Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes septiembre 17, 2021

Periodista saudita Hussein Al-Shobokshi: Recientes acontecimientos despiertan una cautelosa esperanza que el Medio Oriente se encamine hacia la paz


Hussein Shobokshi (Fuente: Shobokshi.cz)

En un artículo publicado el 29 de abril, 2021 titulado «¿Puede haber paz en el Medio Oriente»?… el periodista y empresario saudita Hussein Shobokshi señala que varios acontecimientos esperanzadores han provocado un optimismo cauteloso en la región. El primero de estos acontecimientos es la reciente reconciliación entre los estados del Golfo y Qatar. Otro es el cambio en la postura de Turquía hacia su rival de toda la vida, Egipto, que se manifiesta en una serie de declaraciones positivas y medidas prácticas junto a la suavización del tono de Turquía hacia los estados del Golfo. Otros signos positivos, escribe Shobokshi, son los pasos que está tomando Arabia Saudita para poner fin a la guerra en Yemen y la reciente entrevista concedida por el príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita Muhammad bin Salman, en la que dijo que busca establecer una buena relación con Irán.

Shobokshi concluye que, si es posible la paz entre Israel y los países árabes, sin duda debería ser posible un acercamiento en las relaciones de los árabes con Turquía e Irán, pero advierte que las declaraciones y gestos positivos deben ir acompañados de políticas verdaderas y de acciones concretas.

Lo siguiente son extractos de la versión publicada en inglés del artículo en la edición internacional del diario saudita en Londres Al-Sharq Al-Awsat.[1]

«El Medio Oriente ha sido tradicionalmente conocido por ser una región de diversos conflictos, disputas y guerras. Por esta razón, su población no cree que sea improbable que se sucedan desarrollos preocupantes entre rivales regionales a lo largo del tiempo. Sin embargo, ha comenzado a sentirse un optimismo muy cauteloso a través de la región. Este sentimiento se debe a varios factores y acontecimientos. Quizás el primero y más importante de ellos sea la Cumbre de la AlUla en el reino de Arabia Saudita, en la que se realizó la reconciliación, ya que se observó un cambio muy positivo en la relación entre Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, el Reino de Bahréin y la República Árabe de Egipto con el estado de Qatar, luego de un cisma que se prolongó durante años y las relaciones diplomáticas se reanudaron gradualmente. La cumbre fue una grata sorpresa para los observadores y para aquellos que siguen la situación política, así como también los pueblos de la región, porque ningún prologo introductorio o filtración antecedieron a la gran reconciliación.

«Poco después de esto, el tono del gobierno turco con la República Árabe de Egipto comenzó a cambiar y el primero comenzó a enviar varios mensajes positivos a través de declaraciones realizadas por los funcionarios turcos. A esto le siguieron pasos cruciales, tales como la publicación de una declaración oficial turca que anunciaba el cierre de los programas en los medios de comunicación que atacan a Egipto y que fueron transmitidos desde suelo turco además de reconocer que la revolución del 30 de enero expresó un deseo de cambio del pueblo egipcio y que Turquía no lo entendió suficientemente para ese momento. Ankara luego pasó a expresar su absoluta voluntad de participar «plenamente» en la colaboración política, diplomática y de seguridad con El Cairo.

«Ankara continuó acercándose más a Egipto de una manera asombrosa y desconcertante, especialmente en comparación a sus declaraciones y posturas anteriores sobre Egipto. No se puede describir la nueva postura turca como otra cosa que un cambio total y un vuelco de 180 grados respecto a la que este había adoptado anteriormente.

«Las melosas palabras y la amabilidad por parte de Turquía no fueron dirigidas solo a Egipto, ya que funcionarios turcos emitieron otras declaraciones sorprendentes ante el hecho que el país desea mejorar sus lazos con los estados del Golfo y que toma muy en serio este tema. Turquía continuó haciendo declaraciones cálidas y melosas sobre Arabia Saudita en particular, en las que Turquía dice que respeta el poder judicial saudita, todos sus veredictos y el veredicto emitido por los tribunales saudíes respecto al caso Jamal Khashoggi y luego agregó que busca lograr buenos lazos comerciales y políticos con Arabia Saudita.

«Las últimas declaraciones de Turquía han sido consideradas como introductorias a una nueva era de grandes transformaciones en sus posturas, que conmocionaron profundamente a muchos. El cauteloso optimismo en la región salió fortalecido el miércoles, cuando el príncipe heredero a la corona de Arabia Saudita Mohammed bin Salman concedió una extremadamente significativa entrevista televisada en la que dijo que busca una relación buena y distinguida con su vecino Irán y que le desea lo mejor. Esta declaración sigue tras la iniciativa saudita de poner fin al estado de guerra en Yemen. Esta es una excelente oportunidad para pasar una página positiva y diferente sobre el tema de los lazos entre Arabia Saudita e Irán, aumentando así el grado de optimismo cauteloso en la región.

«Con una paz posible entre algunos países árabes e Israel, tal como ya hemos visto, solo podemos imaginarnos las posibles implicaciones positivas que se producirían si los intentos de restablecer lazos entre Arabia Saudita y los países árabes con Turquía e Irán tienen éxito – suponiendo que se respete plenamente la soberanía de los estados.

«Estos nunca permanecerán iguales… Esto es lo que la política nos ha enseñado a lo largo del tiempo. Existe la oportunidad de reevaluar la situación general en la región, mirar hacia un mañana mejor y construir sobre intereses compartidos, especialmente en lo que respecta al frente económico, lo que pudiera muy bien traer beneficios para todas las partes. ¿Es exagerado el optimismo dada la complejidad de la realidad sobre el terreno? Responder ahora a esta pregunta parece ser extremadamente difícil, ya que estamos a la espera de que se den pasos concretos que no sean menos significativos y vayan más allá de las declaraciones positivas realizadas hasta ahora.

«Hasta que esto suceda, la pregunta difícil permanece ahí, esperando una respuesta concluyente: ¿Se puede lograr la paz en el Medio Oriente? Esperamos los días en que se pueda responder a esta pregunta de manera práctica y clara».


[1] English.aawsat.com, 29 de abril, 2021. Para ver la versión en árabe, consulte: aawsat.com, 29 de abril, 2021.

 

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.