Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| lunes octubre 25, 2021

Análisis de la cuarta ola de Coronavirus en Israel, la ola de los no vacunados

Con Jaim Rafalowski, representante de Magen David Adom en la Mesa Nacional de Coronavirus


La cuarta ola de la pandemia lleva ya unos meses en Israel y se lidia con ella tratando de maniobrar entre los cuidados y la economía y las escuelas abiertas. Los números de nuevos contagios diarios se han reducido claramente y los expertos ven en el horizonte el comienzo del fin de la ola actual, pero lo comentan con gran cautela. Por otro lado  el dato central es que la enorme mayoría de los enfermos graves no están vacunados, lo cual confirma una y otra vez la importancia de la inoculación.

Para hablar de todo esto, entrevistamos nuevamente a Jaim Rafalowski, Director de Emergencias en Magen David Adom, quien está jugando un rol clave en la organización –parte integral del sistema de salud israelí- en la lucha contra la pandemia. Cabe destacar que la entrevista la realizamos hace ya unos días, y desde entonces los números han ido mejorando.

 

Foto: Wikimedia Commons

 

R: En este momento es la ola de los no vacunados, pero no empezó como tal. Cuando empezó esta ola a mitad de junio aproximadamente, ello se debió en gran medida al hecho que se juntaron la variante Delta, que es mucho más contagiosa que las anteriores, con el hecho que en ese momento estábamos a 6 meses después de haber vacunado a gran cantidad de la población israelí contra el coronavirus por lo cual el efecto protector de la vacuna estaba disminuyendo.

Fue entonces, al juntarse esos dos elementos y estallar la cuarta ola, que las  autoridades sanitarias decidieron empezar a vacunar con la tercera dosis de refuerzo a toda la población posible.

P: Fue gradual, aunque rápido.

R: Así es. Empezamos con personas mayores a 60 años y ahora estamos vacunando a todas las personas que ya han pasado 5 meses desde que recibieron la segunda dosis.  Y con eso logramos controlar esta ola y en este momento lo único que vemos en los hospitales en una forma importante es a las personas que no se vacunaron del todo o que recibieron la segunda dosis hace 7 u 8 meses por lo cual obviamente la protección ya es mínima.

P: Y esos son los enfermos graves.

R: Exacto. Lamentablemente, los vemos con una enfermedad aguda. En este momento más de 85% de las personas que están hospitalizadas en condición grave y crítica, especialmente entre los pacientes ventilados y los pacientes que están conectados a un aparato ECMO (de oxigenación extra-corpórea) , y entre ellos, personas jóvenes de 40 años.

En este momento hay dos mujeres embarazadas en condición de riesgo inmediato a su vida, dos ventiladas y una conectada a un ECMO que no están vacunadas.  Hay muchas más que están hospitalizadas por coronavirus sin estar vacunadas, pero esas son las más críticas entre ellas. Mujeres jóvenes, sin condiciones médicas previas que están en una condición muy muy grave.

P:  Recordemos que nadie llega a hospitalización por tener un pequeño síntoma. Quien está hospitalizado, aunque no esté definido como grave, está sufriendo.

R: Muchísimo, está sufriendo muchísimo porque el criterio más importante para la hospitalización de personas es su condición respiratoria y solamente pacientes con dificultad respiratoria aguda o con un nivel de saturación muy bajo, o sea menos de 94%, va a ser hospitalizada. Un paciente describió esa condición como tratar de respirar por un tubito muy muy fino. Dijo que es un esfuerzo enorme, un esfuerzo horrible, tratar de respirar en esas condiciones.

¿Por qué no se vacunan?

Preguntamos a Jaim cómo explicaría cuáles son las motivaciones de cada uno al no vacunarse. Y si acaso ha tenido oportunidad de conversar con pacientes internados o en camino al hospital, cuando ya enfermos analizan la situación, y se arrepienten quizás de no haberse vacunado.

 

P: ¿Has preguntado a pacientes enfermos no vacunados si se arrepienten?

R: He hablado con bastantes pacientes que no se han vacunado, en las ambulancias. Ante todo, sentí siepre que son  personas sumamente asustadas, un susto que uno puede entender porque saben que van por un camino difícil, entienden lo grave de la situación y, lo más importante, entienden que aun cuando uno se recupera de la enfermedad grave de  COVID , puede ser que sufra de lo que uno llama el «long term COVID», el COVID a largo plazo, con unas secuelas sumamente importantes. No hace mucho  hablé con un paciente que iba nuevamente al hospital porque se sentía muy mal. Me dijo: «Soy una persona de 35 años, pensé que había pasado el COVID como nada, y el cansancio me mata».

