Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves abril 16, 2020
donativo

Una futura Palestina: ¿Dubai o Líbano?


El periodista libanés-iraquí Husain Abdul Husain, jefe de la corresponsalía en Washington del diario kuwaití Al Rai, parte de una vivencia personal para exponer la esquizofrenia en que se mueven muchos palestinos y para aconsejar a los compatriotas de Mahmud Abás que abandonen maximalismos estériles y opten por soluciones más realistas que, de hecho, les pueden hacer mucho más prósperos.

El medio.

Rebobinar hasta el 2002. La Liga Árabe acababa de respaldar su iniciativa de tierra por paz, y el difunto presidente palestino Yasser Arafat gritaba «mártir, mártir, mártir» en vivo por televisión mientras estaba bajo asedio israelí en su habitación en Ramallah. Los periodistas occidentales invadieron los campamentos de refugiados del Líbano para agregar color a su cobertura de la cumbre de la Liga Árabe, y yo fui un reparador que tradujo lo que los palestinos deseaban decirle al mundo.

Después de mostrar las llaves grandes y los títulos otomanos de las casas que habían abandonado en Palestina, los refugiados juraron luchar hasta el final por su derecho al retorno. Pero cuando se apagaron las cámaras, una de ellas me apartó y dijo: «Mi hija está en Alemania, tal vez tus amigos periodistas puedan ayudarme a mudarme allí con ella».

Habiendo crecido en el Líbano, donde solo las demandas maximalistas palestinas sonaban como un acuerdo de paz normal, me sorprendió. Mi amigo refugiado quería pelear, pero solo en cámara. En la vida real, como todos nosotros, él solo quería una vida decente. Con el tiempo, me encontré con palestinos de los territorios que expresaron sentimientos similares. Con un ojo claro en sus intereses, en lugar de eslóganes nacionalistas vacíos, estos palestinos rompieron con el nombramiento de Salam Fayyad como primer ministro en 2007, lo que resultó en el inicio del Fayyadism, una serie de reformas y desarrollo económico, que hasta ahora ha sido el mejor gobierno que los palestinos hayan tenido. Pero en ausencia de elecciones, y debido a que Fayyad no tenía una coalición política detrás de él, Fatah y Hamas conspiraron para derrocarlo, y volvieron al «gobierno» tan corrupto como siempre.

El plan de paz del presidente Donald Trump podría parecer una desviación del verdadero problema de los palestinos. Si aceptan su plan, terminarán con solo el 15 % de la tierra de Palestina obligatoria, con un estado que es apenas autónomo, y ni siquiera soberano.

Las preocupaciones palestinas podrían haberse justificado si la tierra fuera un requisito previo para el desarrollo económico y el crecimiento en el mundo de hoy. Quizás este fue el caso hace un siglo cuando el conflicto palestino-israelí estalló por primera vez, y durante muchas décadas que siguieron. Pero la globalización ha noqueado a los sectores agrícola e industrial en países pequeños, incluido el propio Israel, y ha obligado a estos países a modelar sus economías en los Tigres asiáticos, como Singapur y Hong Kong. En el Medio Oriente, Dubai y Abu Dhabi han respaldado este modelo con un éxito brillante, y Arabia Saudita también parece empeñada en implementarlo según su plan 2030.

 

Si bien la visión de Trump es escasa en detalles, los palestinos probablemente controlarán las áreas A y B de Cisjordania, según lo delineado por el Acuerdo de Oslo de 1993. Juntas, estas dos zonas conforman 2.256 kilómetros cuadrados, o el 40 % del área de Cisjordania de 5.640 kilómetros cuadrados (incluida Jerusalén Oriental). Este territorio alberga 2,8 millones, o el 97%, de palestinos de Cisjordania. El resto de Cisjordania, conocida como Área C, ha sido disputada y, en cualquier asentamiento, probablemente se verá como una red de carreteras y túneles que se cruzan que deberían hacer que el estado palestino sea contiguo. Un estado palestino también tendrá la pequeña y densamente poblada Franja de Gaza, donde 1.9 millones de palestinos viven en 369 kilómetros cuadrados. Palestina también recibirá 350,000 habitantes de Jerusalén, junto con sus vecindarios en las partes del noreste de la ciudad, según el plan de Trump

 

En comparación con las economías del tigre asiático, Palestina será cinco veces más grande que Singapur y tres veces más grande que Hong Kong. Con cinco millones, Palestina estará menos densamente poblada que Singapur, con una población de 5.6 millones, y Hong Kong, con 7.4 millones. Aunque mucho más pequeños y más poblados que la futura Palestina, Singapur y Hong Kong tienen actualmente un PIB de $ 340 y $ 350 mil millones, respectivamente, en comparación con el insignificante PIB de los Territorios Palestinos, de menos de $ 15 mil millones.

 

Si los palestinos expresan interés en el acuerdo, la ayuda económica prometida de $ 50 mil millones podría incrementarse drásticamente. Esto podría dar a los palestinos una década de rápido crecimiento económico, lo que significa una ganancia inesperada de empleos, buenos ingresos y prosperidad para los palestinos, incluso a expensas de la soberanía y la mayor parte de su tierra.

 

Pero si la soberanía contara para algo, habría hecho un país como el Líbano, totalmente soberano. En cambio, Líbano está en quiebra, su economía está en caída libre, su moneda pierde su valor cada día y su gente cae en la pobreza.

El plan de paz de Trump renuncia a todas las injusticias que han sufrido los palestinos durante el siglo pasado. Pero les da una opción clara: ¿Quieren un estado autónomo que se parezca a Dubai, o quieren un país soberano que se parezca al Líbano?

__________

Hussain Abdul-Hussain es un columnista y escritor iraquí-libanés. Es el jefe de la oficina de Washington del diario kuwaití al-Rai y un ex compañero visitante en Chatham House en Londres.

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://english.alarabiya.net/en/views/news/middle-east/2020/02/02/A-future-Palestine-Dubai-or-Lebanon-.html

 
Comentarios

Para que el plan tenga cierta posibilidad de éxito hay que exigir sí o sí la caducidad de la banda terrorista que controla la ANP (olp-fataj, flp, fdlp, etc, etc) y x supuesto Jamás, Yijad Islámica, Daesh, etc, de Gaza y de Cisjordania.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.