Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes mayo 23, 2022

Los musulmanes le dicen a Europa: «Un día todo esto será nuestro»


El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, dijo recientemente: «Nuestra opinión es que debemos resolver nuestros problemas demográficos confiando en nuestros propios recursos y movilizando nuestras propias reservas, y … renovándonos espiritualmente». (Fuente de la imagen: David Plas / Wikimedia Commons)

Traducido para PorIsrael por Yetty Blum

Esta semana, otro ataque terrorista islámico tuvo como objetivo a la ciudad española de Barcelona. Dado que estuvo durante muchos años bajo dominio musulmán, resulta, por lo tanto, como Israel, un territorio que muchos islamistas creen que tienen derecho a reconquistar.

Al mismo tiempo, en España desde hace tiempo, las escuelas primarias han estado cerrándose, clausuradas por el estado ya que el número de niños descendió a menos del 10% de lo normal. El gobierno está convirtiendo estas estructuras en hospicios, proporcionando atención a los ancianos en un país donde el 40% de las personas tienen 65 años o más. Esto no es una novela de ciencia ficción. Es en Japón, la nación más antigua y estéril del mundo, donde existe una expresión popular: «civilización fantasma».

Según el Instituto Nacional de Investigación de la Población y la Seguridad Social de Japón, para el 2040 la mayoría de las ciudades más pequeñas del país verán una dramática caída de un tercio a la mitad de su población. Debido a una dramática disminución demográfica, muchos consejos japoneses ya no pueden operar y han sido cerrados. Los restaurantes han disminuido de 850.000 en 1990 a 350.000 hoy, señalando una «resecamiento de la vitalidad». Las predicciones también sugieren que en 15 años, Japón tendrá 20 millones de casas vacías. ¿Es eso también el futuro de Europa?

Entre los expertos en demografía, hay una tendencia a llamar a Europa «el nuevo Japón». Japón, sin embargo, está tratando con esta catástrofe demográfica con sus propios recursos, y prohibiendo la inmigración musulmana al país.

«Europa está cometiendo suicidio demográfico, despoblándose sistemáticamente lo que el historiador británico Niall Ferguson ha llamado» la mayor reducción sostenida en la población europea desde la Muerte Negra en el siglo XIV «, como señaló recientemente George Weigel.

Los musulmanes de Europa parecen estar soñando con llenar este vacío. El Arzobispo de Estrasburgo, Luc Ravel, nombrado por el Papa Francisco en febrero, declaró recientemente que «los creyentes musulmanes saben muy bien que su fecundidad es tal hoy, que la llaman … la Gran Reposición. Ellos afirman, de una manera muy calma y muy positiva: «Un día todo esto, todo esto será nuestro… «.

Un nuevo informe del centro de estudios italiano Centro Machiavelli acaba de revelar que si las tendencias actuales continúan, para 2065 los inmigrantes de primera y segunda generación superarán los 22 millones de personas, o sea más del 40% de la población total de Italia. En Alemania, también, el 36% de los niños menores de cinco años nacen de padres inmigrantes. En 13 de los 28 países miembros de la UE, murieron más personas de las que nacieron el año pasado. Sin inmigración, se espera que las poblaciones de Alemania e Italia disminuyan un 18% y un 16%, respectivamente.

El impacto de la caída libre demográfica es más visible en lo que antes se llamaba la «nueva Europa», los países del antiguo bloque soviético como Polonia, Hungría y Eslovaquia, para distinguir estos de la llamada «vieja Europa», Francia y Alemania. Esos países del este son ahora los más expuestos a la «bomba de despoblación», el colapso devastador en la tasa de natalidad que el analista de eventos actuales y autor Mark Steyn ha llamado «el mayor problema de nuestro tiempo».

El New York Times preguntó por qué, «a pesar de la disminución de la población, Europa del Este se resiste a aceptar a los inmigrantes». La disminución de la demografía es precisamente la razón por la que temen ser reemplazados por los inmigrantes. Además, gran parte de Europa del Este ya ha experimentado la ocupación de musulmanes durante cientos de años bajo el Imperio Otomano, y son muy conscientes de lo que les espera si regresan allí. Los países envejecidos temen que los valores hostiles aparezcan si hay un reemplazo por la actual población extranjera joven.

«Hay dos puntos de vista distintos en Europa hoy en día para considerar [sobre la decadencia y el envejecimiento de la población]», dijo recientemente el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán.

«Uno de ellos es sostenido por aquellos que quieren abordar los problemas demográficos de Europa a través de la inmigración y hay otra opinión, sostenida por Europa Central – y, dentro de ella, por Hungría. Nuestra visión es que debemos resolver nuestros problemas demográficos confiando en nuestro Recursos propios y movilizar nuestras propias reservas, y – reconozcámoslo – renovándonos espiritualmente «. Orbán advirtió contra una «Europa musulmana». Según él, «la cuestión de las próximas décadas es si Europa seguirá perteneciendo a los europeos».

África también está presionando a Europa con una bomba demográfica. Según el parlamentario holandés Geert Wilders:

  • «En los próximos 30 años, el número de africanos crecerá en más de mil millones de personas, es decir, el doble de la población de toda la Unión Europea. La presión demográfica será enorme. Un tercio de los africanos quiere mudarse al extranjero, y muchos quieren venir a Europa. El año pasado, más de 180.000 personas cruzaron en embarcaciones destartaladas desde Libia. Y esto es sólo el principio. Según el comisario de la UE, Avramopoulos, en estos momentos, 3 millones de inmigrantes esperan entrar en Europa.

