.

En efecto, escenas de carencia de leyes y de ‘’caos en la seguridad’’ ya forman parte de la norma en muchas ciudades palestinas, pueblos y campos de refugiados, una señal que la AP está perdiendo el control de las pandillas y los combatientes. Los palestinos se refieren a esta situación como ‘’falatan amni’’ o ‘’caos en la seguridad’’. Un artículo publicado en Gatestone en junio se refiere a las instancias crecientes de anarquía y falta de leyes en las áreas controladas por la AP en Cisjordania, primera y principal la ciudad de Nablus.

Los palestinos se refieren a Nablus como la ‘’Montaña de Fuego’’ haciendo referencia a los incontables ataques armados contra los israelíes por residentes de la ciudad desde 1967, los eventos corrientes en Nablus muestran sin embargo que fácilmente el fuego quema al traicionero. La AP está pagando ahora el precio de entrenar, financiar e incitar a pandilleros y milicianos quienes hasta muy recientemente eran alabados por muchos palestinos como ‘’héroes’’ y ‘’luchadores por la resistencia’’. No ha de sorprender que muchos de estos hombres ‘’fuera de la ley’’ y ‘’criminales’’ (como los describe la AP) están afiliados de una manera u otra a la facción de Fatah de Mahmoud Abbas.

Nablus, la así llamada Montaña de Fuego está amenazando transformarse en un volcán que va a hacer erupción en la cara de Abbas y su gobierno de la AP.

La situación en Nablus en los días pasados  levanta muchas preguntas serias sobre la habilidad de la AP para ejecutar medidas de seguridad básicas y tomar las riendas de las pandillas y los combatientes. Sin embargo la violencia sin precedentes estropeó la confianza palestina en la AP y en sus líderes antes de las elecciones locales y municipales que se llevaran a cabo el 8 de octubre.

El sueño de Hamas de extender su control de Cisjordania ahora parece más realista que nunca. En las actuales circunstancias, Abbas estaría ofreciendo Cisjordania a Hamas en un plato de plata si no es que despierta y se da cuenta que cometió un gran error al autorizar las elecciones locales y municipales.

¿Y, los hombres de negocios que se encontraron con Abbas? Uno puede adivinar que son lo suficientemente sofisticados para evitar una inversión fracasada. Nablus, sin duda haría el truco: ellos preferentemente se irían corriendo del caos de los territorios controlados por la AP.

Las cosas últimamente  se empezaron a desenredar cuando el 18 de agosto, en la vieja ciudad de Nablus, dos oficiales de seguridad de la AP, Shibli bani Shamsiyeh y Mahmoud Traira, fueron muertos en un encuentro con hombres armados.

Horas después, policías de la AP mataron a dos hombres armados palestinos que estaban teóricamente involucrados en la muerte de algunos oficiales. Los dos fueron identificados como Khaled Al-Aghbar y Ali Hlawah. Las familias de los dos hombres acusados de ejecutar una ‘’matanza extrajudicial’’, dijeron que sus hijos fueron capturados vivos y solo después los mataron. Las familias llamaron a formar una comisión de investigación de las circunstancias que rodearon la matanza de sus hijos. La organización de derechos humanos de los palestinos también acompañó el llamado para investigar las matanzas.
En junio otros dos oficiales de seguridad, Anan Al-Tabouk y Uday Al-Saify fueron también muertos en un tiroteo con hombres armados de Nablus. La AP expresó que los de ‘’fuera de la ley’’ estuvieron detrás de las matanzas y prometieron castigar a los culpables.

Las tensiones en Nablus llegaron a su pico más alto el 23 de agosto cuando grupos de policías de la AP lincharon a Ahmed Halawa, un antiguo policía sospechado de liderar una pandilla muy notoria perteneciente a la facción  Fatah de Abbas. Policías de la AP le pegaron a Halawi hasta morir, muy poco tiempo después  que fuera conducido a la cárcel de Jneid, administrada por la policía.

El liderazgo de la AP, que admitió que Halawi fue linchado por sus policías, ordenó una investigación del caso. Sus líderes describieron el linchamiento como un ‘’error inaceptable’’.

