Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes diciembre 6, 2019
donativo

La Historia Siniestra Del Nacimiento Y Auge Del Movimiento BDS Contra Israel


La mayoría de las personas en los últimos 15 años han escuchado o leído sobre el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS). Fundada por dos antisemitas virulentos, Omar Barghouti y Jamal Juma, es una campaña propagandística dirigida contra el Estado de Israel y el pueblo judío en todo el mundo. Sin embargo, relativamente pocos entienden su historia y sus ramificaciones para el estado judío

Las raíces del BDS se remontan al boicot de la Liga Árabe a Israel en 1950, dos años después de la exitosa Guerra de la Independencia. El propósito del boicot era sacar a los judíos de su nueva patria. A lo largo de los años siguientes se intentaron otras encarnaciones, como las listas negras de países, organizaciones y corporaciones que hacían negocios con Israel, que fracasaron en su intento, pero que tuvieron un éxito variado.

Por ejemplo, en 2001, bajo la tutela y el patrocinio de Yasser Arafat, un judío llamado Adam Shapiro y su esposa palestina, Huwaida Arraf, crearon el Movimiento de Solidaridad Internacional (ISM). Ostensiblemente creados como un movimiento pro-palestino por la paz, Shapiro y Arraf llamaron a una combinación de resistencia violenta y no violenta para derribar el estado judío. Arraf lo admitió en una carta al Washington Post, en la que afirmaba que el grupo trabaja en cooperación con el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), la Yihad Islámica Palestina e incluso Hamás. Como uno de los muchos precursores de BDS, Arraf y Shapiro lograron crear una red mundial para deslegitimar la patria nacional judía en todos los sistemas universitarios de Estados Unidos y Canadá y en Europa.

Otro ejemplo es Al-Awda.

Al-Awda es miembro fundador de la Coalición Global Palestina por el Derecho al Retorno (GPRRC), un grupo de 12 organizaciones que abogan por los “refugiados palestinos desplazados internamente en Palestina y en el exilio”.

El GPRRC es miembro del Comité Nacional Palestino de BDS (BNC), que coordina el movimiento antiisraelí de boicot, desinversión y sanciones en todo el mundo. La organización central del BNC son las Fuerzas Nacionales e Islámicas Palestinas (PNIF), que incluyen cinco organizaciones terroristas designadas por Estados Unidos: Hamas, el FPLP, el Frente Popular-Comando General, el Frente de Liberación de Palestina y la Jihad Islámica Palestina.

Es importante que los no iniciados reconozcan que el BDS no existe en el vacío o sólo en las universidades estadounidenses. Es parte integrante de un movimiento insidioso de organizaciones coordinadas agrupadas en torno a un único objetivo: la destrucción del Estado de Israel por cualquier medio.

Con tentáculos esparcidos por todo el mundo, a menudo con la ayuda de medios de comunicación y académicos de izquierda, se han insinuado en campus, grupos juveniles, salas de juntas, sindicatos e incluso organizaciones judías pro-palestinas como Jewish Voice for Peace (JVP) y Jews for Justice for Palestinians (JfJfP).

Con toda seguridad, BDS no es un movimiento inocuo de un puñado de universitarios alborotados que se comportan como estúpidos. En realidad, es un veneno repleto de todo tipo de calumnias y calumnias antisemitas que han perseguido al pueblo judío durante milenios. Es un ataque no contra la política israelí frente a los palestinos, ni contra los asentamientos o la estadidad. Es un asalto contra Israel como estado judío y un movimiento antisemita contra los judíos en todo el mundo.

¿Cuál es la respuesta? ¿Cómo contrarrestan Israel y los judíos en general las acusaciones de la ONU, la UE y todos los falsos liberales que entran y salen del gobierno y que compran propaganda de BDS? Es una tarea desalentadora que puede desafiar una respuesta. Como movimiento verdaderamente antisemita, no hay manera de convencer a la gente de esa predilección de otra manera.

Explicar la tierra de Israel con Jerusalén como su capital es la patria ancestral del pueblo judío cae en saco roto, al igual que los numerosos intentos de compartir la tierra en paz con los palestinos anteriores a 1948. ¿Aclarar que el muro y los puntos de control que separan a ambas personas no se establecieron para crear el apartheid, sino para detener los ataques a escuelas, los bombardeos de autobuses y los asesinatos masivos de judíos en restaurantes y teatros, cambiaría algo? ¿Podría Israel provocar una modificación dentro de la BDS explicando que Gaza fue abandonada en 2005 y dejando toda la infraestructura en su lugar como un gesto de paz? La respuesta a estas preguntas es bastante obvia.

Lo que Israel y todos aquellos que apoyan al estado judío pueden hacer es permanecer fuertes y unidos contra el ataque de este siniestro movimiento. Deben continuar construyendo una nación económicamente fuerte de innovación y ciencia, estar abiertos a la paz pero no a la aquiescencia y tener fe en el Creador que los llevó de vuelta a su patria ancestral.

Traducido por Noticias de Israel

Traducción de Noticias de Israel
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.