Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes octubre 19, 2021

La redada de Israel en Cisjordania evidenció la doble intención de Hamás

Mientras el grupo terrorista negocia con Israel un acuerdo sobre la reconstrucción de la Franja de Gaza, en simultáneo organiza conspiraciones para crear un frente unificado en su contra.


La redada conjunta del Ejército de Israel, la agencia de seguridad interna Shin Bet y la Policía de Fronteras durante la noche del domingo sobre infraestructura de Hamás en Cisjordania fue un evento inusual, debido no solo a su alcance y su saldo mortal —cinco militantes palestinos muertos y dos soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel heridos de gravedad— sino a sus implicancias para el futuro.
Hamás quiere obtener dos logros contrapuestos en simultáneo: el grupo terrorista está negociando un acuerdo con Israel sobre la reconstrucción de la Franja de Gaza después de su último enfrentamiento en mayo y al mismo tiempo planea actos terroristas contra el Estado judío en Cisjordania.

Policía de Fronteras en la ciudad de Jenin, en el norte de Cisjordania, durante la redada del domingo.

Policía de Fronteras en la ciudad de Jenin, en el norte de Cisjordania, durante la redada del domingo.
(Policía de Israel)
El líder de Hamás en Gaza, Yahya Sinwar, se propuso aliviar la difícil situación de los residentes del enclave palestino a través de un acuerdo con Israel mientras consolida la imagen de su organización como un grupo islamista armado preparado para el conflicto con el llamado «ocupante sionista».

Hamás teme perder su dominio en las calles palestinas si la gente comienza a sentir que el grupo abandonó la lucha armada contra Israel

Hamás perdió centralidad en el último tiempo cuando fue la Yihad Islámica quien amenazó en varias oportunidades mediante el lanzamiento de cohetes contra Israel y orquestando la fuga de los seis terroristas de la prisión de máxima seguridad de Gilboa.
En ese sentido, Hamás teme perder su dominio en las calles palestinas si la gente comienza a sentir que el grupo abandonó la lucha armada contra Israel. Es por eso que trabaja ahora para establecer capacidades terroristas en el centro y norte de Cisjordania con la ayuda de los altos mandos de la organización, algunos de los cuales operan desde Turquía y el Líbano.
Desarrollar estas capacidades llevó muchos meses, quizás incluso más de un año. Incluyó destinar fondos a la compra de armas por parte de unidades que ya comenzaron a entrenar para un ataque y también transmitir los conocimientos necesarios para producir explosivos caseros. Los propios terroristas son pobladores de las áreas de Ramallah y Jenin, lugares donde Hamás ha tenido una presencia muy fuerte durante mucho tiempo.

La Autoridad Palestina tuvo muchas dificultades para reprimir las actividades de Hamás en Cisjordania

La Autoridad Palestina y sus fuerzas de seguridad tuvieron muchas dificultades para reprimir las actividades de su facción rival en esas áreas, ya sea por desconocimiento de su existencia o por temor a ingresar a ciudades y pueblos palestinos donde la población es islamista y protege a Hamás.
Tal estructura terrorista fue descubierta gradualmente durante las operaciones de rutina del Shin Bet en las que el servicio de inteligencia y el ejército arrestaron e interrogaron a numerosos agentes de Hamás. Poco a poco, la escala de dicha infraestructura, que creció frente a las narices de la Autoridad Palestina y de las fuerzas de seguridad israelíes, se hizo evidente.
Con estas capacidades, Hamás está tratando de lograr dos objetivos estratégicos. Primero, como se mencionó, se está posicionando como el grupo armado islamista líder. Segundo, aparecen sus intentos de arrastrar a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a un conflicto abierto en áreas clave de Cisjordania, desacreditando así a la Autoridad Palestina y su aparato de seguridad como colaboradores de Israel.

Palestinos chocan con las tropas israelíes cerca de Jenin después de la redada del domingo.

Palestinos chocan con las tropas israelíes cerca de Jenin después de la redada del domingo.
A medida que las operaciones de las FDI se vuelven más frecuentes y de mayor escala, Hamás podría aprovechar esos eventos para presentar al presidente palestino Mahmoud Abbas como trabajando en connivencia con Israel bajo la creencia de que eso aumentará la popularidad del grupo terrorista al punto de avanzar un día en la captura de todo Cisjordania.

Las redadas de Israel el domingo tuvieron la intención de desactivar la bomba de Hamás que claramente estaba a punto de estallar

Las redadas de Israel el domingo tuvieron la intención de desactivar la bomba de Hamás que claramente estaba a punto de estallar. El Shin Bet y las FDI buscaron una operación rápida y a gran escala que demuestre, tanto a la Autoridad Palestina como a Hamás que Israel no permitirá a este último atrincherarse en Gaza ni en Cisjordania.
En pocas palabras, Israel no permitirá que Hamás fusione Gaza y Cisjordania en un frente único y unificado en el que controle y dirija a la población de acuerdo con sus intereses e ideologías.
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.