Por Israel
Síguenos en Facebook Twitter YouTube RSS Feed
| viernes mayo 20, 2022

Los árabes ‘frustrados’ con la política de Biden hacia Irán

Estos árabes, dicen que ven a Irán y Estados Unidos, y no a Israel, como las principales amenazas a su seguridad y estabilidad


Queda por ver si la administración de Biden y las otras partes que negocian con los mulás de Irán prestarán atención a las voces provenientes del mundo árabe, o seguirán permitiendo que los mulás los engañen haciendo que se levanten las sanciones de Estados Unidos mientras Teherán continúa avanzando en sus planes. para obtener armas nucleares y extender su control a más países árabes. (Fuente de la imagen: iStock)

El presentador de televisión nacido en Siria, Faisal Al-Kasim, preguntó recientemente a sus 5,9 millones de seguidores en Twitter lo siguiente: «¿Qué es mejor, la reputación de Israel o la reputación de Irán en la región [de Oriente Medio]?» El resultado de la encuesta mostró que el 74,8% consideraba que Israel tenía una mejor reputación frente al 25,2% a favor de Irán.

Al día siguiente, Al-Kasim, que presenta un popular programa de debate en la red Al-Jazeera de propiedad de Qatar llamado The Opposite Direction , realizó otra encuesta en Twitter. Esta vez preguntó a sus seguidores: «¿Apoyáis el bombardeo israelí de Irán y sus milicias en Siria?».

Según los resultados de la encuesta, el 77,8 % dijo que apoyaba los ataques militares israelíes, mientras que solo el 22,2 % expresó su oposición.

Los hallazgos de Al-Kasim no sorprendieron a muchos árabes, especialmente a los que viven en los estados del Golfo, que continúan expresando su profunda preocupación por la continua intromisión de Irán en sus asuntos internos.

Esta preocupación se expresa a medida que se llevan a cabo en Viena las conversaciones destinadas a restaurar el acuerdo nuclear de 2015, el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), entre Irán y las potencias mundiales que son signatarias del acuerdo.

Los iraníes exigen el levantamiento total de las sanciones impuestas por EE. UU. tras su retirada unilateral del acuerdo en 2018, como condición previa para alcanzar un nuevo acuerdo con las potencias mundiales.

Muchos árabes, sin embargo, están preocupados por el apaciguamiento percibido de los mulás en Teherán por parte de los europeos y la administración Biden.

Refiriéndose a los comentarios del enviado especial de EE. UU. para Irán, Robert Malley, quien le dijo a CNN que «en algún momento en un futuro no muy lejano, tendremos que concluir que el JCPOA ya no existe, y tendríamos que negociar un acuerdo totalmente nuevo trato diferente», el periódico saudita Al-Yaum describió las declaraciones como «mensajes frustrantes que reflejan la posición general de Estados Unidos hacia la escalada iraní».

El periódico dijo que la posición de la administración Biden “plantea un signo de interrogación sobre la seriedad de los esfuerzos estadounidenses para salvar al mundo de las amenazas iraníes”.

“El régimen iraní insiste en adoptar, apoyar y armar a entidades terroristas para seguir cometiendo crímenes y violaciones que desestabilizan la seguridad y la estabilidad y el deterioro de la situación humanitaria en la región”.

Según el experto militar iraquí Adnan Salman:

“Las intervenciones de Irán en países vecinos como Irak, Siria, Yemen, Líbano, Bahréin y Kuwait se han vuelto claras y tangibles… Irán creó muchos partidarios en estos países para implementar su antigua política de exportar la revolución [islámica]”.

El escritor y analista político saudita Abdel Aziz Khamis señaló que desde la invasión estadounidense de Irak en 2003, aumentaron los «pasos expansionistas» de Irán en la región. La intervención iraní, dijo Khamis , alcanzó su clímax cuando Irán se jactó de ocupar cuatro capitales árabes: Bagdad, Beirut, Sana’a y Damasco:

“Los iraníes han convertido estas capitales árabes en bases para sus milicias armadas, proporcionándoles dinero, armas y todo lo que necesitan para afirmar la hegemonía de Irán sobre la región… El grupo Ansar Allah en Yemen [los Houthis], Hezbolá en el Líbano, las Brigadas de Hezbolá y las Brigadas Sayed al-Shuhada y otras pandillas en Irak, así como otras pandillas brutales en los territorios sirios y palestinos, han servido como herramientas que permitieron a Teherán interferir en los asuntos de estos países y amenazar a otros”.

