Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 17, 2021

Escritor iraquí: Todos los intentos por reformar al islam han fracasado y es muy probable que seguirán fracasando


Caricatura: «Extremismo religioso» (Al-Jazirah, Arabia Saudita, 7 de enero, 2021)

En un artículo publicado el 10 de marzo, 2021 en el portal Sawt Al-Iraq, el periodista iraquí Mahdi Qassem señaló que todos los esfuerzos realizados por los intelectuales musulmanes liberales a lo largo de los años para reformar el pensamiento musulmán y adaptarlo a la era moderna han fracasado. Qassem dijo además, estos intentos de reforma muy a menudo resultaron en el asesinato de los reformistas. Este añadió que los futuros intentos de reforma también fracasarán, porque estos continúan encontrando una feroz y violenta oposición por parte de extremistas, tanto sunitas como chiitas, quienes consideran a sus proponentes de traidores y agentes que trabajan para Occidente. Este extremismo, lamentó Qassem, es desenfrenado incluso entre los jóvenes musulmanes que crecieron y fueron educados en Occidente, tal como se refleja en las terribles operaciones terroristas que han sido llevadas a cabo. Este concluyó prometiendo recompensar a cualquiera que logre reformar al islam con «leche de pájaros», un modismo utilizado para algo inexistente e inalcanzable.

 

Lo siguiente son extractos del artículo de Qassem:[1]

«De vez en cuando, los intentos realizados para establecer la iluminación dentro del pensamiento musulmán, o al menos para discutir este tema, pasan a primer plano. Todos estos intentos son ​​provocados por la violencia y el terrorismo que han sido perpetrados y continúan siendo perpetrados en nombre del islam, en especial basados en ciertos versos del Corán. Tales intentos se realizaron y aún están siendo realizados con respecto a la ideología salafista, tanto sunita como chiita,[2] con el propósito de poner fin al estancamiento ideológico dentro del pensamiento musulmán y abrirlo hacia la reforma y el humanismo, a fin de adecuarlo al espíritu de esta era moderna, caracterizada por el respeto a la dignidad humana y la promesa de lograr hacer cumplir los derechos humanos para todos.

«Estos intentos comenzaron ya en la década de los años 1920 y continúan hasta el día de hoy. Pero estos son sólo una pálida chispa de luz en un extenso y oscuro pasillo, porque fueron recibidos y todavía son recibidos con feroz oposición por los guardias armados de la percepción sunita que acusan al otro de herejía, así como también de la ideología extremista chiita jomeinista. Estos intentos reformistas suelen terminar con el asesinato de aquellos reformistas iluminados, tales como los intelectuales Hussein Muruwa[3] y Farag Foda[4]. El difunto autor egipcio Naguib Mahfouz sobrevivió a un intento de apuñalarlo, mientras que otros se vieron obligados a esconderse o huir al «infiel Occidente» y pedir asilo allí.

«Yo creo que cualquier intento futuro de aplicar reformas también fracasará, porque el islam es la única religión en el mundo que se resiste a una reforma y nunca será reformada, ni por la fuerza o a través de un enfoque flexible. No solo porque esto requiere modificar la religión y omitir muchos versículos del Corán que llaman a librar un yihad violento junto a realizar coerciones energéticas, pero también porque los salafistas y sus jeques creen que cualquier reforma de este tipo que ilumine vaciará al islam de su contenido y esencia y conducirá a su distorsión y total anulación, convirtiéndolo en lo que ven como una religión falsa al igual que el cristianismo y el judaísmo.

«Estos elementos salafistas consideran los intentos iluminados de reforma como objetivo principal de las fuerzas occidentales las cuales son totalmente hostiles al islam y consideran a los que participan en la reforma de ser agentes traidores de estas fuerzas hostiles, que deben ser brutalmente masacrados y asesinados como castigo por sus acciones en contra del islam y contra los musulmanes…

«Muchos descendientes de inmigrantes musulmanes de tercera generación nacieron en países en Occidente donde imperaba el bienestar y estudiaron en sus mejores escuelas y universidades. Además, crecieron en democracias verdaderas y en sociedades abiertas que promueven valores de tolerancia y de darle a cada individuo una oportunidad de desarrollar sus facultades y habilidades personales y que castigan todo tipo de racismo e instigación en fomentar odio. Pero son los jóvenes hombres y mujeres de esta tercera generación, de toda la gente, los que se unieron a las organizaciones terroristas tales como Al-Qaeda, el EIIS y otras… y perpetraron horribles, atroces y brutales crímenes de asesinatos, masacres e incineración a personas vivas…

«Si alguno de estos liberales logra reformar el islam y hacer que sea verdaderamente iluminado, dejen que venga a mí y yo le recompensaré con leche de pájaros, junto a mi más sincera gratitud».


[1] Sotaliraq.com, 10 de marzo, 2021.

[2] El término «salafismo» es utilizado generalmente en el contexto del islam sunita.

[3] Hussein Muruwa (1910-1987) fue un intelectual y filósofo libanés y alto miembro del Partido Comunista libanés, quien fue asesinado en su hogar de Beirut.

[4] Farag Foda (1946-1992) fue un renombrado pensador liberal egipcio quien fue asesinado por dos miembros de las organizaciones Al-Gama’a Al-Islamiyya.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.