Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes junio 23, 2020
donativo

Leke Rezniqui, bisnieto de salvadores de judíos en la Shoá, llega a Montevideo, a reunirse con una de las familias salvadas por sus mayores.

“Es el viaje más importante de mi vida”, afirma.


Dinah Spitalnik y Leke Rezniki en Kosovo

Es difícil hallar las palabras exactas para transmitir la emoción que inspira el relato de Leke Rezniqi, cuyo bisabuelo- con su familia- salvó hace más de 70 años a varias familias judías en los Balcanes. Es que está, ante todo, la historia de humanismo, bondad, solidaridad, que estos kosovares de origen musulmán protagonizaron, arriesgando sus vidas y la de sus seres queridos, para salvar al prójimo y combatir el mal.

 Pero a ello se agrega el solo imaginar el reencuentro que tendrá lugar este jueves en Montevideo: Leke conocerá por primera vez a Ivetta Konforti, que de niña, fue salvada junto a sus padres por su bisabuelo. Y tampoco eso es todo: Leke ha sido invitado a participar en un evento singular: la Bat Mitzvá de Luana, bisnieta de Ivetta, nieta de Dinah Spitalnik.

Dinah y Leke ya se encontraron años atrás en Kosovo. Antes, hablaron por teléfono y Leke lo hizo también con Ivetta. Pero ahora, llegará el abrazo. Y nada más emocionante que la quinta vela de Janucá que Leke encenderá en la NCI en memoria de los “Justos entre las Naciones”.

Leke Rezniqi es el bisnieto de Arsllan Mustafa Rezniqi, el primer Albano-Kosovar reconocido como “Justo entre las Naciones” por Yad Vashem. Es periodista y presentador en Kohavision (una Cadena Nacional de Televisión en Kosova). Asimismo es el Director General de la Asociación de Amistad Kosova-Israel “Dr. Haim Abravanel».

Escribimos estas líneas tratando de explicar lo central, y se nos nublan los ojos por enésima vez.

Esta es la historia.

Arslan Mustafa Rezniqi (Foto: archivo Yad Vashem)  ©
Arslan Mustafa Rezniqi (Foto: archivo Yad Vashem) ©

 

P: Leke, es un gusto volver a comunicarme contigo en relación a la singular historia que te une con Dinah, miembro de la comunidad judía uruguaya con la que te encontrarás precisamente este jueves 26 en la NCI. Recordemos el trasfondo de este viaje. Es una historia de humanidad, salvación y supervivencia.

R: El propósito de mi vista es muy especial. De hecho ya lo veo como el viaje más importante de mi vida. Voy a visitar a la Sra, Ivetta Konfori, sobreviviente del Holocausto que durante la Segunda Guerra Mundial se quedó junto a su familia y muchos primos en la casa de mi famiia en Dean.

P: Yo quiero ajustar tus palabras para quien no conoce la historia. No es que simplemente “se quedó” sino que ellos se escondieron allí, porque tu familia les dio refugo para salvarlos así de los nazis.

R: Así es. Y me da una gran felicidad saber que al fin me reuniré con ella. Su nombre siempre fue mencionado en casa cuando yo era niño. Sabía que era una de las niñas judías que en aquellos tiempos vivían en la casa de los Rezniqi. Y siempre, recordando a todos aquellos que se refugiaron allí. Su familia me ha invitado a Montevideo a participar en la ceremonia de Bar Mitzva de la bisnieta de Ivetta.

Ivetta Konforti con su hija Dinah Spitalnik, su nieta Majo y su bisnieta Luana
Ivetta Konforti, su hija Dinah Spitalnik, su nieta Majo y su bisnieta Luana

 

P: Eso es sumamente emocionante. Y esta es una oportunidad para desear públicamente a Dinah, la hija de Ivetta y mamá de Luana, felicidades por la Bat Mitzva. Y por supuesto también a la bisabuela misma. Leke, recordemos más en detalle esa historia de salvación tan singular que protagonizó tu familia.

R: La narrativa de la resisencia albano-Kosovar frente a los nazis comenzó de hecho con mi bisabuelo Arsllan (Mustafa) Rezniqi. Era un mercader en Gjakova, Kosova,que se mudó luego a vivir y trabajar en la ciuda de Decan. Ya en 1931 vivía como comerciante en Albania, Macedonia, Turquía y Grecia, y sus principales colegas eran judíos de Skopje, Macedonia, y Thessaloniki (Salónica) en Grecia.  Los principales eran David Koen y Rafael Natan. En 1939, en la víspera de la Segunda Guerra Mundial, cuando sus vidas estaban claramente en peligro por el ascenso del Nazismo en Europa, David Koen, Rafael Natan, y otro colega, Solomon Konforti, pidieron ayuda a mi bisabuelo. Le pidieron vivir con nuestra familia en Decan, preguntó si podía proporcionarles alojamiento y darles seguridad. Mi bisabuelo llevó a las familias Koen, Natan y Konforti a su casa en 1940. Más tarde, luego de la capitulación de Yugoslavia a los nazis en 1941, mi bisabuelo  continuó escondiéndolos y eventualmente les ayudó a escaparse a Albania.