P: Eso es muy importante, porque inclusive cuando no tiene muchos síntomas o los tiene leves, eso no quiere decir que el sufrimiento necesariamente se haya terminado. 

R:  «Estuve dos semanas como enfermo, muy difíciles, me sentía muy mal, pero me recuperé»,me dijo. “Pero ahora tengo dolores en los músculos y tengo un cansancio tal que camino dos pasos y tengo que sentarme a descansar». Y me dice: «Tengo dos hijos, ¿qué vida voy a tener si lo que voy a hacer es cero actividad?» Y el tema es que el sistema de salud y la ciencia no saben qué decirle. No es que podamos decir: «Señor, paciencia, en tres meses más, seis meses más esto va a mejorar». No sabemos y puede ser que esta secuela quede de por vida y es una calidad  de vida horrible.

P: ¿Qué te dice la gente? ¿Por qué no se vacunaron?

R: Hay muchas razones para por qué las personas no se vacunan. Tenemos los antivacunas y las personas con las diferentes teorías de los chips…

P: Convencidos de conspiraciones, que con la vacuna te introducen un chip en el cuerpo y todas esas locuras…

R: Tengo que decir, hay muy poco diálogo con esas personas.  Yo personalmente estoy indignado que una persona que no se vacuna está transmitiendo en el hospital que los médicos lo están envenenando.

P:  Y te refieres a un caso particular concreto, Jai Shaulian,  un hombre que combatía la campaña de vacunación por todos los medios, manifestaciones, artículos, las redes, y terminó falleciendo de Covid hace poco.

R: Él mismo  no dijo que lo estaban envenenando,pero sí sus seguidores. Y cuando uno conoce el esfuerzo, el esfuerzo físico, el esfuerzo emocional que hace el personal de salud atendiendo a esos pacientes con el traje protectivo personal, es indignante. Pero dejemos a ese grupo a un lado.

Hay  personas que tienen dudas, que tienen preocupación, lo cual es algo muy legítimo y en muchos casos ahí hay un tema de cuánta información está disponible para esas personas y cuánta información está disponible en un idioma que esas personas entienden porque, y tengo que decirlo como profesional de la salud, muchas veces tenemos muy buena información, pero está escrita en un lenguaje que, si uno no tiene un máster en biología, no siempre entiende todos los términos. Y ahí, tenemos nosotros el deber como los profesionales de la salud de hacer esta información accesible, y tenerla mucho respeto a las personas y dialogar. Y, realmente, en ese caso nuestra función, nuestro deber es presentar la información y darle a cada persona el tiempo, la capacidad de tomar su decisión, reconociendo honradamente que hay preguntas a las que no tenemos una respuesta.

P: ¿Por ejemplo?

R: Cuando alguien me pregunta: «¿Y qué va a pasar con esa vacuna en 20 años más?», tengo que decir: «No sabemos». Muy probablemente nada, porque no hay ninguna razón para creer que va a pasar algo. Pero no tenemos esos datos de 20 años, lo que sí tenemos con otras vacunas. Sabemos que en la ciencia esta vacuna es más segura que otras que nos están poniendo. Yo por ejemplo me puse esta semana una vacuna contra la gripe y en la gripe recibí un virus muerto, que es más peligroso que recibir algo artificial como la vacuna de Pfizer que estamos recibiendo. Ese es un punto.

P:  Otro punto es que en la historia de las vacunas cuando hay efectos adversos, que siempre es minoritario, se da a las pocas semanas inmediatamente después de ser inoculada la persona, ¿verdad?

R:  Es cierto.

P: Además, si bien es verdad que no se sabe, no se puede saber qué puede pasar dentro de 20 años,  sí se sabe que ahora de Coronavirus se sufre y se muere.  

R: Por supuesto, y como tú lo dices, normalmente si hay alguna reacción adversa, o algún impacto adverso, normalmente se ve en tres meses y ya estamos un año después. Así que por eso digo:  creemos con mucha seguridad que no va a haber un efecto adverso, pero tenemos que ser honrados y tenemos que decir que eso es según lo que sabemos al momento.

P: Ese es pues el grupo de los que dudan y tienen miedo. ¿Otros?

R: Está el grupo que a veces no entiende la tecnología que se ha usado en esta vacuna. Tenemos una comunidad muy grande en Israel, de personas que llegaron de la Unión Soviética y en ellos vimos dos cosas muy interesantes: una que la persona que llegó de la Unión Soviética le tiene mucha confianza a lo que nosotros llamamos en Israel «el médico ruso», al médico que estudió, que se educó en la Unión Soviética con un nivel muy muy alto de medicina. Pero el tema es que ese médico, que inmigró a Israel, hay que recordar, en 1990, estudió en los años 60 y los años 70. La tecnología del messenger ARN que tiene esta vacuna, no existía en esos años. Y  cuando las personas vienen y le preguntan, muchas veces por no conocerla, su respuesta es: «Es algo nuevo, tenemos que ver, necesitamos más tiempo, necesitamos más estudios».

