Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado noviembre 9, 2019
donativo

Las elecciones en Israel cuestan miles de millones de shekels

La agencia de calificación crediticia Moody's advierte que la imposibilidad de formar un gobierno estable capaz de abordar los desafíos económicos puede tener un efecto adverso en la clasificación de Israel.


Según la Asociación de Fabricantes de Israel, el costo de llevar a cabo una tercera elección nacional podría alcanzar los 12 mil millones de shekels.
La organización, que representa a todas las industrias públicas y privadas del país, tiene en cuenta en su cálculo el costo de una elección para gobierno local y dos votaciones nacionales, con una posible tercera a la vista.

Votación

El costo de llevar a cabo una tercera elección nacional podría alcanzar los 12 mil millones de shekels.
(AFP)
Este cómputo tiene en cuenta los días de elecciones que requieren que las empresas cierren (es un feriado nacional para facilitar el acceso a la votación) o les paguen a sus empleados el 200% de su salario normal por ese día trabajado, así como los presupuestos de campaña de los partidos financiados por el estado y el costo de operar el Comité Central de Elecciones, que supervisa el proceso electoral.
Además, con un gobierno provisional establecido desde diciembre de 2018, las políticas económicas de Israel han estado en suspenso mientras la deuda aumentaba.
El 26 de diciembre de 2018, el primer ministro Benjamín Netanyahu lideró la disolución de la Knesset hecho que los críticos catalogaron como un esfuerzo por retrasar el procesamiento contra él en tres casos de corrupción. De esta manera, se convocaron elecciones para el 9 de abril de 2019.
Luego de no poder formar una coalición de derecha, el Likud de Netanyahu votó rápidamente para disolver esa Knesset nuevamente y fijó el 17 de septiembre como la próxima fecha de elecciones.

Elecciones

La firma internacional de calificación crediticia Moody’s advirtió que el hecho de no formar una coalición capaz de enfrentar los desafíos económicos de Israel puede tener un efecto adverso en la clasificación del país.
(Ynet)
Los costos incurridos por la maniobra política y el estancamiento existente después de los últimos resultados electorales pueden verse agravados por otra elección que podría convocarse en los próximos meses.
Los funcionarios del Ministerio de Finanzas, aunque expresaron su preocupación por los gastos, vieron el lado positivo en una temporada electoral prolongada ya que aseguran que un gobierno interino recauda impuestos pero reduce el gasto.
Hasta que jura un nuevo gobierno, el provisional opera dentro del presupuesto de 2019.
Sin embargo, la firma internacional de calificación crediticia Moody’s advirtió que el hecho de no formar una coalición capaz de enfrentar los desafíos económicos de Israel puede tener un efecto adverso en la clasificación del país.
Los analistas de Moody’s sostienen que dependerá de la voluntad del gobierno seguir los pasos necesarios para enfrentar un déficit desafiante y aprobar el presupuesto 2020.
Para reducir el gasto, los analistas de Moody’s recomiendan restringirlo solo al 1.5% del presupuesto de 2019.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.