El linchamiento del detenido encendió protestas generalizadas en toda Cisjordania, con muchos palestinos pidiendo una investigación exhaustiva de las circunstancias que rodearon el caso y reclamando que los responsables sean sometidos a juicio.

La Asociación de Abogados Palestinos dio un comunicado que condenaba el linchamiento de Halawah como ‘’un crimen y una violación de los derechos humanos’’. La asociación expresaba que hay que castigar a los responsables y  agregó que: ’’Los lamentables y dolorosos eventos, incluyendo la muerte de Ahmed Halawah, no sirven al interés del terruño y profundiza muchas divisiones en nuestra sociedad”. También exhortó a la AP y sus fuerzas de seguridad a vivir bajo la ley y honrar los derechos humanos de los palestinos y sus libertades públicas.

Alarmados por la extensión de las condenas por el linchamiento de Halawah, algunos oficiales de la AP empezaron a proferir amenazas directas o veladas contra los críticos de los palestinos.

El abogado palestino Wael Al-Hazam, que exhortó a Abbas a retirar sus fuerzas de seguridad de Nablus, fue visitado por hombres armados no identificados que tirotearon su vivienda con 14 disparos. El abogado  y los miembros de su familia no fueron lastimados por el tiroteo, que estuvo claramente diseñado para mandar un mensaje de advertencia a cualquiera que se animara a elevar su voz contra los abusos a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad de la AP. En esta instancia, el mensaje llegó.

Poco después del ataque a su casa, el abogado hizo una declaración que decía: ’’14 disparos son suficientes para silenciarme. Yo soy un hombre de leyes y no puedo enfrentar a las balas. Mi pluma y mi voz son las únicas armas que tengo. No poseo milicianos armados para que me defiendan. ’’.El ataque a su casa fue poco después de que los oficiales de la AP amenazaran al abogado, advirtiéndole que no aparezca en un programa de televisión para discutir sobre la última ola de violencia en su ciudad.

La confusión en Nablus, apuro a muchos palestinos a exigir a Abbas una decisión de posponer las próximas elecciones municipales en su ciudad. En una reunión de emergencia el 25 de agosto en Nablus facciones y figuras políticas llegaron a un acuerdo que sería imposible suspender el voto en las circunstancias actuales.

Sarhan Dweikat,un miembro superior del Fatah de Abbas dijo que era necesaria una postergación en la elección, para ‘’proteger el tejido social y preservar nuestro proyecto nacional, que están enfrentando una amenaza existencial a la luz del caos de seguridad y anarquía en Nablus…Las condiciones en Nablus no son aptas ni positivas para llevar a cabo elecciones’’.

Es muy duro ver a Abbas, ilusionado como parece, va a aceptar los exhortos para posponer las elecciones locales y municipales. Su patética tentativa de persuadir a los hombres de negocios palestinos a invertir su dinero en zonas controladas por la AP en un momento en que las llamas están fagocitando su patio trasero es también otra señal de su negativa, o inhabilidad de ver la realidad desde el nivel de la tierra.

Este es el mismo presidente que esta reivindicando el hecho que está buscando llevar a su gente a la creación del Estado y a un futuro mejor..Increíblemente, Abbas puede continuar engañando a los líderes mundiales creyendo que él y la AP están preparadas para ser un estado independiente. La sangre que mana de Nablus y otras poblaciones palestinas es la prueba de que Abbas está en camino de perder el control de Cisjordania, como también perdió el control sobre la Franja de Gaza dándosela a Hamas en 2007. Si hasta ahora parecía que Hamas era la mayor amenaza del gobierno de Abbas sobre Cisjordania, es ahora obvio que eso no es así. La verdadera amenaza, como lo atestigua la sangre en Cisjordania, está en los fieles nativos y leales a Abbas transformados en rebeldes.

 

Traducción para Porisrael.org: Marcelo Piwnica

https://www.gatestoneinstitute.org/8763/palestinians-violence-crime

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.