P: Y eso no incentiva pues al paciente a vacunarse.

R: Así es. Y ya que mencioné a los llegados de la ex URSS, te cuento algo que muestra la problemática cultural. Pregunté a una señora mayor, una muy buena amiga, por qué no se vacuna. Y me dice: «Porque yo nací en la Unión Soviética». Le digo: «¿Y eso qué tiene que ver? Tú creciste en la Unión Soviética cuando eras joven. Hoy, 40 años después, estás en Israel. Y me dice: «No importa, yo de joven sabía que si el Estado te dice que tiene que hacer algo, vas a hacer todo lo posible para no hacerlo, porque es malo y hay que estar en contra». Le digo: «Pero es la Unión Soviética, no es Israel». Me dice: «No importa, así yo crecí». Así que estamos en una batalla contra hábitos de muchos años que hay que cambiarles a las personas. Es importante entender estos fenómenos.

 

El Ministro de Salud de Israel Nitzan Horowitz hisopándose (Foto: Magen David Adom)

 

Dos campañas especiales a nivel nacional

Recordamos a Jaim que en una investigación llevada a cabo recientemente por el Ministerio de Salud de Israel, se llegó a la conclusión que gran parte de los no vacunados son ciudadanos que viven en zonas carenciadas que no llegan a disponer de tiempo para ello. Esto detonó un singular operativo del ministerio en cuyo marco unidades móviles del Magen David Adom-que es parte integral del sistema de salud israelí- llegan directamente a las zonas mapeadas como de baja vacunación, para intensificar más aún la accesibilidad de la vacuna. Si bien la vacuna siempre se pudo recibir en todo el país gratuitamente, evidentemente hay quienes la precisan más cerca aún.

Jaim cuenta sobre ese operativo y otro que requiere también un gran despliegue a nivel nacional para hisopar a alumnos  antes del regreso a clases.

 

P: Es importante contar sobre la campaña de llevar la vacuna hacia las zonas carenciadas en las que si bien siempre podían anotarse, ya que la vacuna es accesible y gratuita por cierto a todos, hay otras complicaciones de disponibilidad de la gente misma.

R:  En este momento se están haciendo dos campañas sumamente importantes. Una es ralamente llegar con la vacuna a nivel de la comunidad y llegar con la vacuna a nivel de comunidad a las horas que sea cómodo para las personas.

P:  O sea, no esperar a que la gente llame y se anote y pida turno sino ir hacia la gente, a donde están.

R:  No solamente ir a donde está sino entender que en esas comunidades con una vida un poco más dura en las que  las horas de mañana o tarde temprana no son buenas horas para vacunar, tenemos que llegar y vacunar de noche, porque al atardecer y de noche, las personas sí están disponibles . Y vemos  buenos resultados. Lo muy importante ahí es el trabajo de la mesa de coordinación nacional y de nuestros representantes de Magen David Adom porque estamos en todas las comunidades. Hay que trabajar con los líderes comunitarios para convencer a las personas allegadas.

P: ¿Y qué resultados en cantidad hay?

R: Diariamente logramos vacunar a nivel país, más o menos, 2 mil, 3 mil personas con una primera dosis.  Si uno lo compara a las 800 mil y un poco de personas que tendríamos aún  que vacunar con la primera vacuna, no es mucho.Quisiéramos estar obviamente con 20 mil al día, pero es un granito de arena todos los días, y lo importnate es que sea constante, todos los días. Al final  vamos a lograrlo.

Unidad móvil de vacunación

 

P: ¿Cuál es la segunda campaña?

R: Un proyecto logístico enrome con Magen David Adom,  con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación: la distribución de kits de pruebas antigen.

Es que hemos estado en tres semanas de vacaciones prácticamente, por las fiestas judías, o sea que los niños que no pueden vacunarse, o sea entre los 3 años a los 12 años, salieron fuera de sus casas, se vieron con sus familiares, estuvieron en actividades públicas, se encontraron con amigos y eso significa  que hay un potencial muy alto de contagio. Y por eso se está distribuyendo a los padres un kit de una prueba antigen para que puedan hacer el examen en casa. Ya se hizo antes que empezó el año escolar, el 1° de setiembre. Se hace nuevamente ahora y Magen David Adom está distribuyendo estos kit a los colegios, a centros en la comunidad donde las personas tienen que llegar y lo único que tienen que hacer es registrarse y tomar un kit. La gran diferencia es que esta vez el Ministerio de Educación está obligando que los apoderados transmitan una respuesta al sistema y si no transmiten una respuesta al sistema, el niño no va a poder asistir a clase.

