Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado diciembre 7, 2019
donativo

Jacobo Schifter: Políticamente correcto


Alexandria Ocasio-Cortez, de 29 años, se convirtió en la mujer más joven en ser elegida en el Congreso, donde representa el 14 distrito de Nueva York, uno de los grandes bastiones demócratas. Ella es ahora la sensación y la cara nueva del partido Demócrata. Todos la adoran porque la mujer es “étnica” y como sucede con Epsy, criticarla es una forma de racismo. Ocasio-Cortés es hija de puertorriqueños y en Estados Unidos, entre más lejos estás de la clase blanca protestante, más permiso tienes para despotricar. Esto, según Lacán es el privilegio escondido: los blancos sajones permiten a los negros, a los indios y a los latinos declararse orgullosos de serlo. Pero sentir orgullo por ser blanco, es racismo puro.  Si eres negra, puedes estar orgullosa de tus raíces africanas; lo mismo para los latinos que pueden celebrar el 5 de mayo y hasta los indios se les permite honrar una matanza de caras pálidas.

Pero, en la medida en que no eres una raza de los pobres, como los chinos, ya no se te permite hacer mucho aspaviento. Menos si eres italiano porque ya pareces bien sajón. Los alemanes americanos, mejor calladitos más bonitos porque aunque más blancos que la leche, son todos sospechosos de tener un nazi adentro . Pero la prohibición mayor es para el protestante, sajón. Si quieres celebrar tu día, es porque eres Ku Klux Klan.

Esto no es tolerancia: es simplemente racismo al revés. O sea, los que mandan deben no hacerse evidentes porque su éxito se debe a la explotación de los oscuros.  La blancura  debe ser invisible; es el “template” que no necesita hablar. Claro que si eres rubio y de ojos azules, te contratarán diez veces más rápido tanto en CNN como el Fox News. ¡Pero ni se te ocurra decir que eres sajón! En Telemundo, por el contrario, los latinos pregonan todos los días lo mucho que aman a Guatemala, a Cuba o a Puerto Rico (lo que echaría inmediatamente a los rubios de las otras compañías) Eso sí, latinos orgullosos pero a lo lejos: ganando en dólares y disfrutando la vida rosa con los gringos.

Ocasio-Cortés puede, cada tres segundos, hablar de lo orgullosa que está de ser de Puerto Rico y usarlo a su favor. El problema no es que sea americana o puertorriqueña sino que es la representante de la nueva generación, los millenials (nacidos entre 1981 y 1996) que tarde o temprano tomará las riendas de la política norteamericana y que es quizás la generación más políticamente correcta e ignorante desde Atila, el huno. Lo sé porque les vengo enseñando por más de veinte años. En mi último examen les pregunté a mis alumnos quién era Kennedy y muchos me respondieron que era el esposo de la Reina de Inglaterra.

En el caso de los judíos e Israel es de esperar que el racismo al revés nos convierta en los nuevos blancos explotadores. Si queremos manifestar nuestro orgullo de ser judíos y querer un país que pasó de quinto al primer mundo en una generación, es el mayor pecado para Ocasio Cortés y sus dos amigas queridas: Omar y Tlaib. Cortés nos dice que ella le preocupa los palestinos “desplazados” de sus tierras. Si así lo hiciera, ¿por qué no le devuelve Puerto Rico a los taínos, que fueron eliminados por sus antepasados?

 

***El autor es Historiador, profesor universitario, fundador del Instituto Latinoamericano de Prevención y Educación en Salud (ILPES), autor de numerosas publicaciones sobre sexualidad, Premio Aquileo J. Echeverría en Ensayo.

 

Jacobo Schifter SikoraHistoriador (Ph.D).

 
Comentarios

«En el caso de los judíos e Israel es de esperar que el racismo al revés nos convierta en los nuevos blancos explotadores.»….. El autor haciendo el ya aburrido papel de victimismo judio mientras se hace el distraído del perfume marca Fascismo que vende Ayelet Shaked o de rabinos de sus academias militares diciendo abiertamente que quieren reinstalar la esclavitud y que Hitler tenía razón como los recientes videos mostrados en su canal 13. Ustedes en esa entidad ilegitima usurpadora son lo mas perversos hipócritas de la historia.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.