Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| sábado noviembre 27, 2021

‘Una lección para todos los pueblos oprimidos’: Irán y Hamas abrazan la toma violenta de Afganistán por parte de los talibanes


Caricatura. Gaza cubierta con la bandera de Iran . Credito: MEMRI

Irán y Hamas acogieron efusivamente el lunes la capitulación final del gobierno afgano ante los insurgentes talibanes durante el fin de semana, y elogiaron a la organización islamista de línea dura por su «liderazgo valiente» en la derrota de la «ocupación estadounidense».

Mientras llegaban informes de todo el país sobre combatientes talibanes que capturaban a niñas solteras para que sirvieran como esclavas sexuales y llevaban a cabo ejecuciones de miembros del ejército afgano, el presidente de Irán, Ebrahim Raisi, se entusiasmó con la «derrota» de Estados Unidos y afirmó que la toma violenta de los talibanes del poder reflejaba «el reinado de la voluntad del pueblo agraviado de Afganistán».

La división teológica y política entre el Irán chií y el ultraconservador Islam sunita de los talibanes no ha impedido la cooperación entre los dos en el pasado. Solo durante este año, al menos dos delegaciones de líderes talibanes han visitado Teherán para conversar con los líderes de la República Islámica.

En julio, cuando los combatientes talibanes informaron de avances significativos sobre el terreno, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, dijo a una delegación de jefes talibanes que estaba de visita que su régimen estaba dispuesto a apoyar las negociaciones que involucraban a las facciones armadas de Afganistán. En una conferencia de prensa que siguió a las discusiones privadas, Zarif, un arquitecto clave del desafortunado acuerdo de 2015 liderado por Estados Unidos sobre el programa nuclear de Irán, elogió la «derrota» de las tropas estadounidenses por los talibanes después de 20 años de guerra.

 

«Estamos orgullosos de haber estado junto a nuestros nobles hermanos y hermanas afganos durante la yihad contra los ocupantes extranjeros», declaró Zarif en ese momento.

Por otra parte, la presencia de una delegación talibán en Teherán en enero fue descrita como un ejercicio de realpolitik por un portavoz del régimen.

«Los talibanes son parte de la realidad actual en Afganistán», declaró el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Saeed Khatibzadeh, insistiendo al mismo tiempo en que Irán no había olvidado a sus «mártires en Mazar-e-Sharif», una referencia a la ejecución por parte de los talibanes de un grupo de diplomáticos iraníes en la ciudad del norte de Afganistán en 1998.

Mientras tanto, el aliado de Irán en Gaza, la organización terrorista Hamas, aplaudió de manera similar la toma de control de la capital afgana, Kabul, por parte de los talibanes, en un comunicado publicado en las redes sociales por uno de sus principales portavoces.

«Hoy los talibanes salen victoriosos después de que solían ser acusados ​​de atraso y terrorismo», dijo Musa Abu Marzouk, miembro del buró político de Hamas. “Ahora, los talibanes son más inteligentes y más realistas. Se ha enfrentado a Estados Unidos y sus agentes, negándose a medias soluciones con ellos. Los talibanes no se dejaron engañar por las consignas de la democracia y las elecciones ni por las falsas promesas ”.

Abu Marzouk continuó: “Esta es una lección para todos los pueblos oprimidos. ¿Aprenderán la moraleja de esta historia? «

Los líderes talibanes también han mantenido reuniones cordiales con sus homólogos de Hamas. El lunes, varias redes sociales publicaron fotografías de un encuentro que tuvo lugar en Doha, la capital de Qatar, poco después de que terminaran las hostilidades entre Israel y Hamas en mayo. La delegación de Hamas estaba encabezada por Ismail Haniyeh, el jefe de la oficina política de Hamas con sede en Qatar, con Mullah Abdul Ghani Barader, programado para ser el próximo presidente de Afganistán, al frente de los enviados talibanes.

En la reunión, Barader ofreció a Hamas «felicitaciones» por su «victoria» sobre las FDI durante los combates de mayo.

En una columna para el National Post de Canadá el lunes, Terry Glavin, un periodista que ha viajado con frecuencia a Afganistán, observó que Baradar «salió de una prisión paquistaní a pedido de la administración Trump hace tres años».

Glavin dijo que Baradar era «un cofundador de los talibanes y una figura importante en el Emirato Islámico de Afganistán patrocinado por Pakistán que esclavizó a mujeres afganas y saqueó Afganistán de 1996 a 2001». Señaló que fue Baradar quien «firmó felizmente el ‘acuerdo de paz’ ​​de febrero de 2020» con la administración Trump «

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com por Dori Lustron

Algemeiner

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.