Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| martes mayo 17, 2022

Escritor iraquí: El 25avo aniversario de Al-Jazeera no es un logro para ser celebrado sino más bien es fuente de vergüenza


En anticipación al 25avo aniversario de la red de medios de comunicación de Qatar Al-Jazeera, el periodista iraquí ‘Ali Al-Sarraf escribió un artículo en el que critica severamente a la red y a su fundado el ex-emir de Qatar jeque Hamad bin Khalifa Aal Thani, el padre del actual emir, Tamim bin Hamad Aal Thani. El artículo, publicado en el diario emiratí en Londres Al-Arab, afirma que Al-Jazeera fue creado como herramienta para hacer realidad el plan del jeque Hamad de derrocar a los países árabes y convertir la región en un escenario de guerra y de lucha. Este agrega que Al-Jazeera, que se ha convertido en vocero de la Hermandad Musulmana, no es una plataforma de noticias sino una plataforma provocadora destinada a crear caos y estar al servicio del plan de Qatar de sembrar destrucción en la región. Los pueblos de la región, dice Al-Sarraf, siguen contando víctimas de las fútiles e inútiles guerras avivadas por Al-Jazeera y por ende, su aniversario no debe ser celebrado sino más bien olvidado.

El ex-emir qatarí jeque Hamad bin Khalifa Aal Thani se dirigió al evento que conmemoró el 25avo aniversario de la fundación de Al-Jazeera como medio de comunicación(Fuente: Aljazeera.net, 1 de noviembre, 2021)
El ex-emir qatarí jeque Hamad bin Khalifa Aal Thani se dirigió al evento que conmemoró el 25avo aniversario de la fundación de Al-Jazeera como medio de comunicación(Fuente: Aljazeera.net, 1 de noviembre, 2021)

Lo siguiente son extractos traducidos del artículo de Al-Sarraf:[1]

«¿Qué se hace cuando uno ha experimentado un incidente doloroso, dañino y violento que no puede ser superado? Alá le ha otorgado a uno la capacidad de olvidar. Eso es lo mejor que puede hacerse en el caso del canal de televisión Al-Jazeera, cuya creación hace 25 años fue recientemente celebrada por el anterior emir de Qatar, jeque Hamad bin Khalifa Aal Thani. Al celebrar el aniversario de la fundación del canal, este lo presentó como un milagro de liberación y como plataforma para el sacrificio y por los mártires y lo defendió como un proyecto mediático que afronta retos muy difíciles.

«A primera vista, Al-Jazeera es de hecho un proyecto de medios de comunicación, pero también es un proyecto político. Describirlo como una nueva plataforma es simplemente aprovechar la falta de atención de la gente. Para aquellos que se quemaron debido a su fuego, las declaraciones del jeque Hamad no hacen nada más que abrirles las heridas y echarles un poquito más de sal sobre estas.

«Una de las heridas es que el jeque Hamad quería que Al-Jazeera fuese el rostro de su plan especial para hacer pedazos a los países de la región y convertirlos en focos de guerras civiles y de luchas tribales, religiosas y políticas de todo tipo. Cuando este vergonzoso plan fue expuesto, este se vio obligado a renunciar al trono, pero Al-Jazeera nunca detuvo sus acciones y su plan permaneció intacto y sin cambios.

«Al-Jazeera ha cumplido su propósito de servir como herramienta para destrozar países y sembrar la destrucción y el caos y eso es lo que animó al jeque Hamad a regresar del mundo de la vergüenza y celebrar los objetivos alcanzados.

«Naturalmente, algunos dirán que estas afirmaciones son solo calumnias contra Al-Jazeera y Qatar, pero eso son meras tonterías. Nadie tan perspicaz puede ignorar el hecho de que todavía estamos pagando por la conducta de Al-Jazeera, en el colapso de los regímenes políticos que pudieran haberse evitado y en luchas civiles innecesarias. Debido a que, además de este ‘proyecto mediático’ (es decir, Al-Jazeera), Qatar también financió a partidos extremistas, organizaciones terroristas y el caos político, creando víctimas y daños económicos…

«Al-Jazeera no puede distinguirse de los planes destructivos liderados por el jeque Hamad y creo que este no se escapará de ser responsabilizado por esta situación, ni tampoco su canal Al-Jazeera. Las víctimas que murieron en la guerra civil financiada por Qatar en Siria, la destrucción que este alentó en Egipto, el fallido régimen de la Hermandad Musulmana que aplaudió en Túnez y la destrucción y división que aún prevalecen en Libia, todo esto era parte del plan de Qatar y Al-Jazeera se convirtió en la plataforma de medios de este plan. Así que existe un precio que pagar y aquellos que implementaron este plan deben rendir cuentas como los criminales de guerra que criaron la propaganda que alimentó el plan para desgarrar en pedazos la región y servir ante los objetivos que muchos de los investigadores han expuesto…