Al igual que otros comentaristas árabes, Khamis dijo que no comprende el silencio y la indiferencia de la comunidad internacional hacia la «situación agravante de la manipulación iraní de la región».

Saleh Al-Qallab, un destacado escritor jordano y exministro de información, advirtió que la «penetración iraní en la región árabe ha cruzado todas las fronteras».

«La situación en esta región no es nada cómoda», dijo. «Lo que Irán está haciendo equivale a una guerra abierta contra los árabes».

Al-Qallab señaló que la milicia Houthi respaldada por Irán en Yemen ha estado lanzando ataques con cohetes y aviones no tripulados contra Arabia Saudita. Hizo un llamado a los árabes para que se unan detrás de Arabia Saudita mientras continúa enfrentando amenazas por parte del representante de Irán.

El exministro de Información y Cultura de Kuwait, Saad Bin Tefla Al-Ajami, dijo que a las potencias mundiales que actualmente están negociando con los iraníes en Viena no les importan las «políticas hostiles» de Irán hacia los árabes. “Irán está interfiriendo en la región con el objetivo de dominarla”, remarcó Al-Ajami.

“Irán está impulsado por una combinación de ideología racista y la ausencia de un elemento de disuasión árabe o internacional para detener su flagrante interferencia en la región [árabe]. Irán busca crear un estado dentro de un estado en los países árabes. El modelo libanés actual de La hegemonía de Irán a través de Hezbollah es el modelo al que aspira y planea Irán en todos los países árabes”.

Al-Ajami expresó su decepción por el fracaso de la comunidad internacional para actuar para «disuadir la intrusión iraní». La comunidad internacional, cuyos representantes están negociando con los iraníes en Viena sobre el programa nuclear de Teherán, «no está preocupada por las políticas agresivas [de Irán] contra nosotros», agregó. “Las prioridades e intereses de las potencias mundiales son diferentes a los nuestros, aunque son conscientes de las políticas desestabilizadoras de Irán para toda la región”.

Haciéndose eco de la creciente preocupación de los países árabes por la política actual de Estados Unidos hacia Irán, el escritor egipcio Emil Amin dijo que la decisión de la administración Biden de negociar con los iraníes era «peligrosa e intrigante».

La administración Biden, agregó Amin, se niega a revelar información sobre las negociaciones que podría «presentar graves peligros» para Estados Unidos.

“La administración de Biden argumenta que hacer que esta información esté disponible puede dañar la seguridad nacional estadounidense y revelar fuentes de inteligencia. Esta excusa es endeble y débil. Aquí está la verdad clara: la débil administración de Biden se esfuerza por llegar a un acuerdo [con Irán] a toda costa. para embellecer su imagen frente a los estadounidenses».

Tales advertencias por parte de los árabes sobre las intenciones maliciosas de Irán surgen cada vez que las potencias mundiales y los iraníes reanudan las conversaciones sobre el acuerdo nuclear en Viena.

Estas advertencias reflejan la creciente preocupación en el mundo árabe por un acuerdo que envalentonaría a los mulás de Irán y los alentaría a continuar con sus políticas «expansionistas y hostiles» contra los árabes. Las advertencias, que se han convertido en un lugar común en los medios árabes, están dirigidas principalmente a la administración Biden.

Sin embargo, es alentador ver el creciente apoyo entre los árabes a los ataques militares de Israel contra las milicias respaldadas por Irán en Siria. Los árabes parecen entender que la intervención de Irán en Siria ha causado más violencia y derramamiento de sangre allí.

Del mismo modo, la mejor reputación de Israel en comparación con Irán entre muchos árabes, como lo muestra la encuesta realizada por la personalidad de la televisión nacida en Siria, es un punto de luz.

Estos árabes, en resumen, dicen que ven a Irán y Estados Unidos, y no a Israel, como las principales amenazas a su seguridad y estabilidad.

Ahora queda por ver si la administración de Biden y las otras partes que negocian con los mulás prestarán atención a las voces provenientes del mundo árabe, o seguirán permitiendo que los mulás los engañen haciendo que se levanten las sanciones de Estados Unidos mientras Teherán continúa avanzando en su política de planes para obtener armas nucleares y extender su control a más países árabes.

Khaled Abu Toameh es un periodista galardonado con sede en Jerusalén.

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com por Dori Lustron

https://www.gatestoneinstitute.org/18123/arabs-biden-iran-policy

 
Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Debes estar conectado para publicar un comentario. Oprime aqui para conectarte.

¿Aún no te has registrado? Regístrate ahora para poder comentar.