Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| miércoles enero 26, 2022

La administración de Biden guarda silencio contra la amenaza terrorista de los mulás de Irán

Uno de los principales objetivos de los líderes iraníes al empoderar a sus milicias y grupos terroristas en otros países es exportar la Revolución de la República Islámica a otras naciones. Esta misión es, de hecho, parte de la Constitución de Irán


Joe Biden. Youtube

A raíz de la mayor incautación de armas y combustible de grupos terroristas iraníes hasta la fecha, la administración Biden ha permanecido en silencio.

El Departamento de Justicia de EE. UU. anunció el 7 de diciembre de 2021 el decomiso con éxito de dos grandes depósitos de armas iraníes. Según se informa, las armas incluían armas avanzadas como «171 misiles antitanques guiados, ocho misiles tierra-aire, componentes de misiles de crucero de ataque terrestre, componentes de misiles de crucero antibuque, ópticas de armas térmicas y otros componentes para misiles y vehículos aéreos no tripulados  [drones] «. La Marina de los Estados Unidos también confiscó productos petrolíferos iraníes de «cuatro petroleros de bandera extranjera en el Mar Arábigo o sus alrededores mientras se dirigían a Venezuela. Estas acciones representan las incautaciones más grandes jamás realizadas por el gobierno de cargamentos de combustible y armas desde Irán».

 

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC), creado como un contrapeso militar al ejército del Sha para promover la Revolución de Irán de 1979, y designado como organización terrorista por el Departamento de Estado de Estados Unidos, orquestó estos envíos.

 

El IRGC es también la columna vertebral del establecimiento clerical en Irán. Los cuadros superiores del CGRI y el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei disfrutan de la última palabra en la política y el apoyo de representación interna y externa de Irán. El IRGC, además, se dedica a la represión interna de los disidentes; la supresión de la libertad de expresión, prensa y reunión, y el encarcelamiento de opositores políticos. La oficina de Washington de un grupo de oposición iraní, el Consejo Nacional de Resistencia de Irán (NCRI), ha publicado un libro de 175 páginas , «El ascenso del Imperio Financiero del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria», que demuestra que el IRGC controla más de la mitad del PIB de Irán y posee varias potencias económicas importantes y dotaciones religiosas, como Astan-e Qods Razavi, en la ciudad nororiental de Mashad. El NCRI también publicó otro libro detallado sobre 15 centros de entrenamiento de terroristas iraníes, donde el IRGC brinda entrenamiento ideológico, militar y táctico a reclutas extranjeros, que luego son enviados a realizar actividades terroristas en el Medio Oriente y más allá.

Estos envíos de armas, que se dirigían a los hutíes en Yemen, es otra violación más por parte de Irán de la Resolución 2140 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas :

«Obligación de congelar todos los fondos, otros activos financieros y recursos económicos que sean propiedad o estén controlados, directa o indirectamente, por las personas o entidades designadas por el Comité, o por las personas o entidades que actúen en su nombre o bajo su dirección, o por entidades poseídos o controlados por ellos; no se pondrán a disposición fondos, activos financieros o recursos económicos  para el beneficio de tales personas o entidades «.

Desafortunadamente, la administración Biden ha permanecido en silencio, presumiblemente porque no quiere echar a perder la perspectiva de revivir el endeble y letal acuerdo nuclear de 2015, también conocido como el JCPOA, que en realidad es una pista de aterrizaje para la República Islámica, en unos pocos años. , tener un arsenal nuclear ilimitado.

Mientras tanto, los hutíes en Yemen han tenido la suerte de tener a Irán como un poderoso aliado en los intentos de derrocar al Reino de Arabia Saudita, presumiblemente para tomar posesión de los dos lugares más sagrados del Islam, La Meca y Medina. Los partidarios iraníes de los hutíes no dejarán que se queden sin municiones. El gobierno iraní sigue insistiendo en el contrabando de armas y tecnología ilícitas hacia Yemen.

 

Los esfuerzos de Irán para pasar de contrabando estas armas ilícitas a su milicia y grupos terroristas dan una idea de las tácticas y estrategias a largo plazo de los representantes armados y entrenados por Irán en todo el Medio Oriente. Sus planes y agenda parecen estar construidos sobre cuatro pilares: desestabilización, conflicto, asesinato y el rechazo de cualquier solución que tenga orígenes sunitas u occidentales. El conflicto en Yemen significa más para el régimen iraní que simplemente burlarse de sus rivales del Golfo. Más bien, parece ser una cruzada ideológica para unir al mundo musulmán bajo su propio gobierno islamista, una que siempre verá cualquier intento de paz como un mero retraso en el proceso.

El régimen iraní utiliza varios métodos, a través de vuelos terrestres, marítimos y comerciales, para contrabandear armas. Según el ex embajador de Israel en la ONU, Danny Danon:

«La Fuerza Al-Quds iraní empaca armas, municiones y tecnología de misiles para Hezbollah en maletas y las coloca en vuelos de Mahan Air … Estos aviones vuelan directamente al aeropuerto en el Líbano o Damasco y desde allí las armas se transfieren en tierra a Hezbollah «.

 

Uno de los principales objetivos de los líderes iraníes al empoderar a sus milicias y grupos terroristas en otros países es exportar la Revolución de la República Islámica a otras naciones. Esta misión es, de hecho, parte de la Constitución de Irán. La Constitución, dice su preámbulo , «proporciona la base necesaria para asegurar la continuación de la Revolución en el país y en el extranjero». La Constitución iraní continúa diciendo que el Ejército y la Guardia Revolucionaria de Irán

«será responsable no solo de resguardar y preservar las fronteras del país, sino también de cumplir la misión ideológica de la yihad (chiíta) a la manera de Dios; es decir, extender la soberanía de la ley (chiíta) de Dios por todo el mundo … con la esperanza de que este siglo sea testigo del establecimiento de un gobierno santo universal y la caída de todos los demás «.

La administración Biden necesita, de una vez por todas, abandonar su política de apaciguamiento hacia los mulás gobernantes de Irán. Están a cargo de un régimen depredador que ha sido llamado discretamente el principal patrocinador estatal del terrorismo en el mundo . Sin embargo, la actual administración estadounidense parece empeñada en empoderarlos.

***El Dr. Majid Rafizadeh es estratega y asesor de negocios, académico con estudios en Harvard, científico político, miembro de la junta de Harvard International Review y presidente del Consejo Internacional Americano para el Medio Oriente. Es autor de varios libros sobre el Islam y la política exterior de Estados Unidos.

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/18036/iran-terror-threat

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.