Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

Los observadores dicen que la revisión financiada por la UE de los libros de texto palestinos apesta a incompetencia, ocultación »


En un movimiento innovador y en respuesta a la falta de cambios en el plan de estudios escolar de la Autoridad Palestina y la continua inserción del antisemitismo, el odio y la incitación a la violencia y el martirio en sus libros de texto,  el parlamento noruego aprobó un recorte la semana pasada en la ayuda a la Autoridad Palestina

 

En 2018, el Reino Unido encargó un informe sobre libros de texto palestinos al Instituto Georg Eckert para la Investigación Internacional de Libros de Texto (GEI) con sede en Alemania, que luego publicó un informe que se encontró plagado de errores. La Unión Europea decidió entonces encargar otro informe, que se completará este mes, utilizando nuevamente el GEI.

 

Marcus Sheff, director ejecutivo de la ONG Institute for Monitoring Peace and Cultural Tolerance in School Education (IMPACT-se), con sede en Jerusalén, expresó su sorpresa por el hecho de que la Comisión de la Unión Europea que se ocupa de este asunto esté nombrando al GEI, que Sheff cree que esencialmente se ha descalificado como un jugador honesto al cometer tantos errores aparentemente intencionales en los hallazgos de su investigación.

 

«Claramente, hay un problema enorme en la comisión con respecto al informe», dijo a JNS. «Es asombroso que insistan en negar lo que han admitido los propios investigadores del GEI, pero lo que es más importante, continuar el informe como si no pasara nada».

 

La revisión del GEI cometió graves errores que socavaron la credibilidad del informe. Estos incluyeron analizar los libros de texto equivocados y atribuir a la Autoridad Palestina los libros de texto israelíes en árabe, ignorar el antisemitismo y la incitación a la violencia, el martirio y la jihad.

En un giro de los acontecimientos que expone el aparente compromiso de la UE en la simulación, Riem Spielhaus, el jefe del estudio en GEI, admitió en octubre al diario alemán Taggesspiegel que los libros de texto israelíes se incluyeron por error en la revisión.

En lo que puede verse como un desarrollo significativo en esta saga, Die Welt, el diario alemán más prominente, hizo un seguimiento del artículo de Taggerspigel y publicó una historia similar, también en octubre, pero también reclamó a la UE por mentirle al periódico.

El periódico citó a Ana Pisonero, portavoz de la comisión, quien dijo que no se habían examinado libros de texto falsos.

Según IMPACT-se, la UE está tratando de encubrir el error.

Además de este lío, varios países de la UE han expresado su preocupación por el GEI y la insistencia de la comisión en que nada está mal.

 

‘Las críticas deben investigarse seriamente’

 

Christian Tybring-Gjedde (FrP), vicepresidente del Comité de Asuntos Exteriores de Noruega, ofreció a JNS su perspectiva sobre el estudio GEI y los libros de texto palestinos. Dijo a JNS que está «preocupado por la calidad del informe GEI» y dijo que es consciente de que tiene «algunas deficiencias importantes».

“Los parlamentarios de otros países han reaccionado a esto”, agregó, destacando la importancia de este tema.

“Cuando se publique el informe final de GEI, debe estudiarse detenidamente”, dijo, “y las críticas en su contra deben investigarse seriamente. Espero que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega haga este trabajo a fondo «.

Tybring-Gjedde dijo que los políticos europeos «no deberían sentirse cómodos» con el dinero de la UE que se utiliza para incitar el odio y la violencia contra Israel entre los niños palestinos. “Tenemos que estar absolutamente seguros de que el dinero de los contribuyentes se destina a educar a los niños para que vivan en paz y reconciliación”.

En octubre, 20 miembros del Parlamento Europeo instaron a la UE a retener parcialmente la financiación a la Autoridad Palestina hasta que ponga fin a la incitación antisemita.

Citando la investigación más reciente de IMPACT-se, los eurodiputados asociados con el grupo interparlamentario Transatlantic Friends of Israel (TFI) también pidieron al poder ejecutivo de la UE en una carta abierta que suspendiera su colaboración con GEI.

El eurodiputado austriaco Lukas Mandl, presidente de TFI en el Parlamento Europeo, dijo que «es inaceptable que la UE esté financiando libros de texto palestinos que glorifican el terrorismo y venden el antisemitismo».