«La Europa oriental se está despoblando y la demografía se ha convertido en un problema para la seguridad de Europa. Hay menos gente para servir en las milicias europeas y en puestos de bienestar social. El Presidente de Bulgaria, Georgi Parvanov, ha hecho un llamamiento a los dirigentes del país para que asistan a una reunión del Comité Consultivo nacional enteramente dedicada al problema de la seguridad nacional

Antes los países de Este de Europa temían a los tanques soviéticos; ahora tienen miedo de las cunas vacías. Las Naciones Unidas estimaron que había unos 292 millones de personas en Europa del Este el año pasado, 18 millones menos que a principios de los 90. El número equivale a la desaparición de toda la población de los Países Bajos.

El Financial Times había llamado a esta situación en Europa del Este «la mayor pérdida de población en la historia moderna». La población  está disminuyendo como no lo había hecho antes, ni siquiera en la Segunda Guerra Mundial, con las masacres, las deportaciones y los movimientos de población, habían llegado a ese abismo. El camino propuesto por Orbán, de lidiar con un declive demográfico utilizando los propios recursos del país, es la única manera de evitar la predicción de un «gran sustituto» hecha por el Arzobispo Ravel. La inmigración masiva llenará probablemente esas cunas vacías – pero Europa se convertirá también en una «civilización fantasma»; es sólo un tipo diferente de suicidio.

*Giulio Meotti, editor cultural de Il Foglio, es un periodista y autor italiano.

APPENDIX

Rumania perderá el 22% de su población en 2050, seguido por Moldavia (20%), Letonia (19%), Lituania (17%), Croacia (16%) y Hungría (16%). Rumania, Bulgaria y Ucrania son los países donde la disminución de la población será más severa. Se calcula que la población de Polonia disminuirá en 2050 a 32 millones de los actuales 38 millones. Casi 200 escuelas han cerrado, pero hay suficientes niños para llenar los restantes.

En Europa Central, la proporción de «mayores de 65 años» aumentó en más de un tercio entre 1990 y 2010. La población húngara está en su punto más bajo a la mitad un siglo. El número de personas disminuyó de 10.709.000 en 1980 a los actuales 9.986.000 millones. En 2050, habrá menos de 8 millones de personas en Hungría; y uno de cada tres tendrá más de 65 años. Hungría tiene hoy una tasa de fertilidad de 1,5 hijos por mujer. Si se excluye a la población gitana, esta cifra se reduce a 0,8, la más baja del mundo -la razón por la que el primer ministro Orbán anunció nuevas medidas para resolver la crisis demográfica.

Bulgaria tendrá el descenso más rápido de la población en el mundo entre 2015 y 2050. Bulgaria es parte de un grupo que se espera que disminuya en más del 15% entre 2015 y 2050, junto con Bosnia-Herzegovina, Croacia, Hungría, Japón, Letonia, Lituania, Moldavia, Rumania, Serbia y Ucrania. Se calcula que la población de Bulgaria, de aproximadamente 7,15 millones de personas, caerá a 5,15 millones en 30 años, lo que supone un descenso del 27,9%. Las cifras oficiales muestran que en Rumanía nacieron 178.000 bebés.

En comparación, en 1990, el primer año post-comunista, hubo 315.000 nacimientos. Croacia el año pasado tuvo 32.000 nacimientos, una disminución del 20% a partir de 2015. La despoblación de Croacia podría llegar a más de 50.000 personas cada año. Cuando la República Checa era parte del bloque comunista (como parte de Checoslovaquia), su tasa de fertilidad total estaba convenientemente cerca de la tasa de reemplazo (2.1). Hoy es el quinto país más estéril del mundo. Eslovenia tiene el PIB per cápita más alto de Europa del Este, pero una tasa de fecundidad extremadamente baja

Https://www.gatestoneinstitute.org/10748/europe-muslims-demography

 
Comentarios

Están soñando ya va a despertar Europa y los musulmanes van a acabar como los nazis porque no aman la vida y no tienen valores.

Lo queréis más claro!!!!o más alto????

RENDIRSE A JESÚS ES LA RESPUESTA PARA SALVAR AL MUNDO DEL ISLAMISMO!

Y son tan imbesiles los Europeos que lo toman aun como chiste

El evidente retroceso en materia de principios morales y valores, que aqueja a la sociedad europea, unido a la debilidad manifestada por sus gobiernos e instituciones, es percibido por los islamistas, como signos inequivocos de decadencia de la civilizacion occidental a la que pertenecemos, y como campo abonado para emprender su paulatina pero eficaz labor de expansion y conquista, la cual culminariá con la aplicacion de la «sharya» en la totalidad de su territorio, en substitucion de las leyes cívicas por las que se rigen hasta este dia, nuestras democrácias …
Todo desde entonces quedariá bajo su domínio y estariá sujeto a los juicios dictados por la ley islámica … Para ello se valdrian tambien, de un crecimiento demografico notablemente por encima de la média, que les llevaria en pocas décadas a ser mayoritários entre nosotros, y a alcanzar asi cótas de poder en todos los ámbitos, ya sean mediáticos, politicos o judiciales, ayudados ademas, por los complejos y cobardias que conllevan a aceptar el principio absurdo de «multiculturalidad» el cual de fácto acabariá con la igualdad de todos, ante una misma ley, dando lugar a «particularismos» tranochados y suicidas para nuestro sistema de libertades …
En «éso» estan, … la pregunta que que surge a continuacion es la siguiente; ¿y en que´»éstamos» los demas?

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.