P: Eso le requirió un esfuerzo especial por cierto…

R: Te diré que aunque nuestra familia era propietaria de mucha tierra, tenía una casa modesta, mi bisabuelo acordó con Rafael Natan, David Koen y Solomon Konforti que construiría una nueva casa de piedra (con dinero prestado por ellos, al lado de su propia casa. Esa casa estaba destinada a acomodar a sus familias inmediatas y sus parientes más cercanos y más adelante, a muchos judíos más que buscaban refugio. La construcción de la casa comenzó en la segunda mitad de 1940 y se la completó en cuatro meses.

La casa construida para refugiar a las familias judías, en Decan.
La casa construida para refugiar a las familias judías, en Decan. © Copyright

 

A comienzos de 1940 David Koen y su familia ya habían llegado a Decan, donde vivieron en la casa de mis bisabuelos hasta que quedó completada la nueva casa. Antes de fines de 1940. Los hermanos Konforti (Solomon, Morris e Izrael) se mudaron a la nueva casa junto con su padres y sus familias. Mi bisabuelo no solo refugió y protegió a esas famiias sino que inclusive contrató a un professor. Beqir Kastrati, para que vaya clandestinamente a la casa a dar clases a los niños.

El Profesor Bequir Kastrati que dio clases a los niños judíos clandestinamente, a pedido de Arslan Rezniqi (© Copyright)
El Profesor Bequir Kastrati que dio clases a los niños judíos clandestinamente, a pedido de Arslan Rezniqi (© Copyright)

 

P: Es increíble escuchar toda esta descripción….Y luego llegó la segunda parte de la ayuda, la huída a Albania.

R: Así es. El traslado de estas familias a Albania, así como la de las familias Konforti, Natan,y Koen, que tuvo lugar en 1943, se llevó a cabo con la ayuda de los colegas kosovar-albaneses de mi bisabuelo: Halim Spahiu, un mercader con contactos en la Cámara de Comercio de Albania en Tirana y Hasan Rema–Xërxa. Muchas de esas familias judías también fueron enviadas a Italia, con la ayuda de  Pashuk Biba, otro comerciante, cuyo hermano  Kolja era el Ministro del Interior de Albania. Mi bisabuelo y sus colegas lograron usar sus rutas de comercio y sus contactos en los Balcanes para garantizar el paso seguro de cientos de judíos.

P: Se eriza la piel Leke al imaginar todo eso.

R: Y hay mucho más todavía, mucho más para contar sobre lo que se hizo en aquellos tiempos. Seguramente tendremos posibilidad de compartir en nuestras conversaciones y entrevista futuras.

P: De mi punto de vista, lo tienes asegurado. Gracias desde ya.Leke, después de todo aquello, muchas décadas más tarde, tú lograste ubicar a Dinah, descendiente de los Konforti-Cohen a los que tu familia salvó. Ella fue a Kosovo con Daniel Fraenkel años atrás. Recuerdo las historias y las fotos. Parecían el reflejo de una vieja amistad, aunque se estaban encontrando por primera vez. ¿Qué significó aquello para ti?

R: Gracias a la tecnología del siglo XXI pudimos encontrarnos. Yo había estado viendo durante mucho tiempo cómo ubicar a las familias que 70 años antes habían recibido refugio en lo de mis bisabuelos, de los que eran amigos. Recordarás que después de la Segunda Guerra Mundial la situación en los Balcanes era tal que no permitía entablar contactos internacionales con plena libertad. Contactando a gente en Macedonia, la familia Mizrahi, que de hecho son primos cercanos de los Konforti, conseguí la dirección de correo electrónico de Dinah. Le mandé un mail y afortunadamente me respondió.. No olvidemos que era un mail que le llegaba de algún lugar incierto, de un extraño. Pero me contestó. Pactamos hablar por teléfono, conversamos, le pedí hablar con Ivetta y finalmente logré hacerlo, estaba hablando con Ivetta Konforti. No hay palabras para describir lo que sentí. Fue una combinación de emociones, orgullo, recuerdo, amor, felicidad. Eso fue en el 2011 y desde entonces hemos estado en contacto permanente y cercano.

P: Se me pone la piel de gallina con tu descripción.

R: En el 2015 Dinah vino con Daniel a visitar Kosova, visitamos Decan-que se pronuncia Dechan- y pasamos increíble. Setenta años después tuvo lugar nuestra “reunión histórica”, compartiendo recuerdos y memorias de nuestras familias y creando juntos nuestras propias memorias, las de la nueva generación. Nos hablamos y mandamos mensajes de texto varias veces a la semana.Nuestro vínculo es más fuerte que nunca.