«La pregunta no es si estas afirmaciones son injusticias para Qatar y Al-Jazeera. La pregunta es ¿por qué Qatar perpetra tal injusticia contra nosotros? ¿Qué hicimos? ¿Qué le hizo Libia a Qatar para convertirse en víctima de los planes de las organizaciones terroristas y de bandas políticas? ¿Qué le hizo Siria a Qatar, para merecer que el ex-canciller de Qatar jeque Hamad bin Jassem, le prometiera $100 millones a las organizaciones terroristas para que derroquen a Siria pero no al régimen de Bashar Al- Assad? ¿Qué le hicimos a Qatar, para que invirtiera su dinero en llevar al borde del abismo a un país de la magnitud de Egipto?

«Es cierto que Al-Jazeera ha dicho en voz alta lo que antes se dijo sólo en secreto. Pero ¿existe algún tonto en el mundo que no se dé cuenta de que no hizo esto para ventilar sus asuntos privados sino para defender su sucio plan? Es bueno debatir, airear diferencias y controversias y exponer los defectos y mantenerse callados sobre estos. Pero esa es solo la mitad de la ecuación. La segunda mitad es el tema del por qué debatimos y la respuesta revelará si Al-Jazeera es un tesoro dorado o un trozo de madera empapado en aguas residuales.

«Lo único detrás del falso profesionalismo de Al-Jazeera es que hizo mucho ruido en un ambiente silencioso. Es como un niño que vivía en una casa donde nadie hablaba nunca en voz alta sino susurraban, que finalmente estalló y comenzaron a gritar, maldecir, destrozar muebles y golpear a los invitados con sus zapatos. Pero ¿es eso realmente opinar y contra-opinar? ¿O es solo un intento de utilizar la crudeza y rudeza como medio para provocar un debate sobre-excitante?

«¿Es sorprendente que tales debates sean excitantes? Cualquier cosa inusual es excitante y el deseo de excitar inevitablemente condujo a arrojarse los zapatos mutuamente. ¿Por qué? Porque cuando la gente que es muy superficial intercambia golpes siempre llega a esto. ¿Qué tipo de diálogo es cuando Al-Jazeera invita a algún periodista débil para que defienda a Arabia Saudita y lo confronte con un periodista firme al que se le permitió preparar su munición de antemano?

“La filosofía de Al-Jazeera es desafiar, destruir, maldecir y hacer imposible la coexistencia de ideas diferentes y todo para alimentar la idea de ruina, asesinato, anarquía y de total desacuerdo. Esto no tiene nada que ver con la democracia.

«La democracia es un programa de convivencia y construcción, un plan para encontrar puntos comunes entre opiniones y contra-opiniones y no para proferir injurias y maldiciones entre los proponentes de opiniones diferentes. Tampoco la democracia es un plan para librar guerras por los canales de televisión por satélite que se convierten en guerras mortales en el terreno. Es un plan conjunto con el propósito de lograr objetivos racionales y no una lucha bizantina sin rumbo.

“Al-Jazeera fue creado para hacer todo lo que ha hecho y luego para servir como elemento que deliberadamente causa el caos y sirve de plataforma para todas las luchas y como representante de argumentos inútiles.

«No pasó mucho tiempo para que se descubriera que Al-Jazeera se había convertido en una plataforma oficial de la Hermandad Musulmana. Es esta banda mafiosa la que sirvió de ‘guía espiritual’ que nos llevó a la división y a la desintegración… y aseguró que las luchas se convertirán en guerras civiles en todos y cada uno de los hogares y entre todos aquellos vecinos.

«Qatar defendió el papel realizado por Al-Jazeera, porque el plan de destrucción se convirtió en su único plan, tanto que se hizo difícil saber si Qatar era Al-Jazeera o Al-Jazeera era Qatar…

«El jeque Hamad celebró el 25avo aniversario de la fundación Al-Jazeera mientras muchos pueblos árabes aún están contando a sus muertos. No existe ningún llamado a celebrar esta vergüenza. Es mejor ocultarla y olvidarla».


[1] Al-Arab (Emiratos Árabes Unidos), 4 de noviembre, 2021.

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.