Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles diciembre 1, 2021

¿Cuál es el papel de Startup Nation en los próximos 100 años de Israel?

CTech habló con el ex embajador de Israel en los EE. UU. Michael Oren sobre su ambicioso manifiesto, Israel 2048


Michael Oren. Foto Oficial

Israel se acerca a su primer centenario y tiene innumerables logros de los que puede estar orgulloso. Ya sea defendiendo sus fronteras, aumentando su población o la escena de alta tecnología sin precedentes que está atrayendo la atención de todo el mundo. A medida que el mundo se acerca al 2048 y al centenario del cumpleaños de Israel, muchos miran hacia lo que el Estado oficial del pueblo judío puede lograr en el futuro.

 

“Los israelíes no hablan del futuro, solo hablamos de lo que está pasando hoy o mañana. Y hay cuestiones que si no comenzamos a discutir ahora, no podemos, ni por un tramo de la imaginación, estar seguros que tendremos un segundo siglo exitoso ”, explicó Michael Oren, ex embajador de Israel en los EE. UU. y autor del manifiesto de 53 páginas ‘Israel 2048‘. Escrito después de hablar con el entonces primer ministro Benjamin Netanyahu durante la primera ola de la pandemia, Oren ha destacado varios factores que cree que son imperativos para la supervivencia del pueblo judío.

 

Descrito como «más que presentar preguntas, sino identificar preguntas», Oren destaca varios puntos que él cree que deben abordarse cuando se mira a Israel. En particular, lo que significa ser un estado-nación del pueblo judío o qué relación debería tener ese estado con sus residentes no judíos, entre otras cuestiones.

“Los publiqué para estimular el debate. Y mucha gente no estará de acuerdo con lo que dije, lo cual está perfectamente bien ”, dijo Oren.

 

Oren se desempeñó como embajador de Israel en los Estados Unidos bajo el entonces presidente Barack Obama de 2009 a 2013, renunciando a su ciudadanía estadounidense para hacerlo. Tras mudarse a Israel en 1979, se unió a las Fuerzas de Defensa de Israel y sirvió como paracaidista en la Guerra del Líbano de 1982. A lo largo de su carrera, Oren ha escrito muchos artículos que comentan sobre temas políticos y escribió 60 artículos de opinión solo durante su etapa como Embajador. El Manifiesto Israel 2048 es el último trabajo que explora la cultura, la identidad y la política y cómo se relacionan con el futuro de la nación. Hablando con CTech, destacó el futuro de una facción importante: Startup Nation.

 

«Hay varias formas de defenderlo», explicó. “Una es garantizar que las FDI sigan siendo el ejército de ciudadanos. Si las FDI se convierten en un ejército voluntario como Estados Unidos, las personas con talento tecnológico no entrarían en el ejército. Y eso sería enorme. Esa es la incubadora de la alta tecnología israelí «.

 

Después de años de estancamiento, el país recibió este año un nuevo primer ministro en la forma de Naftali Bennett. Como antiguo experto en tecnología, seguramente es consciente de la necesidad de Startup Nation y de cómo su capacidad para prosperar es esencial para los años futuros del país. El hecho que Israel atraviese actualmente una escasez de talento solo pone de relieve la necesidad de atraer a personas del extranjero para que sigan haciendo ‘Aliyah’, en un acto de reubicación. Oren sostiene que una de las formas en que esto se puede lograr es mediante políticas de inmigración más relajadas.

 

“Nuestra política de inmigración se basa en la Ley de Retorno, pero si una empresa de alta tecnología necesita un cierto tipo de ingeniero y ese ingeniero está disponible solo en India, tenemos que poder hacer que esa persona viva en el Estado de Israel, » él dijo.

 

El talento israelí a menudo se ve seducido para que trabaje en grandes empresas globales como Amazon, Facebook y Microsoft, y las empresas israelíes, a su vez, son seducidas para que las adquieran. La llegada de nuevas potencias como Wix y Playtika se está volviendo rara, incluso empresas como Mobileye están siendo adquiridas por jugadores globales con etiquetas de precio de mil millones de dólares.

 

“Ahora mismo los ingenieros que son los mejores, y hay escasez de ellos, son devorados por los grandes gigantes internacionales”, coincidió. “Todo ese conocimiento que recibió ese ingeniero básicamente se está subcontratando. Tenemos que crear subsidios para que las empresas emergentes israelíes tengan acceso a muchos ingenieros. Tenemos que mantener la inversión en alta tecnología y también tenemos que desarrollar una marca nacional. Toda esta cultura de venderse va en contra de continuar con nuestra capacidad de mantener nuestra ventaja «.

 

De hecho, el gobierno israelí está ayudando a comunidades típicamente subrepresentadas en el sector de alta tecnología a ponerse al día con las personas cibernéticas que se reunieron y se unieron a las FDI. Las comunidades haredí y árabe tienen programas de educación técnica en los que pueden completar títulos de ciencias de la computación en tiempos más cortos, y se está mejorando el acceso para ayudar a llenar la escasez de talento y preparar a las generaciones futuras para trabajar en el sector en auge. Oren, que cree que Israel algún día será pionero en la tecnología médica y la producción de chips de computadora, pide la ayuda de los subrepresentados y del extranjero para prepararse para los próximos 100 años.

 

“Tenemos que incentivar a las empresas para que se queden aquí. E incentivar a los ingenieros cuando salen del Technion a no ir a Apple, sino a trabajar para una pequeña empresa emergente y el gobierno los subsidia por hacerlo. Tenemos que invertir en educación técnica, particularmente para los haredim, donde no tienen que ir a la universidad durante 3-4 años, sino que deben ir a un programa de 1-2 años en programación o ciencias de la computación «.

 

El futuro tecnológico de Israel es solo un aspecto de Israel 2048, pero Oren está de acuerdo en que debe discutirse ahora para asegurar un segundo siglo fuerte. El manifiesto analiza todos los aspectos de la vida israelí, como el desarrollo legislativo, político, religioso y diplomático.

 

“Hay problemas que no son solo la calidad de vida. Temas como la poligamia, los asentamientos ilegales, la ruptura de la soberanía sobre diversas poblaciones y territorios. Estos van a la esencia misma de nuestra existencia y si podemos seguir siendo un estado soberano. Debemos comenzar a discutirlos y tener una comprensión más amplia de ellos para tener un segundo siglo exitoso ”, concluyó.

Si desea leer el manifiesto en ingles haga click aqui here.

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com por Dori Lustron

https://www.calcalistech.com/ctech/articles/0,7340,L-3922193,00.html

Fathom – 1967 | 'The Palestinians won't pay the price of peace, which is recognition': an interview with Michael Oren

Micha Oren es estadounidense. No es ciudadano estadounidense, por supuesto. Entregó ese pasaporte cuando se convirtió en embajador de Israel en Washington en 2009. Su servicio de combate en el Líbano en la década de 1980 se llevó a cabo con un uniforme de paracaidista de las FDI, no con el de un infante de marina estadounidense. De hecho, sus credenciales israelíes son impecables, incluida incluso esa apoteosis de la experiencia israelí, un niño herido en batalla. Su hebreo es fluido, su árabe es erudito. Después de 36 años en su tierra adoptiva, es difícil pensar en algún sentido en el que no sea israelí. Y todavía. A lo largo de su viaje desde un adolescente disléxico y frustrado de Nueva Jersey con los nudillos marcados en peleas con matones antisemitas hasta un embajador con un doctorado en Princeton y dos bestsellers del New York Times a su nombre, ha enmarcado la notable historia de su vida en términos profundamente estadounidenses.
TOI
 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.