Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| jueves enero 20, 2022

Israel debe derrotar a la variante anti-vacunas

Los sitios de noticias falsas y las teorías conspirativas se están multiplicando tan rápido como la cepa Delta, pero los que se oponen a recibir la vacuna son solo una pequeña cantidad entre los 1,1 millones de israelíes que aún no están vacunados.


Foto: MADA
En Israel, el número de personas infectadas con noticias falsas sobre la pandemia de coronavirus está en ascenso. Y de hecho, amenaza con superar el número de infecciones de la variante Delta del virus. A este ritmo, los anti-vacunas y los negacionistas del COVID-19 podrían llegar a matarnos a todos.
La tendencia humana a creer en teorías conspirativas es una malignidad que se ha convertido en violencia y amenazas contra los profesionales médicos de alto nivel, quienes han dedicado sus vidas a salvar a otras. «Mátate antes de instar a un ser humano más a que se vacune», escribió alguien en las redes sociales sobre el profesor Gili Regev, director de la unidad de enfermedades infecciosas del Centro Médico Sheba, el hospital más grande de Israel. «Que sufras de parálisis hasta el día de tu muerte», escribió otro.
La jefa de Salud Pública, la Dra. Sharon Alroy-Preis, fue tildada de «hija de puta» en una reunión de Zoom del Comité de Derecho y Justicia de la Constitución de la Knesset, que incluyó a unas 70 personas. El culpable no fue identificado.
A medida que aumenta el número de casos de COVID-19 en Israel, también aumentan los gritos de los negacionistas del virus que están librando la guerra contra la realidad. Aproximadamente 1,1 millones de israelíes aún no han recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, pero solo un pequeño porcentaje de ellos son anti-vacunas de núcleo duro.
Unos 400.000 de ese número son miembros del sector árabe de Israel. Su decisión de no recibir el golpe que podría salvarles la vida está vinculada a la desconfianza hacia el Estado, especialmente entre los más jóvenes.
Un esfuerzo concertado del gobierno que incluya un fácil acceso a los sitios de vacunación, la intervención de los líderes locales y la difusión de información médica puede ayudar a convencer a más personas para que reciban sus vacunas. Si tiene éxito, este esfuerzo beneficiaría la relación entre el Estado y su ciudadanía árabe.
En un fallo reciente, el Tribunal Laboral de Tel Aviv determinó que no había ningún impedimento legal para que un empleador exigiera que sus empleados fueran vacunados antes de ingresar a las instalaciones o, alternativamente, se sometieran a dos pruebas obligatorias de coronavirus cada semana.
Ese fallo, al igual que la renovación de las regulaciones del Pase Verde y las restricciones a los viajes internacionales también podrían contribuir a más vacunas, también podría convencer a más personas de las ventajas de las vacunas.
Israel ha demostrado las ventajas de las vacunas y debe convencer a los negacionistas del COVID-19, los anti-vacunas y a cualquier otra persona que todavía se niegue a aceptar los hechos obvios  que las vacunas previenen muertes y protegen contra enfermedades graves causadas por el coronavirus.

Aplicación de vacunas contra el coronavirus en Tel Aviv.

Aplicación de vacunas contra el coronavirus en Tel Aviv.
(Reuters)
A pesar de la propagación de la variante Delta, que puso fin prematuramente a la ilusión de que la pandemia había sido derrotada, los datos recopilados en el Reino Unido muestran ahora 10 veces menos muertes en comparación con oleadas anteriores de la pandemia, cuando las vacunas no estaban disponibles.
Los esfuerzos del Estado no deben ser avergonzar, prohibir o asustar a quienes aún se resisten. Debería tratar de traerlos al redil y mostrarles, con datos certeros, la razón por la que su decisión está equivocada.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.