Niclas Herbst, miembro del Parlamento Europeo, dijo a JNS que «estos son errores graves y el comisario de la UE está tratando de encubrirlos».

También declaró en esa carta que está «igualmente preocupado» por el informe provisional de la UE. “Algo salió muy mal en este proceso de investigación y debe corregirse”, dijo.

Con respecto a la cooperación de la Comisión Europea con el GEI, los legisladores de cuatro grupos políticos principales dijeron que a la luz de la “revisión provisional profundamente preocupante y plagada de errores del GEI, es inconcebible que el informe final del instituto, que se publicará en diciembre, posiblemente refleje una evaluación seria y académica de los libros de texto «.

 

‘Suspender la ayuda de la AP relacionada con el plan de estudios’

 

Benjamin Strasser, un político alemán del Partido Demócrata Libre, también expresó su preocupación y dijo a JNS que “los materiales escolares falsos pueden cimentar el odio y los prejuicios durante décadas. Ni los ingresos fiscales alemanes ni nuestras contribuciones a la Autoridad Palestina pueden utilizarse para promover el antisemitismo y el odio contra Israel «.

El diputado Steve McCabe, presidente de Labor Friends of Israel (LFI), culpó al gobierno británico por gastar el dinero de los contribuyentes «en una revisión que parece profundamente defectuosa y que quizás nunca tengamos la oportunidad de ver».

Acusó al gobierno de «esconderse detrás de la UE para escapar de la responsabilidad por su propia inacción», y exigió que el Reino Unido «suspenda inmediatamente toda la ayuda de la Autoridad Palestina relacionada con la entrega del plan de estudios de la Autoridad Palestina hasta que se garanticen revisiones generales y urgentes».

El vicepresidente de LFI y miembro del Parlamento, John Spellar, envió una carta al gobierno sobre este mismo tema, pidiendo una explicación.

En una declaración enviada por correo electrónico a JNS, un portavoz de la Delegación de la Unión Europea en Israel defendió que el estudio defectuoso de GEI «se está llevando a cabo de acuerdo con los mejores estándares internacionales con expertos nativos de habla árabe como parte del equipo de investigación».

El comunicado dijo que el Informe Final de la UE “estará finalizado a finales de año. … Dado que el informe final ni siquiera se ha publicado aún, cualquier crítica en la etapa es claramente prematura en nuestra opinión, en particular porque se ha basado en supuestas filtraciones sobre un informe preliminar que no tenía otro valor que informar el alcance de el estudio. … Deberíamos aclarar que la UE no financia ni financiará libros de texto palestinos ”.

Según Sheff, gran parte de la investigación defectuosa de GEI tenía un propósito y la UE lo niega intencionalmente.

“Los miembros de los parlamentos europeos se han quejado, pero la comisión continúa como si todo no importara”, dijo.

“Entienden muy claramente lo que realmente hay en los libros de texto palestinos”, enfatizó. “Hay ejemplos muy claros que les hemos traído. No hay posibilidad de que nadie en la comisión pueda decir «no lo sabíamos». »

La pregunta, según Sheff, es ¿Cuál es el final aquí?

«¿Por qué aparentemente tienen la intención de seguir siendo parte de la incitación a los niños palestinos, en lugar de alinearse con los políticos de Europa que quieren que se detenga?» preguntó. «¿Quieren que esto desaparezca mediante la publicación de un informe defectuoso?»

Sheff señaló que las preocupaciones de los representantes del Reino Unido y Noruega son más interesantes que las del propio Parlamento Europeo.

«La UE está acostumbrada a responder a las preguntas que vienen de su propio parlamento», dijo. «Pero cuando otros parlamentos como Westminster y el parlamento noruego comiencen a involucrarse, uno se imaginaría que sentirían que este es un problema mayor».

Ahora, señaló, con el fin de año y la supuesta fecha límite para el informe final que se avecina, «la gente realmente está cuestionando qué va a hacer la comisión al respecto».

Traducido para Porisrael.org por Dori Lustron

 

https://www.jns.org/observers-say-eu-funded-review-of-palestinian-textbooks-reeks-of-incompetence-and-concealment/

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.