P: Y ahora vas a la Bat Mitzva de la nieta de Dinah, bisnieta de Ivetta, aquella niña salvada junto a sus padres por tus bisabuelos. Imponente…¿Qué significado tiene esto para ti?

R: Este es un viaje muy especial, el más importante de mi vida, como ya comenté antes. No sólo estaré celebrando con la familia de la Sra. Ivetta Konfori sino que también conoceré gente de la colectividad judía de Montevideo, donde me darán el honor de encender una de las velas de Januca en recuerdo de los “Justos entre las Naciones”. Lo espero ansioso.

Mi viaje a Sudamérica comenzó en Buenos Aires. En Argentina me reuní con otros descendientes de la familia Konforti, los primos de Ivetta y Dinah, la Sra. Wanda Grosso y el Sr. Eddy Konforti junto a otros miembros de la familia. Aunque ya habíamos estado en contacto por internet, no nos habíamos encontrado antes. Esta es una relación única, especial. También con Wanda y Eddy nos sentimos como familia , como si nos conociéramos desde siempre.

Leke y su familia con Dinah Spitalnik y Daniel Fraenkel en Kosovo
Leke y su familia con Dinah Spitalnik y Daniel Fraenkel en Kosovo

 

P: Mencionamos mucho a Ivetta, la otrora niña salvada por tus bisabuelos…y me atrevo a adivinar que no menos emocionante es pensar en los encuentros con los descendientes…tú, como descendiente de los salvadores con los descendientes de los salvados.

R: Así es. Y todos nos sentimos como una familia. Me siento con ellos como en casa. Nadie ni nada me resulta extraño en esta historia. Disfruto mucho de cada momento y estoy ansioso ya por conocer a los otros descendientes de la familia Konforti y celebrar juntos. Así que continuamos lo que nuestros ancestros comenzaron.Esta es una relación fuerte que durará por siempre.

 

El antisemitismo de hoy

P: Leke, hoy en día hay un gran aumento del antisemitismo en el mundo, en Europa, Estados Unidos y otros lares. ¿Tú ves el fenómeno?

R: Desafortunadamente es muy preocupante ver el aumento del antisemitismo en todo el mundo. Creo que no solamente los gobiernos son responsables. Todos lo somos. Esto comienza en las familias, la escuela, círculos de amigos e instituciones públicas.  No debemos olvidar que el fenómeno, en la guerra, no comenzó con la invasión de Polonia el 1° de setiembre de 1939 sino muchos años antes y no exactamente como parte de la guerra.O sea que ya lo sabemos. Recordamos aquellos hechos terribles. Por lo tanto, puedo decir que es nuestra responsabilidad impedir cualquier tipo de antisemitismo y otras formas de discriminación.

P: ¿Y cuál sería tu mensaje personal a los antisemitas, siendo tú precisamente descendiente de salvadores  y conociendo el alcance de lo que el horror antisemita llevó a Europa?

R: Mi mensaje es muy sencillo. Nadie tiene derecho de impedirle nada a otros simplemente porque sean diferentes. Crecer en una sociedad en la que se nos discrimina simplemente por nuestra identidad nacional, me resulta inaceptable. Me parece inconcebible que alguien se sienta superior a otro. Es inaceptable y no puede haber términos medios al respecto.

 

La visión de Israel

P: Leke, tú diriges desde hace años la Asociación de Amistad Kosovo-Israel  por lo cual me permito decir que el pasado de tu familia y tus posturas actuales están íntimamente conectados. ¿Es así?

R: Pues te diré que en la Asociación de Amistad Kosova-Israel que lleva el nombre «Dr. Haim Abravanel»  trabajamos más que nada investigando casos de albaneses que rescataron judíos durante el Holocausto. Cooperamos estrechamente con Yad Vashem y también recogemos información sobre el legado judío y la historia de los Balcanes.

P: Entiendo, se refiere pues más que nada, digamos, al vínculo con el pueblo de Israel. Pero tu apoyo del Estado de Israel es conocido. Hablábamos recién de antisemitismo y sabemos que hay grupos que dicen que se oponen “sólo” al Sionismo, pero Israel ve eso como un disfraz de una forma de antisemitismo. Es que bajo esa careta, intentan quitar legitimidad a la existencia misma de Israel. ¿Cómo ves tú este tema?

R: Estoy totalmente de acuerdo con que quitar legitimidad a Israel es absolutamente inaceptable. Todos pueden mirar hacia atrás unos años y entender por qué la existencia del Estado de Israel es importante. Creo que basta con citar al otrora Presidente de Estados Unidos John F. Kennedy que dijo “Israel no fue creado para desaparecer. Israel perdurará y florecerá”.

P: Muchas gracias Leke por esta entrevista tan emocionante.

R: A ti.

http://www.semanariohebreojai.com/articulo/1968

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.