Así que esperamos ver un alto porcentaje de personas, de niños que realmente tomaron el test, para tratar de disminuir la cantidad de niños que al final van a llegar positivos a clases. Obviamene, cuando llegan positivos a clases a esa edad, todos los compañeros de curso entran en cuarentena y en este momento estamos más o menos con 140 mil niños de esa edad en cuarentena, lo que es sumamente lamentable. Tenemos que reducir a nivel país esa cantidad.

 

 

A modo de resumen

 

P: ¿Hay algo que quisieras agregar?

R:  Lo de siempre, la importancia de vacunarse, la importancia de entender que la pandemia todavía está acta y por eso tenemos que seguir utilizando mascarillas, manteniendo distancia social. Es molesto, sí, pero  tenemos que seguir con esas precauciones porque ya empezamos el otoño, se acerca el invierno con sus enfermedades respiratorias y hay que cuidarse. El año pasado tuvimos un invierno  espectacular, con cero muertos de gripe en Israel,  algo que no se había visto. Ojalá que con las mismas medidas, tengamos eso mismo. Así que a seguir protegiéndonos, protegiendo a los otros, poniéndonos la vacuna y …así vamos a salir adelante.

P: ¿Y es posible salir adelante en las condiciones actuales en las que el gobierno mantiene su decisión de tener prácticamente todo abierto, con algunas limitaciones puntuales para que sigue funcionando la economía mientras exhorta a la gente a vacunarse y a cuidarse?

R:  El director general del Ministerio de Salud lo dijo muy claramente:  como sanitarios quisiéramos ver más restricciones, pero entendemos que hay otras consideraciones. Tenemos la esperanza que con las nuevas medidas por las que expira el pase verde, la situación mejore. Expira para  las personas que no han recibido la tercera vacuna y que pasaron cinco meses de haber recibido la segunda . Así que todos los privilegios que vienen con el pase verde van a desaparecer.  Esperamos que, con esas nuevas medidas respecto al  pase verde, la gente va a entender que, si quieren vivir una vida normal y quieren ir a un restaurante, quieren ir a un centro comercial, al cine , al museo, a un concierto, la única forma de hacerlo es vacunándose. Así que como decimos los chilenos: «Por la fuerza o por la razón».

P: Hay quienes discuten lo del pase verde, Jaim, diciendo que quizá una de las consideraciones fue presionar a la gente que no se ha vacunado a hacerlo y no tanto la influencia que esto tiene en la reducción del resigo de contagio. ¿Tú estás de acuerdo con esa especulación? 

R: El pase verde no tiene el objetivo de convencer a personas a ponerse la vacuna. Pongámoslo muy claro:  el pase verde tiene el objetivo de disminuir la posibilidad que una persona positiva se encuentre con otras personas. Ahora, como país, tenemos  dos opciones y, lamentablemente, nos son opciones cómodas, ninguna de ellas. La primera es ponerle restricciones a todo el público, decirle a la persona vacunada o no vacunada no podés hacer eso.

P:  Quedate en tu casa. 

R: Efectivamente. No puedes ir a ver un partido de fútbol, independientemente de si te vacunaste o no, porque la capacidad del estadio está sumamente reducida. Le dices eso a mi sobrino que es hincha del fútbol, se muere. La segunda opción, es decirle a la persona no vacunada:  señor, perdón, usted, mujer u hombre, es un peligro a la salud pública, y como tal no lo vamos a dejar o la vamos a dejar entrar a una actividad pública al menos que nos demuestre que tomó un examen antigen 24 horas antes de la actividad, pagó por el examen y ahí sí  puede asistir.

P:  Recordemos que el pase verde frena el acceso a gente no vacunada al menos que muestre que se hizo la prueba. El hisopado. 

R: Efectivamente. Cada uno va a tener que tomar una decisión, si quiere hacerse un examen y pagar por él cada día porque quiere ir hoy al restaurante, mañana al cine, al otro día a un casamiento de un familiar. Y en temas de justicia social, es mucho más justo que la persona que no quiere vacunarse- aunque puede vacunarse y la vacuna es gratuita y accesible- tenga que sufrir, en algún modo, algunas medidas que cierto que  no son cómodas de ninguna manera, pero,son necesarias  para proteger a los otros. Yo estoy protegiendo a los otros poniéndome la vacuna y esa persona va a tener que proteger a los otros haciéndose el examen. No hemos encontrado en el mundo un tercer camino que sea más cómodo.

P: Te agradezco muchísimo Jaim por tu interesante análisis

R: Gracias a ti.

 

Semanariohebreojai

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.